sábado, julio 13, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

El iniciador del Romanticismo Johann Wolfgang Goethe

Su obra más conocida Fausto

Hoy vamos a recordar a Johann Wolfgang Goethe nació en Frankfurt am Main, Alemania, el 28 de agosto de 1749. Se le reconoce principalmente como poeta, novelista, dramaturgo y ensayista, pero su campo de saber incluyó mucho más. Fue geólogo, zoólogo, biólogo, químico, además cultivó el ocultismo, la alquimia y se desempeñó como dibujante.

Su familia era de origen humilde, pero gracias a los méritos de su padre, un jurista con cargo de consejero imperial, llegaron a la clase alta, por lo cual Goethe tuvo acceso a una educación de calidad. En su infancia aprendió latín, italiano, francés y griego, así como dibujo, música, equitación y esgrima; tocaba el piano, el violonchelo, y estaba muy dotado para el dibujo.

Educado en casa por su padre, un consejero y abogado retirado, con 16 años se trasladó a Leipzig para estudiar en la universidad, donde escribió sus primeros poemas. Aficionado también al arte, dibujó a lo largo de toda su vida, además de interesarse activamente por todos los campos del saber, desde la política hasta la biología o la historia.

Entre 1765 y 1768 estudió Derecho en Leipzig, por imposición de su padre. Sufrió una grave enfermedad pulmonar que lo obligó a regresar a su hogar en Francfort y tras un tiempo de convalecencia partió a Estrasburgo para terminar sus estudios. Logró licenciarse como abogado en esta ciudad en 1771.

En los últimos años de su carrera se enamoró de la hija del pastor de Sesenheim, Friederïke Brion, quien inspiró los versos de Canciones de Sesenheim. También, en Estrasburgo conoció al filósofo, historiador y estudioso de la literatura Johann Gottfried von Herder, quien lo acercó a la poesía popular y a Shakespeare.

Gracias a la influencia de su padre, Goethe obtuvo una plaza de abogado en Wetzlar. Sin embargo, Goethe no disfrutaba de la profesión.En esta época (la década de 1770) se desarrolla el Sturm und Drang (Tormenta y empuje), episodio de la literatura alemana cuya base se hallaba en la pasión y tuvo la transgresión de la norma como regla. Naturalmente, Goethe se une a las filas del movimiento y escribe la novela epistolar Werther (1774).

En 1775, fue invitado por el duque príncipe heredero Karl August von Sachsen-WeimarEisenach (Carlos Augusto) a incorporarse a la corte en calidad de ministro y vivir en Weimar, donde permaneció el resto de su vida. Ahí se encargó de asuntos muy diversos: inaugurar canales y ordenar la construcción de zonas de regadíos, minas y diques, entre otros.

Entre 1786 y 1788 realizó un viaje a Italia que tuvo gran impacto en su vida. El viaje le dio la oportunidad de conocer ciudades importantes, como Venecia, Sicilia y Roma. Conocer Italia lo llevó a una doctrina neoclásica o clásica según la cual: el orden que se manifestaba a través de plantas y animales otorgaba de legitimidad al ser. Durante su etapa clasicista escribe: Ifigenia en Táuride (1787) y las Elegías romanas (1786-1788). Estas obras y algunas de las que les siguieron fueron escritas en hexámetro para honrar a los griegos.

Tras su regreso a Weimar, renunció a muchas de sus obligaciones ministeriales. Solo continuó con la dirección del gran teatro de la corte. Su dedicación al teatro de la corte llegó al punto de permitirse actuar en el escenario algunas de sus obras y de las creaciones de Schiller.

Su amistad y colaboración con Schiller (poeta, dramaturgo, filósofo e historiador alemán) inició en 1794.

Poco a poco Weimar se convirtió en el centro intelectual y artístico de toda Alemania, pues con ayuda de Goethe, la universidad de Jena acogió personalidades extraordinarias. Por ejemplo: Friedrich Schiller, Johann Gottlieb Fichte, August Wilhelm von Schlegel, Georg Wilhelm Friedrich Hegel y Alexander von Humboldt.

Se casó con Christiane Vulpius, una muchacha de origen modesto, en 1807. Con ella tuvo a Augustus, su único hijo, quien falleció mucho antes que Goethe.

En 1808, Goethe conoció a Napoleón Bonaparte, a quien admiró profundamente a pesar de su desacuerdo con el caos ocasionado por la Revolución y de estar convencido de que era mejor la evolución que la revolución y de que en tiempos de gran agitación era preferible cultivar la ciencia y el arte.

En Weimar había conocido a Friedrich Schiller, a quien le unió una gran amistad, y que lo animó a completar Fausto, que apareció finalmente publicado en 1808. Al final de su vida apareció su autobiografía, Poesía y verdad, en varias entregas entre 1811 y 1833.

Su obra Fausto, quien realiza un pacto con el diablo para alcanzar la juventud y a cambio Fausto le da su alma. En la segunda parte se aborda el trágico romance que mantiene Fausto con Gretchen.

Goethe murió en 1832 teniendo como último pedido “¡Que abran las ventanas para que entre la primavera!”.

Abarcó la lírica, la novela, el drama, el ensayo, los estudios científicos y morales, en más de doscientos volúmenes por lo que es considerado, junto a Leonardo da Vinci y Albert Einstein, uno de los grandes genios de la humanidad. Se estima que su novela Los sufrimientos del joven Werther (1774) dio inicio al Romanticismo.

Su obra más reconocida es Fausto, cuya primera parte data de 1806 y la segunda de 1831.

Wolfgang Goethe dedicó gran parte de su vida a escribir y reescribir esta obra. Dio comienzo a su escritura cuando tenía veinticinco años y lo terminó poco antes de su muerte.

Otras de sus obras celebres son: Werther (1774), Canciones de Sesenheim (1774), Egmont (1775), Los años de aprendizaje de Wilhelm Mesiter (1796), Torcuato Tasso (1798), Las afinidades electivas (1809), Poesía y verdad (1811-1830), Diván de Oriente y Occidente (1819), Teoría de los colores (1810), Metamorfosis de las plantas (1790), y las obras que se mencionaron con anterioridad.

Fue el hombre de letras más notable de su patria, Alemania, su aporte a la literatura, a la cultura y a la ciencia no han sido igualados y por eso goza de la fama y la popularidad de haber sido el mejor en lo suyo.

Por otro lado, se le reconoce también haber sido el fundador del romanticismo, aquel movimiento cultural surgido en el siglo XVIII en clara oposición al racionalismo y que le aportaba una superioridad excluyente a la exposición de los sentimientos.

Su nombre también se ha popularizado a través del Instituto Goethe, la institución pública de Alemania más importante en materia de difusión de la cultura y el lenguaje alemán en el mundo entero.Su sede central está en Alemania y dispone de varias sub sedes en el resto del mundo.

Con información de Historia-Biografía, Quien.Net y Lecturalia

ÚLTIMOS ARTÍCULOS