Tecnología y métodos de sanación 

Este comentario versará en torno a una noticia que leí en una revista (Muy Interesante) y confirmaba los adelantos tecnológicos que actualmente se dan para tener éxito en la medicina. 

Leía particularmente acerca del trasplante de una oreja que se hizo en 3D por parte de la empresa 3 D Bio Therapeutics, con sede en Queens, Estados Unidos. La oreja se imprimió utilizando las propias células de la paciente, una chica de 20 años que nació con un trastorno congénito que le dejó la oreja pequeña y deforme.

La compañía usó medio gramo de células recolectadas de la paciente y las convirtió en miles de millones de células usando una tecnología patentada. Luego, una impresora especial 3D usó «bio-tinta» basada en colágeno para imprimir la oreja, señala la revista.

En lo personal me parece un adelanto significativo y muy interesante como ha avanzado la ciencia y la tecnología para ayudar a los seres humanos para mejorar su nivel de vida y por supuesto su salud. Aunque ahora la pregunta es ¿si son seguros los órganos impresos en 3 D?  Según el artículo es muy pronto para decirlo con seguridad, pero en hora buena por estos adelantos. 

En tanto se avanza en la confirmación y el tiempo lo dirá, algo de lo que si estoy segura es que, en las enfermedades causadas por las emociones, los pacientes tendrán mayores posibilidades para influir en su propia salud. Recordemos la frase, tu comida es tu medicina. 

Por ejemplo, la milenaria medicina china nos dice que las emociones como: la ira, la culpa, la tristeza, el enojo y el rencor, son generadoras de enfermedades.

Sean padecimientos congénitos o sean provocadas por una mala alimentación, estrés o alteraciones en nuestras emociones, cada persona es libre de autoayudarse con las técnicas de diagnóstico que mejor le satisfagan.

En este sentido, combinar los avances tecnológicos con nuestra fe o lo que llaman medicina alternativa, es conveniente para el ser humano.

La parte psicológica o mental también es importante; construir nuevas pautas de pensamiento para autoayudarnos es un poco complicado, pero con entrenamiento todo es posible. Por ello, insisto y les recuerdo que la vida es un conjunto de saberes y de experiencias, éstas últimas deben servirnos para comprender -de una vez por todas- que un problema de salud no puede tratarse únicamente desde un punto de vista científico. La ciencia médica y la tecnología son maravillosas y han avanzado mucho, pero en el fondo el ser humano intuye existen otras técnicas para sanar que están más allá de lo físico. 

Tal vez por eso, hay cientos de anécdotas a las que no les encontramos explicación médica aparente. Los dejo con esa reflexión, por si alguien de nuestros lectores está pasando por un mal momento, sólo les puedo sugerir que busquen alternativas y no se resistan a probar nuevos métodos de sanación tanto de la medicina tradicional como alternativa.

Correo: marumora222@gmail.com 

Twitter @marumora7