Importancia de la Educación Sexual

la importancia de la educación sexual

El hecho de que en una serie de países occidentales en la actualidad se insista tanto en la educación sexual no es casual pero tampoco muy evidente para la mayoría de la población.

Para poder entender esta situación es necesario recordar que la estructura y el funcionamiento sexual del ser humano se ha convertido en materia científica de estudio sólo unas cuantas décadas atrás, así que ese conocimiento recién adquirido apenas se está incorporando en los planes y programas de las escuelas; por lo tanto, el énfasis sobre esta temática es circunstancial y, en algún momento sus contenidos quedarán plenamente incorporados en el currículum escolar sin mayor problema como un conocimiento básico por sí mismo.

Simultáneamente al momento en que los significados y las formas de control tradicional de la sexualidad, sustentada en creencias, preceptos morales y religiosos entran en crisis en la sociedad moderna (después de la 2ª. Guerra mundial), se abre la posibilidad de integrar el conocimiento científico sobre la sexualidad en programas de educación sexual con el objetivo de proporcionar información clara y sistematizada sobre una serie de tópicos cuya divulgación era necesaria para orientar el comportamiento psicosexual de niños, niñas y jóvenes.

El proceso educativo en este campo supone que al facilitar información sobre la estructura y funcionamiento del cuerpo y, especialmente de los órganos sexuales, de los procesos de crecimiento y desarrollo en cada individuo, de las características que adquieren los vínculos afectivos y las relaciones de pareja, de los tipos de la respuesta sexual humana, de la función placentera y reproductiva que cumplen las relaciones sexuales, de la existencia de métodos que previenen un embarazo no deseado, entre otros; los y las jóvenes, en consecuencia, podrán apropiarse de una manera más consciente de su ser sexual y del ejercicio de su sexualidad y asimismo, podrán tomar las decisiones que más les convengan en este campo como hombres y mujeres.

Actualmente, parece que este proceso educativo, aunque aún no está operacionalizado de la mejor manera ni llega a todos los grupos que lo requieren, posee amplio respaldo en la gran mayoría de las instituciones gubernamentales y no gubernamentales prácticamente de todo el mundo. Su propósito lograr que mujeres y hombres tomen decisiones informadas sobre su vida sexual.

El alcance de este objetivo supone por sí mismo, un avance significativo en materia de derechos humanos ya que libera a las personas de la obligación de regir su comportamiento sexual por preceptos morales y religiosos, creencias y tabúes sociales que finalmente

restringían arbitrariamente no sólo la dimensión sexual sino lesionaban su dignidad como ser autónomo, independiente y en capacidad de decidir sobre sí misma.

Por
Sexólogo Alfonso Aguirre Sandoval