Una cena saludable después de hacer ejercicio

Cena saludable

En Revista Única compartimos algunos tips para que tengas una cena saludable después de que realices una actividad física

En muchas ocasiones, cuando hacemos ejercicio en casa o cuando vamos al gym por la tarde o noche, no sabemos cómo podemos cenar saludable sin que se sacrifiquen las horas invertidas en la actividad física.

Puedes seguir estos tips para que cenes de forma saludable y evites un mayor número de calorías.

¿Por qué es importante cenar saludable después de hacer ejercicio?

Por qué es importante

Un error que se comete cuando se hace ejercicio es querer tener la misma alimentación siempre, haciendo el doble de esfuerzo y seguir conservando la misma energía.

Esto nos lleva al fracaso debido a que no tenemos la misma resistencia que cuando iniciamos.

Actualmente la mayoría de las personas tiene una jornada laboral de 8 o más horas y buscan la forma de sacar el estrés, olvidarse de las obligaciones y al mismo tiempo, mantener en forma al cuerpo, por esto los gimnasios son el segundo lugar más recurrido.

Este tipo de actividades se realizan por la noche, cuando ya esta por terminar el día y lo que se quiere es correr a la cama para descansar, olvidando que el cuerpo necesita reposo para recuperarse, sin los nutrientes que ayuden para la recuperación.

Al igual que el desayuno, la alimentación después del ejercicio es importante, ya que es la que te ayudará a reparar los pequeños daños que los músculos sufrieron, lo que se conoce como síntesis de proteínas.

Cuando se hace ejercicio intenso se consumen más las reservas de azúcar del cuerpo (glucógeno), lo que se acumula en tus músculos, por lo tanto, después del esfuerzo físico tus músculos están hambrientos y necesitan carbohidratos para reponer sus reservas.

¿Qué cenar después de hacer actividad física?

Qué cenar después de hacer

Para que tu cuerpo se recupere de forma correcta tienes que saber qué cenar después de ir al gym y la comida ideal es aquella que combina proteínas y carbohidratos, pero, ¿cómo hacerle para que no te caiga pesado y puedas ir a dormir a gusto sin que la digestión interfiera en tu sueño?

Aquí responderíamos si la merienda es pequeña y grande tu cena, tienes que cambiar el orden, es decir, que la merienda sea pesada y la cena ligera.

El truco es hacer una comida pre entrenamiento dos horas antes de este, la que contiene proteínas y carbohidratos densos, como una ensalada de atún con lentejas, para que después del entrenamientos puedas realizar una cena ligera en la que predominen las proteínas, al menos 20 gramos, y también contenga carbohidratos densos, pero en pequeñas cantidades, menos de 30 gramos y muy poca grasa.

Por esto las mejores fuentes de proteínas son el huevo, los lácteos, la carne y el pescado, pero además los frutos secos, legumbres y cereales.

Los hidratos de carbono reponen el glucógeno, por lo que nos permitirá seguir rindiendo y evitar la sensación de cansancio al día siguiente, así que te recomendamos comer fruta y si esta es combinada con cereales o legumbres será mejor.

Ideas para una cena saludable

Ideas para una cena saludable

Estas son algunas ideas para que cenes de forma saludable y que tu cuerpo adquiera los nutrientes que requiere sin que consumas muchas calorías.

Filetes de salmón al horno con papas y un durazno.

Arroz con lentejas y una taza de fresas.

Pechuga de pollo y un vaso de avena, plátano y leche.

Huevos revueltos con jamón, dos rebanadas de pan y una pera.

Filetes de pescado con frijoles y dos manzanas.

Imágenes Pixabay

Te puede interesar:

Cómo acelerar tu metabolismo y verte increíble después de los 35

Después de correr qué debes cenar

Limpia tu cuerpo de manera sencilla

Artículo anteriorGal Gadot fue militar a los 20 años
Artículo siguienteAsegura Fiscalía más de 220 toneladas de autopartes en la 46 poniente: Higuera