viernes, febrero 23, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

¿Sabías que Santa Claus en realidad existió y es un santo?

San Nicolás de Bari su fiesta es el 6 de diciembre, en Revista Única compartimos los la historia de este santo que después se convirtió en Santa Claus.

Se acerca la navidad y en esta ocasión les hablare de un personaje muy especial, Papa Noel, pero usted sabía que tan famoso personaje es nada menos que San Nicolás de Bari o de Myra, su fiesta es el 6 de diciembre en la catedral de Puebla se encuentra una figura de este santo la cual se encuentra en el altar mayor de este templo, cuenta con muchos devotos y acuden a pedirle muchos favores.

Pero ¿quién fue?, nació en el año 280 Patara, en la región de Licia que actualmente es territorio de Turquía en el seno de una familia adinerada, desde niño se destacó por su carácter piadoso y generoso, sus padres fervorosos cristianos, lo educaron en la fe.

Luego de la muerte de sus padres por la peste, heredó una gran fortuna que repartió entre los pobres y se fue a vivir a Myra ciudad de Anatolia hoy Turquía, donde sería consagrado obispo de una forma muy curiosa.

La tradición dice que varios sacerdotes y obispos se encontraban discutiendo sobre quién sería el futuro obispo, pues el anterior había fallecido, al no ponerse de acuerdo se decidió que fuera el próximo sacerdote que entrase en el templo que casualmente fue Nicolás de Bari.

Durante su época de obispo y en su afán por erradicar los cultos paganos, ordenó demoler el templo de Artemisa en Myra; el templo más grande y famoso de Licia, así como otros varios edificios paganos.

Fue preso por un decreto del emperador Licino contra los cristianos, San Nicolás de Bari lo encarcelaron y su barba quemada, siendo liberado por el emperador Constantino.

Participó en el Concilio de Nicea, donde condenaron las doctrinas de Arrio, quien se negaba a admitir el dogma de la divinidad de Cristo.

Para combatir los errores, utilizaba una dulzura exquisita, logrando grandes y sinceros conversiones, a pesar de su discreto talento especulativo y orador que tanto gusta los orientales.

Sin embargo, cuando se trataba de proteger a los más débiles de los poderosos, San Nicolás, a pesar de su avanzada edad, actuaba con gran arrojo y vigor.

A pesar de ser un anciano, seguía viajando, evangelizando y entregando juguetes a los niños para recordar a todos que en Navidad recibimos el mejor de los regalos a través de Jesús, la esperanza de la Salvación Eterna.

Murió el 6 de diciembre de 345 en Myra, más sus restos descansan en la ciudad portuaria italiana de Bari pues allí llegaron después que fueron retirados de Turquía tras la invasión musulmana.

Tras su muerte se convirtió en el primer santo, no mártir en gozar de una gran devoción en el Oriente y Occidente.

Son muchos los milagros que se le atribuyen a Nicolás de Bari, se dice que es protector de las jóvenes en edad casadera o en busca de marido.

Cuenta la leyenda que se enteró que tres jovencitas que pretendían casarse pero su padre no podía pagar la dote correspondiente, San Nicolás quien pretendía no se visto, dejó caer en la chimenea unas monedas de oro que coincidentemente cayeron en unas medias de lana que las jóvenes habían dejado a secar; y por esto se cuelgan medias en la chimenea para recibir los regalos en navidad.

Por este hecho es conocido como el patrono de las parejas que desean tener un buen matrimonio y como protector de las familias en problemas económicos. En algunos países su imagen aparece con tres monedas de oro en las manos.

Un milagro que es sorprendente es el haber resucitado por su intercesión a tres niños que habían caído de un árbol y murieron al instante.

Además se le atribuye el milagro de que los tres niños que sacrificaron para dar de comer a los clientes de un hostelero, siendo devueltos a la vida por intercesión del santo. Motivo por el cual se le representa con tres niños al lado, en una cubeta.

Se dice que en una ocasión salvó la vida de tres generales condenados a muerte injustamente, también se cuenta que en otra ocasión, hallándose un grupo de marineros en medio de una tempestad y habiendo invocado la protección de San Nicolás, vieron aparecer la figura del santo sobre el barco y al momento tempestad se calmo.

Uno de los milagros más recientes, es el ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial, cuentan cómo en un bombardeo a la ciudad de Bari una madre se separó de su niño en medio de la confusión, apareciendo éste horas después a la puerta de la casa sano y salvo, el niño contó cómo un hombre que describió como San Nicolás lo ayudó, lo protegió y lo llevó de regreso a su casa.

