sábado, febrero 24, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Agatha Christie y la cuestión feminista

Agatha Christie murió un 12 de enero, hoy recordamos a esta emblemática autora inglesa del género policíaco, sin duda una de las más prolíficas y leídas del siglo XX.

Hija de un próspero rentista de Nueva York que murió cuando ella tenía once años de edad, recibió educación privada hasta la adolescencia y después estudió canto en París.

Agatha Christie fue el fruto del matrimonio entre Frederick Alvah Miller, un corredor de bolsa estadounidense, y de Clarissa Margaret Boehmer, hija de un capitán de la Armada británica.

Fue la menor de tres hermanos. Su padre falleció cuando ella tenía once años y su madre le dio clases en casa, animándola a escribir desde muy joven. A la edad de 16 años, asistió a la escuela de la señora Dryden, en París, para estudiar, canto, danza y piano.

Se casó en primeras nupcias en 1916 con Archibald Christie, del cual se divorció en 1928, pero después de este matrimonio se le conoció mundialmente como la escritora de novelas y cuentos policiales y detectivescos, con el nombre de Agatha Christie. En sus varios matrimonios, tuvo ocasión de recorrer lugares del mundo y usarlos como escenarios de sus escritos.

En 1961 fue nombrada miembro de la Real Sociedad de Literatura y hecha doctora honoris causa en Letras por la Universidad de Exeter.

En 1971 se le concedió el título de Dama del Imperio Británico (Dame), un título de nobleza que en aquellos días se concedía con poca frecuencia.

Agatha Christie murió de causas naturales el 12 de enero de 1976, a la edad de 85 años, en Winterbrook House, Cholsey, cerca de Wallingford, Oxfordshire. Está enterrada en el cementerio de la iglesia de St. Mary, en Cholsey.

Agatha Christie y la cuestión feminista

Aunque Agatha Christie fue sin duda un ejemplo para la nueva mujer que surgía en el siglo XX después de la primera Guerra Mundial: independiente, deportista, intrépida, trabajadora, autosuficiente económicamente por méritos propios, mujer de éxito, viajera en solitario, admiradora de la juventud de los años veinte: alocada y aventurera, etc. 

También y en contraste fue una mujer de su tiempo, bastante clásica y conservadora. Quizá su evolución quedó determinada por causas ajenas a su voluntad (muerte de su padre, necesidad de dinero, divorcio, madre sola con niña).

Y ha sido criticada por el movimiento feminista cuando en una entrevista dijo:

“El mejor momento para planificar un libro es mientras estás lavando los platos”

Es por ello que sorprende que reprodujera sin rubor estereotipos femeninos muy negativos, que, si bien era moneda corriente en la época, ella debería haber sentido como inapropiados y censurables.

Pero es innegable que ella fue una mujer de su época, que rompió con todo ello que le impuso la sociedad, y dejó vereda caminada, siendo un referente para las escritoras y la literatura posterior a ella.

También podría interesarte:

La vida de Agatha Christie, la dama del misterio

El 15 de octubre Día de las Escritoras “rebeldes y transgresoras”

ÚLTIMOS ARTÍCULOS