domingo, febrero 25, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Usa for Africa graban la canción We Are The World un 28 de enero

Un 28 de enero de 1985 en Estados Unidos el grupo de artistas Usa for Africa graba la canción We Are The World, con fines benéficos.

We Are the World en español “Somos el mundo” es una canción escrita por Michael Jackson y Lionel Richie en 1985, producida por Quincy Jones y grabada por un gran grupo de músicos famosos formado especialmente para la ocasión que se denominó USA for Africa, en español: Unión de Apoyo de Artistas para Africa.

La grabación de la canción se realizó el 28 de enero de 1985 y fue publicada el 7 de marzo del mismo año por el sello Columbia Records.

Los beneficios obtenidos por la canción fueron donados a una campaña humanitaria para intentar contrarrestar la hambruna en Etiopía.

Las devastadoras imágenes de la hambruna sufrida en el continente africano, principalmente Etiopía, dieron a Harry Belafonte la idea de realizar una campaña de recaudación de fondos con fines humanitarios.

Su representante, Ken Kragen, le sugirió formar una unión de artistas al estilo de la exitosa banda Band Aid, formada por músicos británicos en 1984 para grabar la canción Do They Know It’s Christmas? con fines similares.

Kragen eligió la fecha y lugar de grabación en los Estudios A&M de Los Ángeles, California para asegurar la asistencia de tantos intérpretes como fuese posible.

La convocatoria fue atendida por 45 músicos, incluyendo Bob Geldof, que fue el promotor de la Band Aid en el Reino Unido. Participaron veintiún vocalistas que interpretaban algún fragmento en solitario, entre los que estaban importantes nombres como Ray Charles, Lionel Richie, Diana Ross, Michael Jackson, Tina Turner, Billy Joel, Stevie Wonder, Cyndi Lauper, Bob Dylan o Bruce Springsteen.

En el coro, actuaron todos los componentes de The Jackson Five. También destaca Phil Collins, en la percusión.

Columbia Records donó los costes de producción y distribución a la campaña, así como los beneficios obtenidos por la canción.

We Are the World llegó a las tiendas de Estados Unidos el jueves 7 de marzo de 1985 y vendió las ochocientas mil copias de la primera edición después del fin de semana.

El 5 de abril del mismo año, más de cinco mil emisoras de radio reprodujeron la canción de forma simultánea. La canción llegó a ser número 1 en ventas el 13 de abril y se mantuvo en esa posición durante cuatro semanas.

La canción ganó los premios Grammy de Canción del año, Disco del año.

Tan sólo en Estados Unidos, el sencillo de la canción vendió 7,5 millones de copias. Posteriormente fue incluida en un álbum musical, llamado también We Are the World, que vendió más de tres millones de copias.

Además de la canción We Are the World, el álbum incluyó canciones de Prince, Bruce Springsteen, Tina Turner y otros artistas.

Los beneficios conjuntos del sencillo, el álbum, el videoclip y Merchandising relacionado con la canción «We Are the World» superaron la cifra de 50 millones de dólares.

La anécdota

“Dejen los egos en la puerta”.

Eso decía el cartel que con un marcador negro escribió Quincy Jones y pegó en la entrada del estudio poco antes que más de 40 de las más grandes estrellas de la música llegaran en esa noche de enero de 1985.

Estaba por terminar la entrega de los American Music Awards y desde la ceremonia irían arribando cada uno de los cantantes.

Desde un comienzo, se procuró que los artistas de color tuvieran un papel decisivo. Un mensaje claro que demostrara la preocupación por lo que sucedía en África.

Usa for Africa graban la canción We Are The World

La organización

El siguiente en sumarse fue Michael Jackson quien pidió participar en la composición de la canción. Los organizadores aceptaron encantados. Con el mayor artista pop a bordo todo sería más fácil.

Stevie Wonder adujo problemas de agenda, por lo que Jackson y Richie se reunieron para escribir la canción.

