Cosas que las mujeres no confesamos fácilmente

Los expertos en sexología coinciden en que las mujeres tenemos comúnmente inseguridades que no debería ser parte de nuestro día a día, debido a esto es importante la apertura e información para que vayamos asumiendo la sexualidad femenina como algo natural de manera individual y social.

Entre los temores más comunes o que los sexólogos identifican como los más recurrentes encontramos los siguientes:

Sentir incomodidad con alguna parte del cuerpo

Desafortunadamente la baja autoestima y la fuerte influencia de la moda y los estereotipos de belleza, van asentando las inseguridades de algunas mujeres, además cada día vivimos con muchos estándares sociales de lo que debemos ser y como debemos vernos. Por lo que es importante que aprendamos a reconocer nuestras aptitudes y que seamos conscientes de que el concepto de belleza es relativo, además de que el atractivo erótico de una persona reside más en cuestiones de actitud que de estética pura.

Miedo de no poder llegar al orgasmo

Esta preocupación es muy común y tiene que ver con varios factores, uno puede ser la falta de confianza o de efectividad en el estímulo recibido; o el pudor que nos genera la mirada del otro y que nos impide liberarnos y que podamos abandonarnos al disfrute de la circunstancia.

Por ello debemos dejar de controlarlo todo, ya que el orgasmo es una liberación, es dejar fluir, por lo que aprender a disfrutar las sensaciones y a darse permiso de sentir placer sin remordimiento.

Las enfermedades de transmisión sexual y embarazos

Fuera de aquellos casos en los que la preocupación se vuelve extrema e infundada, es un tema que siempre debe tenerse en cuenta ya que a veces se tienen encuentros sexuales muy pronto con alguien, sin que tengamos oportunidad de entablar la confianza para externarle nuestras preocupaciones y preferencias; además de que tampoco sabremos mucho de sus hábitos ni antecedentes. En estos casos es recomendable no llevar mucha prisa al respecto o dejar claras nuestras inquietudes y necesidades desde el principio para no terminar en momentos incómodos o en situaciones desagradables. No olvides que la salud y la tranquilidad es muy importante para poder disfrutar de nuestra sexualidad.

Tal vez no pueda complacer a mi pareja

Este pensamiento refleja algo de inseguridad que puede tener origen en la falta de experiencia, por lo que estar dispuesta a aprender y probar nuevas cosas, es fundamental para poder ir dejando estas ideas fuera. Además también se vale

investigar y usar accesorios o técnicas que nos permitan ir entendiendo y tomando conciencia del placer de la pareja y del propio.

Otro componente básico para entendernos como pareja en el ámbito sexual es la comunicación, que nos permitirá vivir los encuentros de manera más natural, sin miedos ni prejuicios.

Tips para una sexualidad más libre

> Conocerte a ti misma (Física y emocionalmente)

> Piensa y ten claro que es lo que buscas en un encuentro sexual

> Desechas los sentimientos de culpa y los prejuicios

> Valórate y ten una actitud positiva hacia tu pareja

> No tengas miedo de tomar la iniciativa

> Protege tu cuerpo y tu salud

> Date la oportunidad de hacer cosas diferentes