domingo, mayo 26, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Raymond Loewy, la historia de un diseñador industrial

Loewy hizo ilustraciones para las revistas Vogue y Vanity Fair.

En Revista Única recordamos al padre del diseño industrial, Raymond Loewy quien nació en París, Francia, el 5 de noviembre de 1893 y murió el 14 de julio de 1986 en Mónaco. A pesar de que nació y se crio en Francia, desarrollo casi toda su carrera profesional en los Estados Unidos, donde tuvo una gran influencia en muchos aspectos. En el año de 1990 la revista Life lo incluyó en su lista de «Los 100 norteamericanos más importantes del siglo XX». La carrera profesional de Loewy abarcó siete décadas y entre sus contribuciones a los iconos de la vida moderna se encuentran el logotipo de la empresa petrolífera Shell, los autobuses Greyhound, la locomotora S-1, el paquete de cigarrillos de la marca Lucky Strike, los frigoríficos Coldspost o el vehículo Studebeker Avanti.

Al terminar sus estudios de ingeniería en la Universidad de París y École de Laneau, Raymond Loewy emigró a los Estados Unidos de América en 1919. Algo que le llamó la atención a su llegada a América, fue la incoherencia existente entre la calidad de los productos estadounidenses y sus resoluciones formales (según sus propias palabras, formas groseras, toscas, abultadas y ruidosas). No dudó en trabaja para revertir esta situación y comenzó a promocionarse mediante una tarjeta donde decía: «Entre dos productos del mismo precio, función y calidad, se venderá mejor el más bonito.» Bajo este concepto publicará años más tarde su libro Lo feo no se vende, que constituyó una suerte de obra autobiográfica.

Raymond Loewy trabajó en Nueva York como un decorador de vidrieras de Saks Fifth Avenue y Macy y dibujó ilustraciones para «Vogue», «Harper Bazaar» y «Vanity Fair». En 1929, Raymond Loewy realizó sus primeros trabajos de diseño industrial. Entre los primeros encargos Raymond Loewy recibió fue el rediseño de la carcasa de aspecto poco atractivo de la máquina copiadora Sigmund Gestetner, que hizo que las ventas despegan y se mantienen altos. Raymond Loewy fue uno de los diseñadores más brillantes y exuberante, que desde luego también a un instinto para la comercialización de toda la vida sí mismo. Durante más de cincuenta años de práctica Raymond Loewy establecer estándares en el diseño industrial. Raymond Loewy es el pionero de forma eficiente. El uso de modelos de arcilla de modelado, diseño fluido Loewy, vanguardistas formas de un gran muchos productos básicos para el hogar y electrodomésticos, como heladeras, aspiradoras, radios, cámaras y teléfonos.

Diseñó también locomotoras de la Compañía del Ferrocarril de Pennsylvania, así como vehículos, como el «Hupmobile» (1934) para la Compañía de Motor Hupp, Studebaker el «Champion» (1947), y los autobuses emblemáticos simplificados Grehound. El «Coldspot» refrigerador Raymond Loewy diseñada en 1934 por la empresa de pedidos por correo Sears Roebuck se cree que es la primera empresa de electrodomésticos que se anuncia por su buena apariencia en lugar de su rendimiento. Raymond Loewy era también activo como consultor de diseño que ha creado la imagen corporativa de numerosas empresas. De 1935 Raymond Loewy recibió varios encargos para el rediseño de las grandes tiendas por departamentos.

Allá por la década del cuarenta pronuncia su emblemática frase: «el diseño industrial hace a los hombres felices, a los comerciantes ricos y da trabajo a los diseñadores» la cual tomó mayor vigencia en la Segunda posguerra cuando Estados Unidos hegemoniza el mundo capitalista, fortaleciendo sus industrias. Con todo esto nació así el mítico «American way of Life» en cuya consolidación Loewy tuvo un rol destacado. El hogar estadounidense, plagado de artefactos -la mayoría diseñados por Loewy– convierte al ama de casa en la principal destinataria de la industria de bienes de uso.

El nuevo diseño de embalaje de cigarrillos Lucky Strike, la Coca Cola y los logotipos de Shell y de la famosa botella de Coca Cola es un diseño de Loewy firma. En 1934, la práctica de Loewy fue reproducido a gran escala en el Museo de Arte Moderno. Durante los años 1960 y 1970, Raymond Loewy aconseja EE.UU. administraciones, el rediseño del avión Air Force One de John F. Kennedy. Fue Raymond Loewy que inspeccionó el interior del Skylab de la NASA para evaluar la calidad de vida de los astronautas tendrían en ella (1969-72). Para 1951, la autobiografía de Raymond Loewy, «Nunca dejar las cosas como estaban», fue un éxito de ventas internacional.

Loewy decía que «cuando uno diseña debe tener presente, primero y siempre, a la gran masa de público. Eso, por sí solo, ya incorpora a la sociología e ideología. Al mismo tiempo creo que debe existir una preocupación por elevar el nivel estético de la sociedad. Y vigilar siempre el control de calidad, obligando a los otros a que también hagan lo mismo. La simplicidad del diseño es esencial; el principal objetivo debe ser no complicar la ya complicada vida del consumidor. Atiborrar al consumidor con trastos es asesinarlo» .

Con datos de Historia del Diseño y Diseño siglo XX. @

Te puede interesar: El padre del diseño industrial Raymond Loewy

Louis Pasteur, creador de la pasteurización

Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis

ÚLTIMOS ARTÍCULOS