Ajuste en la tasa de interés a 7%. Inflación atenuada hacia finales de año

La política económica, en tanto estrategia de poder orientada a la gestión de la economía, combina medidas de corto plazo con una visión de amplio espectro a fin de atender los problemas de coyuntura sin comprometer la sostenibilidad de un proyecto de nación.

Además del gobierno, la política económica tiene en el Banco de México un aliado y actor estratégico fundamental. De ahí que la reciente alza de la tasa de interés para llegar al 7% (como medida de corto plazo) está planteada en una expectativa inflacionaria de aumento.

Para 2022, el Banco de México calcula un cierre del índice inflacionario de 6.4%, a diferencia del pronóstico previo que estableció en 5.5%, es decir, poco más de un punto entre una estimación y otra.

La inflación estaría cerrando este trimestre en alrededor del 7.6% y hacia el siguiente (julio-septiembre) podría llegar al 7%, concluyendo el año en el 6.4%, lo que significa que las presiones inflacionarias comenzarían a atenuarse a finales de año, no obstante las medidas de contención anunciadas y puestas en práctica por el gobierno y la iniciativa privada.

En el primer trimestre de 2023 la inflación podría llegar al 5.3% y regresaría a la meta inflacionaria del Banco de México (3% más o menos un punto porcentual) durante el segundo trimestre del próximo año.

La Junta de Gobierno del Banco de México enlistó como riesgos la presencia de la inflación subyacente en niveles elevados, presiones derivadas externas por la pandemia, mayores precios agropecuarios y energéticos por la guerra, depreciación cambiaria y presiones en los costos.

Así, en el corto plazo los choques que han impactado a la alza la inflación y sus determinantes, son un riesgo que en un plazo mayor comprometen las expectativas en el mediano y largo plazos y la formación de precios.

La recuperación de la pandemia está provocando un aumento de precios en México y en la región latinoamericana, lo que origina ajustes agresivos por parte de los bancos centrales como en Brasil, Chile y Perú, que son instituciones que operan con metas inflacionarias,

Mi correo ricardocaballerodelarosa@gmail.com

Artículo anteriorEn Puebla, las escuelas ya no serán centros de operaicón política: Barbosa
Artículo siguienteInstala LXI Legislatura Tercer Periodo Ordinario de Sesiones que va del 15 de mayo al 15 de junio