La manera más barata de recuperar tu salud, consume vegetales, es económico, beneficia al medio ambiente y previene enfermedades derivadas de la obesidad como diabetes, cáncer e hipertensión.

Puedes adoptar una nutrición basada en plantas mejora la salud y maximiza la energía. Además, es económica, beneficia al medio ambiente y previene enfermedades derivadas de la obesidad como diabetes, cáncer e hipertensión.

Una alimentación basada en plantas tiene múltiples beneficios. Quienes adoptan este patrón alimentario y lo complementan con ejercicio mejoran su salud física y mental, al mismo tiempo que maximizan su energía, lo que se traduce en incremento a la calidad de vida, aseguró Mauricio González Arias, médico internista del Hospital Metropolitano de Nueva York.

Si bien hoy en día la esperanza de vida es mayor gracias a los avances médicos, lo ideal es adoptar estilos saludables para evitar enfermedades degenerativas y costosas.

“Una nutrición vegetal previene padecimientos crónicos, pues al reducirse la obesidad en la población el impacto es muy grande en la salud pública, ya que los kilos de más están relacionados con 17 tipos de cáncer, con la diabetes tipo dos y enfermedades cardiovasculares”.

El también director del Veggie Power Summit —un congreso anual de alimentación basado en plantas— precisó que los pilares más importantes de la alimentación basada en plantas son tres:

Disminuye dramáticamente la incidencia de padecimientos relacionados con la obesidad.

Contribuye a reducir los cambios de efecto invernadero.

Es más económico.

“Es más barato consumir plantas porque reduce los insumos innecesarios de las familias. Otro factor a mediano plazo es que nos mantiene sanos y esto nos evita pagar tratamientos costosos” indicó González Arias.

Reiteró que la nutrición vegetal incrementa la calidad de vida porque contribuye a que las personas disfruten sus años de manera armónica y sana. “Logramos el bienestar emocional al ejercitarnos y nutriéndonos, pero también al mantener nuestras extremidades, un cuerpo esbelto y sin enfermedades”.

Mauricio González subrayó que este patrón alimentario cuenta con evidencia científica y se basa en el consumo de frutas, verduras, cereales integrales y leguminosas, así como suplementos; así mismo, dijo que este estilo nutricional lo puede adoptar cualquier persona en cualquier etapa de su vida.

“Existen atletas, profesionales de la salud, embarazadas, estudiantes, personas mayores y niños que adoptan los beneficios de la alimentación vegetal” refirió.

Con información de Selecciones Reader’s Digest