Recetas para aliviar molestias del resfriado

alivia las molestias del resfriado

Cinco Mujeres se dio a la tarea de buscar unas recetas caseras para aliviar tus molestias contra el resfriado pero que sean efectivas.

Permanece hidratado. El agua, los jugos, el caldo claro o el agua tibia con limón y miel ayudan a aflojar la congestión y previenen la deshidratación. Evita el alcohol, el café y las gaseosas con cafeína, que pueden empeorar la deshidratación.
Descansa. El cuerpo necesita sanar y es básico un descanso para recuperarte mejor.

Alivia el dolor de garganta, debes hacer unas gárgaras.

Ingredientes:
¼ o ½ cucharadita de agua salada
Un vaso de agua de 240 mililitros

Preparación:

Mezclar todo y hacer gárgaras, esto puede aliviar temporalmente el dolor o la picazón de la garganta. Es poco probable que los niños menores de 6 años puedan hacer gárgaras adecuadamente. Así que no lo intentes con menores de 6 años, porque podrían beberla.

También puedes probar con trocitos de hielo, aerosoles para el dolor de garganta, pastillas o caramelos duros. Ten precaución cuando les des pastillas o caramelos duros a los niños porque se pueden atragantar. No les des pastillas ni caramelos duros a los niños menores de 6 años.

Contra el taponamiento.

Los aerosoles y las gotas nasales de solución salina de venta libre pueden ayudar a aliviar el taponamiento y la congestión nasal. En los bebés, los expertos recomiendan aplicar varias gotas de solución salina en una fosa nasal, luego succionar suavemente esa fosa nasal con una pera de goma. Para hacerlo, aprieta la pera de goma, coloca suavemente la punta de la pera en la fosa nasal aproximadamente 1/4 a 1/2 pulgadas (alrededor de 6 a 12 milímetros) y suelta la pera poco a poco. Los aerosoles nasales con solución salina se pueden usar en los niños mayores.


Agrega humedad al aire. Un vaporizador o un humidificador de vapor frío pueden agregar humedad a tu hogar, lo que podría ayudar a aflojar la congestión. Cambia el agua a diario, y limpia la unidad según las instrucciones del fabricante.

Si gustas puedes poner a hervir agua y colocarle una cucharada de ungüento de alcanfor, aceite de eucalipto y mentol, dejarlo en la habitación y hacer aspiraciones profundas al vapor de esta mezcla, incluso puedes colocarte una toalla sobre la cabeza y empinarte directamente sobre la olla con esta mezcla (solo ten cuidado para no quemarte).

Otras sugerencias son:
Vitamina C: parece que en su mayor parte tomar vitamina C no ayudará a que una persona promedio prevenga un resfrío. Sin embargo, es posible que tomar vitamina C antes de la aparición de los síntomas del resfrío disminuya la duración de los síntomas. La vitamina C puede proporcionar beneficios para las personas con un riesgo alto de gripa debido a la exposición frecuente, por ejemplo, los niños que asisten a un lugar de cuidado de niños en grupo durante el invierno.
Equinácea. Los resultados de estudios sobre si la equinácea previene o acorta el resfrío son mixtos. Algunos estudios no muestran beneficios. Otros muestran una reducción leve en la gravedad y la duración de los síntomas de resfrío cuando se toma durante las primeras etapas del resfrío. Es posible que los distintos tipos de equinácea utilizados en diferentes estudios hayan contribuido con los resultados variados.

Parece que la equinácea es más eficaz si la tomas cuando notas los síntomas del resfrío y continúas tomándola de siete a 10 días. Parece que es segura para adultos sanos, pero puede interactuar con muchos medicamentos. Consulta a tu médico antes de tomar equinácea o cualquier otro suplemento.


Zinc. Se ha estado hablando sobre la administración de zinc para la gripa desde que un estudio en 1984 mostró que los suplementos de zinc prevenían que la gente se enfermara. Desde entonces, las investigaciones han arrojado resultados mixtos sobre el zinc y los resfriados.

Algunos estudios muestran que las pastillas o el jarabe de zinc reducen la duración de un refrío por un día, en especial cuando se toman dentro de las 24 horas de los primeros signos y síntomas de un resfrío.

El zinc también tiene efectos secundarios potencialmente perjudiciales. Habla con tu médico antes de considerar tomar zinc para prevenir o reducir la duración de los resfriados.

Artículo anterior“No validaré un fraude interno”: Nancy de la Sierra
Artículo siguienteImpulsa Issste la prevención de enfermedades