En los países europeos, recibían regalos de los dioses paganos, pero con el tiempo se sustituyó por los prodigios que realizaba Nicolás, y algunos se reemplazaron por este.

Se piensa que la transformación de San Nicolás por Santa Claus o Papá Noel, sucedió en el año de 1624, cunado los inmigrantes holandeses fundaron la ciudad de Nueva Ámsterdam, más tarde sería llamada Nueva York, quienes llevaban sus costumbre y mitos entre ellos el de Sinterklaas, su patrono cuya festividad se celebra en Holanda entre el 5 y 6 de diciembre.

El escritor Washington Irving en 1809 escribió una sátira, Historia de Nueva York en la que deformó al santo holandés, Sinterklaas, en la burla pronunciación angloparlante Santa Claus, más tarde el poeta Clement Clarke Moore en 1823, publicó un poema donde dio cuerpo al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving.

En ese poema se hace mención de una versión de Santa Claus enano y delgado, como un duende; pero que regala juguetes a los niños en víspera de Navidad y que se transporta en un trineo tirado por nueve renos, incluyendo a Rudolph o Rodolfo.

Posteriormente en el año de 1863, adquirió la actual fisonomía de gordo barbudo bonachón con la que se le conoce,esto gracias al dibujante alemán Thomas Nast, que diseñó este personaje para sus tiras navideñas en Harper´s Weekly, se piensa que su creador se baso en la vestimenta de los obispos de viejas épocas para crear este San Nicolás que nada tenía que ver con San Nicolás de Myra.

A mediados del siglo XIX, el Santa Claus estadounidense pasó a Inglaterra y de allí a Francia, donde se fundió con Bonhomme Noël, el origen de nuestro Papá Noel, quien tenía parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco con vivos dorados.

Igualmente a fines del siglo XIX, a partir de un anuncio estadounidense de la Lomen Company, se crearía la tradición de que Papá Noel procedería del Polo Norte y se popularizarían completamente los renos navideños como medio de transporte de Santa Claus.

Luego a inicios del siglo XX en 1902, el libro infantil The Life and Adventures of Santa Claus de L. Frank Baum, se origina la historia de cómo Claus se ganó la inmortalidad al igual que su título de santo.

De igual forma en el siglo XX la empresa Coca-Cola encargó al pintor Habdon Sundblom que remodelara la figura de Santa Claus/Papá Noel para hacerlo más humano y creíble. Esta versión data de 1931.

Se dice que los colores rojo con blanco se debieron a esta campaña pero se tienen datos que en las ilustraciones de Thomas Nast tenían estos colores, además de mencionar que en las antiguas representaciones religiosas del obispo Nicolás de Bari se le ve con sus vestiduras en estos tonos.

En cuanto a su hogar en el mito actual nos cuenta que viviría en las proximidades del Polo Norte junto a la Señora Claus y una gran cantidad de Duendes navideños, que le ayudan en la fabricación de los juguetes y otros regalos que le piden los niños a través de cartas.

Para poder transportar los regalos, Santa Claus los guardaría en un saco mágico; y los repartiría a las 00:00 horas del día 25 de diciembre. En un trineo mágico volador, tirado por renos navideños, liderados por Rodolfo (Rudolph); un reno que ilumina el camino con su nariz roja y brillante, siendo el último en agregarse a la historia.

Santa Claus podría entrar a los hogares de los niños, al transformarse en una especie de humo mágico y así entrar por la chimenea u otro orificio de las casas; si éstas no disponen de una.

Para saber que niños merecen un regalo, Santa Claus dispondría de un telescopio capaz de ver a todos los niños del mundo; además de la ayuda de otros seres mágicos que vigilarían el comportamiento de estos.

Así si un niño se ha comportado mal, se dice que quien lo vendría a visitar sería la carbonilla y no Santa Claus y como castigo carbonilla le regalaría a los niños solo carbón.

Así la historia de este personaje que todos conocemos pero solo como un personaje pagano y no como un santo; es más en muchos países europeos los regalos para los niños llegan el 6 de diciembre.

Te puede interesar:

El gran predicador, San Vicente Ferrer

San Charbel y la tradición de los listones de colores

San Ramón Nonato, fue prisionero de los sarracenos

ÚLTIMOS ARTÍCULOS