domingo, mayo 26, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

6 hábitos para ser seguros de ti mismo en el trabajo

Compartimos estos 6 hábitos para que confíes en ti mismo y puedas crecer y avanzar.

Debes saber que es importante el que aprendas a ser seguro de ti mismo, especialmente cuando en el trabajo tienes la intención de ser productivo, de demostrar tu valor y de conseguir que escuchen tus ideas y propuestas.

Si eres una persona segura, aumentan las posibilidades de que los demás consideren que pueden confiar en ti.

Los demás saben lo que haces y que además mereces de su atención y claro la seguridad es lo que ayuda a que puedas defenderte cuando lo necesites y también luchas por conseguir lo que quieres cuando no lo estás obteniendo.

Requieres tener seguridad para pedir un aumento y para convencer a tu jefe que lo mereces, además requieres de ser un buen líder cuando te toca trabajar en equipo y para evitar que tu voz, opiniones y propuestas no se escuchen.

propuestas

Hay muchas cosas que pueden afectar la seguridad en uno mismo y el nivel de confianza de manera negativa, por lo que es importante tener a la mano unos cuantos buenos hábitos que pueden evitar esto y que te ayuden a estar en un punto adecuado.

6 hábitos que te ayudan a ser seguro de ti mismo en el trabajo.

Son muchas las cosas que te pueden hacer que aumente tu autoestima y tu seguridad en el el trabajo y la buena noticia es que son cosas que además te pueden ayudar a trabajar mejor y a lograr tus objetivos de forma eficiente.

Compárate contigo mismo.

Los especialistas explican que no debes compararte con otras personas, esto es porque cada uno se mueve a su propio ritmo y no requieres hacer las cosas de la misma forma que los demás para que sean correctas.

comparate

Sin embargo lo que si tienes que hacer es compararte contigo mismo, un ejemplo, realizando un análisis de cómo eras o dónde te encontrabas el año anterior y cómo te encuentras en la actualidad.

Lo que te puede ayudar a tener un escenario más claro de tu crecimiento personal y profesional y puede ayudarte también a identificar esas áreas en las que tienes que seguir trabajando.

Checa los avances.

Si es práctico para tu trabajo puedes hacer una bitácora, un diario o una agenda, es importantes que tengas una referencia visual para estar al tanto de los logros que alcanzan, de las metas que han superado y de las cosas que salieron bien.

Ahora que si te enfocas tu mentalidad se convierte en positiva, y puedes tener una mayor motivación y tu productividad va a subir, te sentirás satisfecho, realizado y como alguien que aporta.

Debes buscar nuevos retos.

En el momento en que dejes de desafiarte, dejarás de crecer, tienes que aprender cosas nuevas y de desarrollar tus habilidades.

También evita el sentirte aburrido y que todo eso pueda afecta tu autoestima y confianza de forma negativa.

Por esto es importante seguir buscando nuevas cosas, que sientas que son un reto, esto te ayuda a salir de tu zona de confort y te pongas a prueba.

En el momento en que superas tus retos, tienes posibilidades de tener un boost de confianza en ti mismo.

Necesario tener siempre una meta.

De acuerdo a la psicología es necesario tener metas por las que se debe luchar lo que nos va a ayudar a ser personas más felices y cuando estamos felices también nos sentimos más seguros y confiados.

Por lo que no te tienes que enfocar a una meta sino que deber tener varias para que puedas ir superando con el tiempo y que puedes crecer o transformarse conforme vas logrando cada una de estas.

No te quedes con la duda y pregunta.

no te quedes

En el momento en que te llenas de dudas, crees que no tienes los suficientes conocimientos o que no estás preparado, por lo que no te sentirás seguro de ti mismo.

Lo mejor es que lo puedes cambatirlo de forma fácil. esto lo hace a que siga aprendiendo, para ahcer preguntas, ya que en ocasiones pueden ser obvias, tontas o escuchar a los demás sobre lo que deben decir y nunca quedarte con la duda por miedo a sonar poco preparado.

Tienes que reconocer tus errores y busca el repararlos.

Es importante que cuando te equivoques no te hace quedar mal no te convierte en más débil, sino por el contrario.

Y es que en el momento en que puedes reconocer tus errores o fallas, además puedes aprender de ellos, a mejorar y de hacer un esfuerzo para no repetirlos y esto te ayudará a crecer.

La persona realmente segura sabe que el equivocarse es normal y es muy importante la forma en cómo se reacciona cuando esto sucede.

Imágenes Pixabay

Te puede interesar:

¿Pollo amarillo o blanco cuál es el más saludable?

Día Mundial de las Enfermedades Raras, situación en México

Día Mundial de la Audición

ÚLTIMOS ARTÍCULOS