sábado, julio 20, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Yves Rocher, pionero de la cosmética natural

Hoy cumpliría 91 años de vida, el francés Yves Rocher.

Hoy hablaremos de un hombre que utilizo las productos naturales dentro del mundo de la cosmética, él es Yves Rocher, quien cumpliría 91 años de vida, ya que nació un 7 de abril de 1930 en La Gacilly, Morbihan, Francia y murió a causa de un accidente cerebrovascular el 26 de diciembre de 2009 a los 79 años, en París. A los 14 años tras la muerte del padre de Yves, decidió ayudar a su madre en la explotación de un pequeño comercio familiar de artículos textiles.

En una ocasión una curandera le confió la receta de una pomada hemostática de celidonia menor, cuya base es la caléndula, la que Yves empezó a fabricar de manera artesanal en el granero familiar, esto en el año de 1958 y la vendía mediante anuncios en un diario donde se anunciaba como Ici Paris. En el año de 1959 fundó la marca Yves Rocher, con una estrategia que se basa en la belleza de las plantas y el rechazo de los productos sintéticos. La fórmula de su primera crema natural se la dio una curandera y de ahí continuo elaborando productos de belleza y creo el famoso «Libro Verde de la Belleza» todos con ingredientes y aceites naturales.

Durante 10 años privilegió la estrategia de la venta por correspondencia, gracias en parte a su Libro Verde de la Belleza, lanzado en 1965 y traducido en más de 20 idiomas, que hacía las veces de catálogo. Finalmente, en 1969 abrió su primer local en el céntrico bulevar Haussmann de París, y al año siguiente se instaló en Bélgica. Medio siglo después de la creación de la marca, está presente en una treintena de países.

El culto a las plantas y sus propiedades ha sufrido muchos altibajos a lo largo de la historia. Formaban parte de la cultura y hábitos populares hasta la Edad Media en que el poder eclesiástico-patriarcal persiguió y casi exterminó a las mujeres, herederas de la tradición pagana, que las usaban.

Desde entonces, se infravaloró el poder de los recursos naturales y los pocos reconocidos se pusieron al servicio de la rentable industria química que formaba parte de un nuevo modelo económico y visión del mundo, y desde mediados-finales del siglo XX ha resucitado el estudio de lo natural, a veces como parte de un marketing verde, y a veces de forma realmente sincera y honesta.

Yves Rocher es considerado el padre de la cosmética verde porque, a nivel popular, devolvió el prestigio a las plantas y aceites olvidados: lavanda, camomila, hamammelis, arnica, caléndula, etc. y junto con muchos otros pioneros y naturistas reivindicaron la sabiduría de la Naturaleza.

Su amor por la tierra, que se puede ver en la filosofía de su empresa, le llevó a crear en 1998 la Fundación Yves Rocher-Institut de France que otorga los premios TIERRA DE MUJERES a mujeres que luchan por la supervivencia de la naturaleza y el bienestar de todos, y a fundar en su pueblo natal el museo dedicado a la botánica Végétarium, en colaboración con el Museo de Historia Natural.

Yves Rocher se retiró una primera vez en 1992, cuando dejó las riendas de la empresa a su hijo Didier. Su muerte accidental en enero de 1995 obligó al padre a volver a la presidencia. En el año 2007, pasó de nuevo la dirección, esta vez a su nieto Bris Rocher. Ese mismo año, la firma, que se enfrentaba entonces a la creciente competencia de marcas «naturales», lanzó su primera gama con la etiqueta de productos biológicos. La acompañó de su famosa campaña publicitaria con el eslogan de «Libertad, Igualdad, Belleza», en la que retoma el lema de la República francesa y reemplaza Fraternidad por Belleza.

Su hijo Jacques Rocher unió el nombre de su padre al de la defensa del medio ambiente, con la creación en 1991 de la Fundación Yves Rocher-Institut de France.

«Pienso que las mujeres están particularmente implicadas en las luchas por preservar el planeta. Seguramente porque dan vida y se ven más confrontadas que nosotros a esa necesidad de transmitir. Tienen también una mayor capacidad de proyección a largo plazo. Me encuentro con muchos hombres en los seminarios y coloquios pero las que están manos a la obra son las mujeres»
Jacques Rocher, hijo

Aunque con el tiempo muchas otras marcas también ofrecen buenos cosméticos de origen vegetal con valores añadidos como sellos de cultivo ecológico, es justo reconocer la iniciativa y labor de este hombre cuyo sueño sería seguramente descansar en paz sobre un campo de lavanda

Yves Rocher deja detrás de él a un grupo que incluye varias marcas muy conocidas y populares, como Petit Bateau, Daniel Jouvance y Dr. Pierre Ricaud. Participada al 75% por la familia Rocher y al 19,5% por la multinacional Sanofi-Aventis, la compañía suma actualmente una facturación de 2.000 millones de euros y emplea a más de 15.000 personas. En total, cuenta con unas 2.000 tiendas en todo el mundo y reivindica tener una clientela que alcanza los 40 millones de personas.

https://www.youtube.com/watch?v=zNw6q-1EASc

El francés Yves Rocher, murió el 26 de diciembre, en París, a los 79 años de edad. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, rindió homenaje a «este gran empresario, inventor de la cosmética con base vegetal y pionero en la venta a distancia» que «supo construir paso a paso un grupo al servicio de la belleza de la mujer». Precisamente este año a punto de concluir marcaba el 50º aniversario de la creación de la firma.

«Nuestro principal mérito no es haber descubierto las
propiedades de las plantas. El mérito está en haberlas
puesto a disposición de todas»

«La tradición es la luz que nos guía,
la ciencia es nuestro instrumento»

«Las plantas nunca han defraudado
la confianza que hemos depositado en ellas»

«Siempre hay que regresar a la naturaleza
para estar seguro de la autenticidad»
Yves Rocher

@

Te puede interesar: Mary Kay triunfo empoderando mujeres

El eterno aprendiz, Hubert Givenchy

Christian Dior, el diseñador que revolucionó la moda femenina

ÚLTIMOS ARTÍCULOS