jueves, junio 13, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Aumento de la deuda. Podría crecer el déficit público

En su informe de Finanzas Públicas y Deuda Pública de abril, la Secretaría de Hacienda precisó que los ingresos totales del sector público crecieron a un menor ritmo en el cuatrimestre, con 5.8%, a 2 billones 621 mil 169.6 millones de pesos.
Estos datos elevaron el déficit fiscal a 377 mil 540.8 millones de pesos en los primeros cuatro meses de este año, desde 59 mil 189.6 millones en igual lapso del 2023, es decir, se multiplicó 6.4 veces.

El gasto se aceleró debido a las erogaciones para tratar de concluir las obras importantes del gobierno, aunque tal vez no se logren terminar antes de que acabe el sexenio.

Asimismo, se adelantó la entrega de los programas sociales para generar una mayor satisfacción entre la población, pero también por la restricción de repartir dinero previo a la elección. Esta circunstancia provocó, en el contexto electoral, un aumento de 51.1% en subsidios y transferencias.

Por otra parte, los ingresos tributarios del sector público en los primeros cuatro meses del año sumaron 1 billón 768 mil 312 millones de pesos, y crecieron 5.6% real, respecto de igual periodo de 2023.

Destacó la baja del ISR en 1.5%, mientras que en el IVA se reportó un crecimiento de 4.8%. Los ingresos petroleros crecieron 3.8% en el mismo periodo. Así, mientras el gasto creció a un mayor ritmo, los ingresos en Tesorería fueron más lentos, por un menor ritmo de avance en la recaudación y recursos petroleros.

Debido a la coyuntura política, ya se esperaba que el gasto público se incrementara, incluso desde la presentación del paquete económico 2024, situación que originó un aumento de las erogaciones a niveles que antes no se veían.

Al cuarto mes del año, la inversión física ascendió a 337.8 mil millones de pesos, lo que implicó un aumento de 27.7% frente al mismo periodo de 2023. El gasto de ramos administrativos creció 67% y de energía 253%.

Los rubros con mayores aumentos en las erogaciones de enero a abril de este año fueron del gasto programable con un alza de 24.2% real, a 2 billones 166 mil 795 millones de pesos.

Dentro de los gastos de operación del gobierno, las compras de materiales y suministros se elevaron 94.4%; las erogaciones en inversión física directa subieron 82.8% y la inversión financiera directa se elevó 169.3%.

Para los analistas el déficit fiscal en todo el año podría llegar a ser mayor al 5.9% del PIB previsto por Hacienda, alcanzando tal vez un 6.2% del PIB.

Para el 2025 se prevé una consolidación fiscal, para bajar el déficit a 2.5%, pero sería un ajuste muy fuerte y difícil de lograr, por los compromisos que existen de los subsidios para que opere el Tren Maya, el AIFA y la refinería Dos Bocas.

Mi correo ricardocaballerodelarosa@gmail.com

ÚLTIMOS ARTÍCULOS