sábado, abril 20, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Rendijas

En su aspiración de libertad
y al hacer ver de una vez la vida
el amor camina entre las rendijas
que forman y fugan a los seres.

Esos soles terminales que enamoran
con las noches tenues que conquistan
son iridiscentes fuentes de rendijas
que apaciguan al osado corazón.

Cada una de ellas lleva al absorto
que se anima a tener un bosque
a tejer con sus verdores y matices
árboles de una nueva tradición.

Las hormigas temen su hondura
porque inventan mundos y veredas
que hacen perder al destino
y navegar al que mira el mar.

Los amantes afiebrados ven en ellas
el indicio de su doble eternidad
y la bifurcación de espacios encerrados
entre bucles de sudorosa piel.

Los obcecados novios en conquista
baldean sus rendijas con sus sueños
y al refrescarles la vida sus ensueños
tiran de ellas para abrirlas y escaparse.

Dicen que las inventaron los vikingos
para hacerse soles con sus noches
pero yo sé que fueron creación de aves
al buscar alguna vez su primer vuelo.

Intenté de pronto asir alguna
pero un viento impidió la urdimbre
entre una simple historia en vuelo
y un inacabable desconsuelo.

Mi correo es ricardocaballerodelarosa@gmail.com

ÚLTIMOS ARTÍCULOS