domingo, febrero 25, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

El relanzamiento de Xóchitl

En opinión de Federico Berrueto, Xóchitl Gálvez con Santiago Creel retoman el control de su campaña y la redirecciona para recuperar su sentido original: enfrentar con determinación a AMLO.

No deja de ser una ironía que sea un evento de cierre en el que relance su campaña la candidata opositora Xóchitl Gálvez. Dejó pasar mucho tiempo para recuperar el ánimo opositor, seguramente por una estrategia errónea. Ahora sí se le vio con el talante, valor y coraje para representar a la mayoría de los votantes, unos -no pocos-, en el descontento y otros más en el deseo de una auténtica esperanza que la continuidad les niega.

Los días previos Morena, el presidente y su candidata se emplearon en capitalizar el error más grave y serio del Frente, cuando Marko Cortés, dirigente nacional del principal partido de la oposición, de manera inexplicable y contraproducente para su propia causa y la de Xóchitl Gálvez difunde un acuerdo cuyo contenido fue utilizado para argumentar la venalidad del PRI y PAN.

El acuerdo no muestra nada que Morena y sus aliados no practiquen cotidianamente, como revelan sus arreglos con priistas y panistas que han renunciado a sus partidos, o el sacrificio de Omar García Harfuch o el negociado silencio de Marcelo Ebrard y no se diga el manejo de las investigaciones de la línea 12 del Metro o los entendimientos con el crimen organizado. Impunidad a cambio de lealtad.

El acuerdo muestra la profunda desconfianza que media entre PRI y PAN. El pacto en lo oscuro explica la prisa de Alejandro Moreno para que Beatriz Paredes se retirara de la contienda para dejar en las dirigencias de los partidos la suerte de la candidatura presidencial. El gobernador de Coahuila, Manolo Jiménez, desató la furia de Marko Cortés quien pretendía hacerse de la candidatura de Torreón sin mérito alguno. Hasta los panistas de Coahuila repudiaron a su dirigente nacional y respaldaron la postura del gobernador. Mientras, Cortés sirve al adversario cuando éste vive un difícil momento por los escándalos de corrupción en el círculo familiar del presidente y financiamiento ilegal de campaña.

Xóchitl con Creel retoma el control de su campaña y la redirecciona para recuperar su sentido original: enfrentar con determinación a Andrés Manuel López Obrador. Desde ahora no será fácil y se espera, como este lunes, una cobertura noticiosa próxima al cerco mediático que denunciaba López Obrador en sus tiempos de opositor. Xóchitl ya ha pulsado el temor de los medios, intelectuales y empresarios; sus palabras del domingo son certeras: “no ayuden a afilar la guillotina que después será usada en su contra. Despierten y apoyen a un liderazgo que sí respeta y respetará la constitución y la ley”, sentenció.

La fuerza de un candidato descansa en su credibilidad como tal y la posibilidad de triunfo. El temor o la vacilación es el peor recurso para enfrentar a un adversario de la agresividad, sevicia e intransigencia de López Obrador. No importa que los empresarios -destacadamente sus representantes y los de medios de comunicación-, por miedo, interés o ingenuidad mantengan una postura afín al régimen y a su proyecto electoral. Se puede ganar si hay convicción de que la causa propia es de todos con el objetivo de resistir y vencer en las urnas al proyecto de involución democrática. Para el caso concreto entender que la movilización ciudadana hace posible el regreso de la pluralidad al Congreso, condición fundamental para contener al proyecto autoritario y recrear la alternancia en la presidencia de la República.

El país necesita una oposición eficaz que no deje en orfandad a los millones de mexicanos castigados por el mal gobierno o a aquellos ayunos de esperanza por la inseguridad, pobreza y corrupción. Ya se ha dicho, en las encuestas convencionales casi la mitad de los mexicanos reprueba al presidente López Obrador y la mayoría rechaza al gobierno en seguridad, salud, educación y combate a la corrupción. Estas cifras son relevantes ante el desproporcionado e ilegal despliegue propagandístico del régimen, de la complacencia de los órganos electorales ante la elección de Estado y ante la connivencia con el régimen de los factores de influencia y poder.

La mejor lección de que la alternancia es posible, aún en condiciones adversas e inciertas es el periplo de López Obrador de Macuzpana a Palacio Nacional. Lo que ha hecho ya en el poder es la mejor razón y argumento a tal fin. De eso se trata el relanzamiento de la candidata opositora Xóchitl Gálvez, movilizar a los ciudadanos en la protección de lo que es propio: democracia y libertades.

@Berrueto

MÁS DEL AUTOR

Otros factores de la contienda

El desencanto de Movimiento Ciudadano

El noble oficio del periodismo

ÚLTIMOS ARTÍCULOS