sábado, julio 20, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Útiles consejos para mamás primerizas

El nacimiento del primer hijo suele traer mucha ilusión y expectativas que no siempre son como lo pensamos, y las sorpresas que puede traer, hacen difícil el ajuste a la nueva situación. Esto normalmente  supone un cambio importante en tiempos y estilo de vida, especialmente para la mujer.

Es por eso que para tratar de hacer más liviano este proceso y para ayudar a las madres primerizas a hacer lo mejor posible, traemos estos consejos:

En primer lugar permítete que los miembros de tu familia y tus amigos participen durante tu embarazo y en las primeras semanas, recibir un poco de ayuda extra siempre viene bien.

Para antes de que tu bebé nazca:

Fortalece los lazos familiares. El nacimiento de tu bebé cambiará la dinámica de la familia. Para tus papás esto implica que su pequeña va a tener un bebé, y probablemente sea la primera vez que vayan a ser abuelos. Éste es un buen momento para que te hablen sobre la experiencia que tuvieron cuando tú naciste y para hablar sobre las alegrías y las dificultades de tener un hijo.

También es una buena ocasión para comunicarte con amigos que tienen hijos. Sus consejos e historias sobre los recién nacidos y su apoyo pueden ser muy reconfortantes además de útiles, siempre y cuando no hagas mucho caso de todo lo que te dicen; prepárate para recibirlas, analízalas y quédate con lo mejor.

Haz planes. Es recomendable que antes de que llegue el gran momento, tengas previsto como quieres transitarlo. Si quieres que alguien de la familia te acompañe durante el trabajo de parto, ahora es el momento de preguntarle. Estar cerca de una persona a la que quieres y en la que confías puede ser muy útil para tu pareja. Pero la presencia de la persona que elijas tiene que aportarte tranquilidad. Si no es así, le puedes pedir que te ayude de otra manera.

Cuando el bebé ya está en casa:

Limita las horas de visita, es normal que todo el mundo quiera conocer a tu bebé, pero recuerda que estas semanas son muy difíciles, además de que puede no ser lo mejor para él bebe recién llegado y para ti,  así que intenta no agotarte con muchas visitas.

 No seas tímida y hazles saber cómo te sientes. Si tus padres o familiares van a ayudarte, asegúrate de que sí lo hagan. Avísales que esta vez no puedes ser una buena anfitriona y pídeles que te ayuden con las cosas que necesita una mamá primeriza, como lavar los platos, ir al supermercado o alguna actividad doméstica que te pudiera ocasionar desgaste físico.

 Si necesitas privacidad, pídela. A veces es difícil pedirle a la familia o a los amigos que te den un poco de espacio. Pero recuerda que estos primeros días son únicos para tu pareja y para ti, no tengas pena de pedir educadamente que les den espacio para adaptarse y disfrutar estos momentos que no regresarán.

Si algunos de tus familiares te van a ayudar a cuidar al bebé, puedes poner tus reglas, ya que aunque se agradece profundamente que te ayuden en estos momentos de mucho trabajo, es importante que se vayan siguiendo tus reglas de crianza y costumbres. Los abuelos primerizos tienen muchas ganas de compartir su amor y entusiasmo, pero es probable que también tengan su opinión sobre cómo debes criar a tu pequeño. Habla con ellos sobre las cosas importantes para ti y tu pareja, y pídeles que apoyen tus decisiones.

 Busca una comunidad de apoyo, esto te será de gran ayuda. Si ninguno de tus familiares vive cerca, intenta integrarte a algún grupo para familias nuevas. Muchas mamás primerizas confían plenamente en estos grupos maternales para hacer amistades, encontrar apoyo y convivir con adultos.

Usa la tecnología para mantenerte cerca de tu familia y de tus amigos. En esta época que nos tocó vivir en la que la tecnología ofrece muchas opciones, es más fácil que nunca mantener el contacto con tus seres queridos:

  • Escríbeles y mándales fotos.
  • Crea álbumes digitales con fotos e incluso videos y grabaciones de audio.
  • Graba videos cortos con los logros de tus hijos para mandárselos.
  • Haz tarjetas de Navidad con fotos de la familia.
  • Utiliza las contestadoras o buzón de voz para dejar mensajes en los que tu hijo murmure o se ría.
  • Escanea los dibujos de tu hijo y compártelos con ellos.

Verás que todo esto llena de felicidad a tus seres queridos y los hará ir formado vínculos fuertes con el nuevo integrante de la familia.

Con información de Enfabebe.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS