La pandemia engañosa: COVID 19

La pandemia engañosa COVID-19

Cuando ya comenzábamos a sentirnos un poco más seguros respecto al contagio por COVID 19, hoy nos encontramos con que habrá un nuevo decreto en Puebla para reforzar las medidas sanitarias debido a los altos índices de contagios.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta, lo anunció hoy en su tradicional conferencia con los medios por la mañana, instruyendo a la Secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill para detallar el documento. Pero, más allá de que es un tema de salud pública, es un tema de responsabilidad con nosotros mismos y con los demás.

Independientemente de que la mayoría de la población ya está vacunada y la próxima semana se inicia la aplicación del biológico a niños entre 5 y 11 años de edad, es indispensable, que cada familia, cada poblano, extreme las medidas desde casa.

Por fortuna es muy probable, que si nos contagiamos, el efecto de las vacunas nos ayudará a salir adelante, sin embargo las secuelas -que en algunas personas- puede dejar el COVID, son las que deberían preocuparnos y ocuparnos. Fatiga, dolor articular, dolor en el pecho, depresión o ansiedad, mareos al ponerse de pie, problemas de memoria o concentración, entre otros, pueden prolongarse incluso si la enfermedad fue leve.

Por otra parte, hasta agosto del año pasado el Instituto Mexicano del Seguro Social, había atendido unos 178 mil derechohabientes con secuelas por COVID. Lo que nos da un indicador de los problemas que podemos tener después de haber tenido COVID.

vacuna covid 19-niños

APLICACIÓN DE LA VACUNA EN NIÑOS DE 5 A 11 AÑOS

En tanto, el próximo jueves y viernes, llegarán a México más de 2 millones de vacunas contra COVID 19 de la marca Pfizer para niños y niñas de 5 a 11, lo comentaba en su momento el subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell.

En lo que corresponde a Puebla llegarán más de 210 mil vacunas y aún se analiza la logística para las aplicaciones, en escuelas o centros médicos.

Una vez aplicada la primera dosis, tendrán que pasar entre 21 a 42 días para recibir la segunda vacuna de refuerzo, la que se debe inyectar en el brazo no dominante.

Entre las reacciones que pueden presentar los menores, son dolor en el brazo donde se aplicó la dosis, fatiga, dolor de cabeza, dolor de músculos y fiebre, que son de intensidad moderada y pueden resolverse con paracetamol.

En general todos los datos que en este espacio hemos comentado, reflejan parte del panorama que esta pandemia nos ha heredado; por ello, más que nunca el llamado es a actuar con compromiso. El COVID y su nueva variante se propaga con mayor rapidez que las otras y junto con otros virus como la viruela del mono, son flagelos a los que debemos enfrentar con ánimo, con esperanza sí, pero también con acciones concretas y responsabilidad obedeciendo las reglas y mostrando nuestra solidaridad y empatía como sociedad.   

Comentarios: marumora222@gmail.com

Twitter: @marumora7