Luego grabaron una primera versión que sirviera como guía para el resto de los convocados. La mayoría de los músicos había participado en la grabación de Thriller.

Como no había otros medios tecnológicos en la época, Quincy Jones copió el tema en cassettes que les envió a los cantantes para que lo conocieran antes de entrar al estudio. Con la cinta iba una carta firmada por Jones: “Mis queridos artistas: Los cassettes están numerados.

Es muy importante que este material no pase por otras manos que no sean las suyas. Por favor no hagan copias y devuelvan la cinta el día 28 de enero cuando nos juntemos a grabar.

Dentro de unos años, cuando sus hijos les preguntan qué hicieron contra el hambre en el mundo, ustedes podrán decir, con orgullo, que esta fue su contribución”. La misiva pretendía evitar la piratería para que la canción no perdiera el factor sorpresa.

Varias horas antes que el resto llegó Michael Jackson. Grabó la voz para que funcionara como pista para guiar a sus colegas. También aprovechó y grabó sus partes a solas, sin el escrutinio de los demás.

El elenco impresiona. Aún a 35 años los nombres siguen siendo impactantes, son pocos los que no perduraron, los que perdieron actualidad; varios ya se convirtieron en leyendas: Bob Dylan, Stevie Wonder, Michael Jackson, Ray Charles, Bruce Springsteen, Paul Simon, Billy Joel, Willie Nelson, Kenny Rogers, Diana Ross, Tina Turner, Dionne Warwick. También estaban Hall and Oates, Walon Jenningss, Cindy Lauper, Al Jarreau, James Ingram, Kenny Loggins, Steve Perry de Journey, las Pointer Sisters, los hermanos Jackson y Lindsey Buckingham de Fleetwood Mac. En el coro también estuvo Dan Aykroyd.

Los tres grandes ausentes fueron Prince, Barbra Streisand y Madonna. La diva pop estaba dando shows por varias ciudades de Estados Unidos, en la gira que iba a cimentar su fama.

Para llegar a la grabación debía suspender al menos tres recitales. Su manager consideró que el costo del escándalo por la desilusión de los fans, la devolución de entradas y demás sería mayor que la repercusión que podía tener integrar esa especie de Dream Team.

Barbra Streisand había confirmado su participación, pero un día antes desistió. Su manager le dijo que no era un buen movimiento para su carrera, que no le convenía mezclarse con artistas de otros géneros. Eddie Murphy desechó la invitación con desdén. Dijo que estaba grabando su propio álbum. Varios años después reconoció públicamente que cometió un gran error.


Lionel Richie, pieza fundamental para que se llevara a cabo

¿Por qué faltó Prince sin aviso? Las versiones se multiplican. Algunos dicen que fue porque él quería hacer un solo de guitarra y no lo dejaron; otros porque la canción le parecía muy mala; Otras versiones dicen que no soportó tener que cantar una canción compuesta por su archienemigo Michael Jackson.

En el momento de sacar la foto casi al principio de la sesión, para que el transcurso de las horas no deteriorara la imagen de las estrellas, un asistente se dio cuenta de que faltaba alguien importante: Michael Jackson.

No aparecía por ninguna parte. Lo encontraron escondido en un baño. No quería aparecer. Quincy Jones, una vez más, debió interceder y recordarle que entre otras cosas él era el autor de la canción.

En algún momento el consumo de alcohol pareció que podía arruinar las cosas. Stevie Wonder fue el encargado de poner orden con un chiste: “Miren que, si toman mucho, los conductores designados somos Ray Charles y yo”.

We are the World se convirtió en un fenómeno irrepetible. El mundo de la música con el correr de los años se mostró más sensible a las causas sociales con recitales, grabaciones y declaraciones públicas.

También podría interesarte:

Curiosidades de Michael Jackson el «Rey del Pop»

ÚLTIMOS ARTÍCULOS