Yndira Sandoval: las mujeres al frente y nuestros derechos al centro

yndira sandoval

Yndira Sandoval es una mujer de izquierda, cuyos orígenes le han permitido fortalecer su ideología.

Sus padres le señalaron el camino del activismo, que hoy por hoy, se hace vigente a través del feminismo, un movimiento cuyo valor ha permitido que en México, y en otras partes del mundo, a las mujeres se les reconozcan sus derechos.

Como especialista en el tema, Yndira señala que “el feminismo es todo aquello a lo que tengamos derecho. Al feminismo le debemos mucho: que tengamos derecho a la educación, a votar, a trabajar, etcétera”. 

“Si hay más mujeres en los gobiernos tendría que haber un desafío de reglas no escritas y aspirar a tener más mujeres en el poder, pero iría más allá, requerimos a más feministas legislándonos, administrando justicia sin tapujos. El feminismo es el único movimiento político, pacífico, progresista, revolucionario, democrático, vigente hasta nuestros días”, advirtió.

Yndira Sandoval: las mujeres al frente y nuestros derechos al centro

LA FAMILIA FUE LA BASE PARA FORMAR SU IDEOLOGÍA

Yndira, cuyo nombre tiene bastante carga histórica, ya que así se llamó la primera ministra de la India, hija de Mahatma Gandhi, se considera defensora de los derechos humanos.

“Soy una mujer de origen morelense, pero crecí en el Estado de México. Radico entre la Ciudad de México y el estado de Morelos, soy una ciudadana del mundo, una mujer convencida de que es posible otro mundo, si quieres desde la utopía”.

“Mi hermana se llama Gandhi, mi hermano mayor Sandino, lo que quiero decir es que hay toda una carga política y social desde casa, soy la segunda de tres hijos, de dos profesores disidentes del magisterio crítico normalista, él ya no está y ella es una maestra jubilada”, detalló. 

“La necia del salón de clases, la loca, la exagerada de la preparatoria, la que nunca se rindió, la que llevó pantalón en lugar de falda a la secundaria y se hizo acreedora a un reporte, la que paró la entrega de certificados, la que ha estado siempre lo mismo en la calle que en la tribuna que en el espacio público”, refirió.

NO PERDER EL ANHELO DE CAMBIO

Considera que jamás se debe perder la capacidad de asombro. Tiene una frase que es: “nunca aceptemos como natural algo habitual”.

De formación es antropóloga social, eso le permite ver el fondo -estructuralmente hablando-, cómo están las cosas, por azares del destino es politóloga y participa en política porque considera que “si como humanidad no nos hace ruido que todos los días desaparezcan 14 niños, niñas y mujeres. Si como sociedad no nos mueve que cada hora se registren 8 agresiones sexuales, solo de quienes denuncian; si el que ya sucedan casi 20 feminicidios no nos conmueve, estamos mal.

El no perder ese sentido de asombro me hace reflexionar en que aún falta mucho por hacer en cuestión de género”.

LAS MUJERES AL FRENTE Y NUESTROS DERECHOS AL CENTRO

Consideró que “el feminismo es aquello que lo rompe todo, que lo transforma todo. Es el poder de ver al mundo de una forma diferente. El feminismo no odia, ni está en contra de los hombres.

El feminismo es un avance civilizatorio, yo le llamo feminismocracia, es el nuevo orden político con las mujeres al frente y nuestros derechos al centro”.

El feminismo está a favor de los derechos humanos de las mujeres y está en contra del patriarcado, ese gran sistema que oprime, invisibiliza, que explota o minimiza a las mujeres por el simple hecho de ser mujeres y no es que ahora estemos de moda es que ahora se habla más de nosotras porque estamos más en los medios.

“También plantea despatriarcalizar las instituciones, desmontar todo aquello que nos genere desigualdad, injusticia social, discriminación y violencia y, ¿por qué lo digo en ese orden? Porque la violencia no es una espora.

El feminismo es una nueva forma de vida basada en el respeto y los derechos humanos de las mujeres. El feminismo ha planteado un nuevo contrato social y político y ha desterrado el contrato sexual de que las mujeres a lo privado y los hombres a lo público”, detalló.

Yndira Sandoval: las mujeres al frente y nuestros derechos al centro

LA TRES DE TRES

“Tiene que ver con tres pilares fundamentales: el primero es que debemos dotar de ética a la política, es decir, nadie que vulnere los derechos de mujeres, niños y niñas puede aspirar a un cargo público. Ningún deudor de pensión alimenticia puede estar tampoco en este ámbito. Esto se distingue por un factor fundamental, no porque los niños y las niñas no voten significa que no hay derechos en lo electoral. Pero no solo tiene que ver con las transferencias financieras sino quién cuida, quién cría, quién coloca en su lugar a niños, niñas y mujeres”.

“Segundo: ningún agresor sexual, incluyendo el acoso y el hostigamiento. La violencia sexual es una violencia especifica por el hecho de ser mujer, violación, violación simple, violación  equiparada, acoso, hostigamiento, abuso sexual, tortura sexual.

Cada hora ocurren ocho agresiones sexuales contra mujeres, de las que solo ocho de cada 100 se denuncian; estas, multiplicadas por la “n” potencia de quienes no denuncian, nos permiten reconocer que, sin duda, la estadística apenas refleja un poco la realidad”, refirió.

“Y tercero: ningún agresor o golpeador de mujeres en el ámbito público, privado o en cualquiera de sus manifestaciones; imagina qué tan grave es una mujer violentada por cualquier persona, ahora imagina que el violador es el gobernador, el vecino, el senador, el diputado, el juez, el magistrado, el jefe, estamos hablando de una gran cadena de impunidad, pues se sienten más protegidos ante una instancia; es más, si yo voy a poner mi denuncia ante una instancia gubernamental adecuada, el agresor se siente más protegido ahí que si escribo un ‘tuitazo’ o un ‘periodicazo’ que lo exhiba”.

“El término elegibilidad se refiere a que todos somos elegibles, todos tenemos los requisitos para ser elegibles, pero no somos idóneos.

Entonces hay que ponerles otros requisitos a la función pública y a la responsabilidad institucional, el no ser agresor, deudor, o acosador sería idóneo, parecería obvio, pero no es así, por ejemplo, se tiene registrado y documentado que Góngora Pimentel, quien se desempeñó como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no pagaba la pensión de sus hijos e hijas; eso por un lado, por el otro, el hecho de aquel candidato a gobernador con más de cinco carpetas de investigación por violación, que estaba sostenido por un partido, aquí era tan responsable el toro como el que le agarraba la pata”.

“Nos encontramos con un gran bache, ya que el 98% de los delitos cometidos contra las mujeres en México están impunes, esto quiere decir que solo dos de cada 100 podrán llegar a un juicio y, si acaso, tendrán una sentencia, esto nos permitió ser una referencia. Ahora, el tres de tres ya es ley y marco jurídico en cinco estados, y vamos por todo el país.

Además, en Yucatán nos acaban de dar la tres de tres constitucional con antecedente de denuncia de investigación, procesamiento y/o sentencia en los espacios, ya sean de elección, designación, concurso; no puedes estar si no cumples con uno de estos requisitos”.

Yndira Sandoval: las mujeres al frente y nuestros derechos al centro

QUÉ HACER PARA EVITAR LA VIOLENCIA

“Me parece que hay un modelo agotado, no podemos tener las alertas de género en relación a cuántas mujeres asesinadas o desaparecidas hay; tenemos que hacer una reingeniería institucional basada en políticas públicas integrales, en presupuestos bastos y, además, encaminada a la prevención”. 

Nadie desaparece, se llama secuestro, privación ilegal de la libertad, trata con fines de explotación sexual. Es más rentable el día de hoy traficar con mujeres que con armas o con drogas. Ahora, el gobierno no está impidiendo que las mujeres desaparezcan”, apuntó.

— // —

Nos sentimos completamente agradecidas por haber recibido en Puebla a Yndira Sandoval, una mujer que, desde el primer momento, nos hizo sentir en confianza y acompañadas.

Querida Yndira, tu lucha por los derechos humanos también es nuestra lucha. Con respeto y admiración, tus aliadas de Revista Única.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Olimpia Coral Melo Cruz

Rocío García Olmedo, mujer única que lucha por la igualdad sustantiva

Claudia Montesinos, una poblana que traspasa fronteras

Artículo anteriorIncendios y temperaturas de 42o C invaden Europa
Artículo siguienteSalud analiza suspender pasantías en lugares inseguros