viernes, abril 19, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

¡Masturbación! beneficios (aparte de disfrutarlo)

El beneficio de hacerlo podría ser casi obvio pero, ¿sabías que la masturbación puede traer muchos beneficios a tu salud?  Aumenta tu autoestima, mejora tus relaciones sexuales, te ayuda a dormir mejor.

Aquí tienes unas cuantas razones para animarte a probar (si aún no te has atrevido) o para seguir haciéndolo.

¿A ti también te contaron historias de terror sobre la masturbación? Nos referimos a eso de que te podías quedar ciega, te iba a salir acné o, incluso, pelos en las palmas de las manos. Y aunque todavía hay gente que sigue creyendo que masturbarse puede provocar problemas mentales y físicos, es tiempo de desterrar esas leyendas urbanas sin fundamento. Además hasta en estos temas tabú existe desigualdad entre hombres y mujeres ya que está mucho peor visto que nosotras nos masturbemos a que lo hagan ellos.

Descubre algunas razones saludables para masturbarse, no te arrepentirás.

Te enseña a quererte más

El conocimiento de tu propio cuerpo puede ser increíblemente poderoso. La razón es que entre más sintonía haya entre tu cuerpo y tu alma, más feliz serás con tus relaciones. Los sexólogos recomiendan tomar un espejo y observar tus genitales. No te asustes si crees que tu vagina es rara la primera vez que la observes, es más normal de lo que crees. El objetivo no es erotizarte sino explorar y conocer tu cuerpo.

Mejora tus relaciones sexuales

Mucha gente cree que las mujeres que usan vibradores u otros “juguetes” difícilmente llegarán al orgasmo con un hombre. Sin embargo, los expertos aseguran que la masturbación es una de las mejores maneras de averiguar lo que te gusta en la cama, para luego guiar a tu pareja.

Aumenta tu seguridad en ti misma

¿No dicen eso de que masturbarse es tener sexo con la persona a la que amas? Hazlo porque, lo creas o no, complacerte a ti misma es una sencilla forma de mejorar tu visión de la vida. Cultiva buenos sentimientos hacia ti misma y podrás transmitirlos al resto del mundo.

Fortalece el suelo pélvico

Muchas mujeres ya conocen los beneficios de los ejercicios de Kegel, pero no que son similares a los que se obtienen a través de la masturbación. Los orgasmos ayudan a mantener un suelo pélvico fuerte y sano, a prevenir la incontinencia urinaria y a mejorar la salud sexual en general.

Te ayuda a dormir mejor

Seguro conoces ese sentimiento de paz y tranquilidad después de tener sexo, en donde se te antoja dormir un reparador sueño. Los expertos lo atribuyen a la cantidad de endorfinas que se liberan tras el orgasmo. Estas endorfinas promueven un sueño más profundo.

Es bueno para tu corazón

Los ataques al corazón son una de las grandes causas de mortalidad femenina. Con la vida que llevamos, seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente es complicado. Afortunadamente la masturbación estimula la circulación sanguínea, uno de los mejores seguros antiinfartos. Varios estudios sugieren que las mujeres que experimentan más orgasmos, solas o acompañadas, son menos susceptibles a las enfermedades cardiacas y a la diabetes tipo 2.

Es seguro

Salvo raras excepciones en las que el masturbarse se convierte en algo compulsivo y afecta otros ámbitos de tu vida, masturbarse es una de las formas más seguras de satisfacer tus necesidades sexuales. Si estás pasando por un período a solas o, simplemente te apetece disfrutar de un tiempo contigo misma, es la mejor opción. No tendrás que preocuparte por las infecciones de transmisión sexual ni por embarazos no deseados.

Reduce el estrés

Tener un orgasmo trae el disfrute en sí mismo, ahora imagina no tener que depender de nadie para que te lo proporcione. Algunos estudios sugieren que, incluso, pueden ayudar a prevenir la depresión. Ese tiempo a solas es el momento perfecto para relajarte.

Con información de Cosmopolitan.com

También podría interesarte:

Mexicanas y la masturbación

A romper el tabú de la masturbación

Si te gustaría saber más de esta placentera actividad esto te interesa

ÚLTIMOS ARTÍCULOS