Los colores y su significado

Los colores y su significado

¿Sabías que el color es una energía pura vibratoria y por ello el uso de estos nos afecta de una u otra manera? Los colores no solo pueden provocar distintas reacciones emocionales, sino también mejoran tu humor o bienestar interior. Se ha comprobado científicamente que la energía vibratoria de los colores, dependiendo de su longitud de onda provoca diferentes sensaciones de las que normalmente no somos conscientes.

Te diré el significado de los colores y como los puedes usar:

Blanco: Es el color de la pureza, en ningún caso es un color negativo, transmite calma, paz, tranquilidad. Su uso, alivia la ansiedad, ayuda en la meditación, a limpiarnos por dentro y a aclarar incluso nuestros sentimientos, también auxilia a desarrollar la clarividencia y la intuición. Se puede decir que es el color de la luz y también del optimismo. Simboliza el principio de las cosas.

Negro: Es un color negativo y nada benéfico para atraer la suerte, este color invita a la soledad, al aislamiento, al silencio, a la distancia, no ofrece esperanza, ni futuro, se sabe que para usarlo en el vestir denota elegancia y hasta el refinamiento, pero hay que tener cuidado ya que invierte todo significado positivo de cualquier color vivo que llevemos en ese momento. Simboliza el final de las cosas, muerte. Misterio, ausencia de claridad.

Rojo: Es un color energético por excelencia, puro fuego, pasión y muy benéfico y motivador para atraer la suerte o conseguir lo que quieras. Da fuerza para alcanzar los objetivos, se trata de un color cálido, que significa positivismo, aunque demasiado fuerte, nos puede dar cierto grado de cólera o agresividad, viene muy bien para las relaciones sexuales por la sensualidad, virilidad y gran energía; expresa vida y alegría.

Verde: Es un color tranquilo y sedante que aporta calma, es tranquilizador, no mueve a ninguna dirección, no es alegre, ni triste, menos aún apasionado. Se asocia con la naturaleza, vegetación y crecimiento por lo tanto es un color que inspira salud y vida.

Azul: Es un color frío en todo y es de emociones profundas; no atrae tanto la buena suerte al ser un tanto frío y estático, significa esperanza, armonía, constancia, fidelidad, serenidad, generosidad, verdad, libertad. También tiene un simbolismo de melancolía, calma, dignidad y salud. La sensación de placidez, que provoca el azul es distinta de la calma o reposo terrestres, propios del verde.

Violeta: Este tono no es bueno para atraer la suerte, es de la violencia y del poder, también es asociado con la magia, lo oculto, lo esotérico y superstición, muy ambiguo y hasta inadecuado. Es melancólico y al igual que el negro, se puede decir que representa la introversión. No es color que se encuentre fácilmente en la naturaleza y se considera de menor energía.

Amarillo: Es un color cálido, positivo, ardiente y expansivo; atrae la buena suerte a pesar de la mala fama en algunas culturas; es el tono del sol, de la luz y del oro. Se puede decir que es el color de la felicidad, que inspira lo espontáneo, lo impulsivo, también la sexualidad y alegría de vivir junto con mucha atracción cercanía y fuerza.

Naranja: Es una combinación del rojo y el amarillo; es altamente positivo para la suerte. Da entusiasmo y exaltación, tiene lo bueno del rojo y del amarillo es muy sociable, divertido y alegre. Crea un clima agradable en los espacios habitados; su claridad no es tan hiriente como la del amarillo y su temperatura no es tan sofocante como la del rojo. El naranja ilumina y calienta, la mezcla ideal para alegrar el cuerpo y el espíritu, es un color femenino, pero aspira al rojo masculino, es muy cálido, íntimo, acogedor, sobresaliente, evoca al fuego, al sol, a la luz, es fisiológicamente activo. A pesar de la mezcla tiene un significado propio, la transformación.

Rosa: Es la mezcla del rojo y blanco, por esto se une por un lado a la fuerza y la pasión y por otro a la armonía y la paz. Lo bueno de usar rosa es que tiende a evitar los malos pensamientos o deseos negativos. Por otro lado, crea armonía y purifica; se trata de un color muy femenino. Cuando se necesita de un abrazo o de cariño es bueno usarlo, esto abre a la ternura y amor hacia nosotros mismos y el amor empieza a salir para llenar todos los huecos que sentimos.

Para la suerte: Se recomienda para atraer la suerte vestir en tonos rojos, marrones, granates, beige, amarillos, verdes y anaranjados; por ser colores positivos y evitar los colore grises, azules, violetas, negros que no son colores de prosperidad sino de pasividad y recogimiento.

Por Alejandra Delgadillo Morán