jueves, febrero 22, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Amozoc: mujeres rescatadas eran explotadas por un presunto pastor

Un individuo señalado como líder religioso forzaba a nueve mujeres, incluyendo tres menores de edad, a bañarse frente a él y las sometía a privación de alimentos como castigo en el municipio de Tlacotepec de Benito Juárez.

Este sujeto, identificado como Rubén N, de 39 años, fue arrestado junto con otros seis cómplices, enfrentando cargos por privación ilegal de la libertad y trata de personas, según informó la Fiscalía General del Estado.

Fuentes cercanas al caso revelaron que Rubén N tenía a las víctimas bajo su control en un centro de regeneración llamado «A.Dulam», destinado a personas con problemas de adicción.

En este lugar, las mujeres eran obligadas a realizar labores domésticas desde las 3 de la madrugada, incluyendo lavar la ropa de los internos, barrer las instalaciones e incluso limpiar los vehículos del presunto líder religioso.

Las mujeres, originarias de los estados de Oaxaca, Hidalgo y Veracruz, fueron rescatadas el pasado sábado en la autopista México-Orizaba, cerca del municipio de Amozoc, cuando eran transportadas en una camioneta hacia el mencionado centro de regeneración.

Margarita Garcidueñas Cuéllar, fiscal especializada en violencia de género, anunció en conferencia de prensa que las personas detenidas, incluyendo a un individuo apodado «Pastor» por las víctimas, permanecen bajo prisión preventiva, enfrentando cargos por privación ilegal de la libertad y trata de personas.

La funcionaria recordó que el 20 de enero la Fiscalía de Puebla inició una investigación por la detención de siete personas en flagrancia por parte de la Guardia Nacional y Policía Estatal.

Garcidueñas Cuéllar detalló que, según el informe de los uniformados, las mujeres fueron liberadas cerca de una gasolinera en la autopista México-Orizaba, en el kilómetro 144, donde se presume que estaban siendo retenidas contra su voluntad.

La Fiscalía llevó a cabo una investigación con enfoque de género, realizando entrevistas a los uniformados y a las nueve mujeres, incluyendo a tres menores de edad (una de 17 años y dos de 14).

Un dictamen médico reveló que seis de ellas presentaban moretones en brazos y manos, y un análisis criminológico confirmó que fueron víctimas de privación ilegal de la libertad y trabajo forzado.

Además, se realizó una búsqueda de información sobre el centro de rehabilitación llamado «A.Dulam», se inspeccionó el lugar en Tlacotepec de Benito Juárez y se examinaron los vehículos en los que las mujeres eran transportadas al momento del rescate: una camioneta Chevrolet Suburban negra del 2007, una Chrysler Town&Country roja y una Nissan blanca, todas con placas del Estado de México.

Con estas investigaciones, la institución pudo confirmar que el pasado sábado los detenidos llevaban a las víctimas privadas de su libertad en la camioneta Suburban, custodiados por personas a bordo de los otros dos vehículos.

¿Cómo sucedieron los hechos?

Una de las mujeres, al avistar una patrulla de la Guardia Nacional, realizó gestos con las manos solicitando auxilio, lo que llevó a los agentes a detener las tres camionetas.

Fue entonces cuando las mujeres explicaron que las estaban trasladando en contra de su voluntad a un lugar designado como anexo, donde las obligaban a levantarse temprano para realizar trabajos, castigándolas privándolas de comida y confinándolas en un espacio denominado «La Enfermería», donde les proporcionaban alimentos en mal estado.

Durante la audiencia inicial celebrada el 22 de enero, la fiscalía logró que se validara la detención de los individuos identificados como Carlos Adán, de 27 años; Fermín, de 46 años; Ismael, de 27; Alejandro, de 31; Rubén, de 39 años, conocido como el «Pastor»; Josefa, de 50 años; y Adriana, de 23 años.

La Fiscalía de Puebla presentó cargos exponiendo pruebas para solicitar la vinculación a proceso por los delitos de privación ilegal de la libertad y trata de personas.

Sin embargo, la defensa de los imputados pidió la ampliación del plazo constitucional para resolver su situación jurídica. Mientras tanto, la autoridad judicial impuso la prisión preventiva oficiosa como medida cautelar y señaló que la continuación de la audiencia se llevará a cabo este viernes.


Podría interesarte:

Frente Poblano de Mujeres Contra Deudores Alimentarios señala a jueces

amb

ÚLTIMOS ARTÍCULOS