La tradicional Catrina

La tradicional Catrina

En Revista Única te decimos cuál fue su origen y algunas curiosidades de este personaje.

La Catrina es uno de los íconos representativos de la cultura mexicana. Nace por el descontento del pueblo mexicano ante la clase privilegiada. Se encuentra presente en las celebraciones del 1 y 2 de noviembre en los altares y muchas personas lo utilizan como disfraz en este temporada.

La Catrina es una figura mexicana femenina que tiene más de 100 años de historia. En sus inicios este personaje surgió como una burla a los indígenas quienes habían hecho fortuna y ahora menospreciaban sus orígenes y costumbres.

Así la historia de «La Catrina» inicia durante los gobiernos de Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz. La palabra «La Catrina», fue creada por el caricaturista mexicano José Guadalupe Posada, originalmente se llamaba «La Calavera Garbancera». Esta palabra provenía de los vendedores de garbanzo, que siendo pobres aparentaban ser ricos y querían ocultar sus raíces indígenas. Este grupo de comerciantes pretendía tener el estilo de vida de los europeos.

El caricaturista supo plasmar la critica social de manera magistral en esta figura que le dio fama mundial. La influencia de la obra de Posada le llegó posteriormente a Diego Rivera. Quien acopla el término de “La Catrina” en 1947 en su obra “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central“. Aquí aparece el artista José Guadalupe Posada del lado derecho. A la izquierda se puede contemplar una versión infantil de Diego Rivera. Por detrás, no podía faltar, la reconocida pintora mexicana Frida Kahlo.

El mural se encuentra actualmente en el Museo Mural Diego Rivera, localizado en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Hoy en día, “La Catrina“, adornada con hermosos sombreros y flores, es una fuente de inspiración en muchas fiestas de disfraces, tanto dentro como fuera de México.

Curiosidades de La Catrina.

Durante el gobierno de Benito Juárez, Porfirio Díaz y Sebastián Lerdo de Tejada, comenzaron a aparecer dibujos de cráneos y esqueletos que ilustraban textos de la satírica política. Estos dibujos tenían la finalidad de hacer burla de la situación políticamente hablando que atravesaba el país. Se volvieron tan populares que se inició de manera independiente un periódico llamado de “combate” con dichas figuras.

La Catrina fue creada por José Guadalupe Posada, grabador, ilustrador y caricaturista Mexicano. Célebre por sus dibujos de escenas costumbristas, folclóricas, de crítica socio-política y por sus ilustraciones de «calacas» o calaveras.

Posada no era el único grabador reconocido por su trabajo de plasmar calaveras, entre otros representantes de este arte se encuentran: Constantino Escalante, Santiago Hernández y Manuel Manilla.

A través de las calaveras se retrataba también a la sociedad mexicana de aquella época.

Su nombre inicial era ‘La calavera garbanzera’. Pues aunque era de sangre indígena se creía española.

Diego Rivera se inspiró en el trabajo del grabador, y fue él quien le dio el nombre de Catrina. Su primera aparición, con un vestido clásico de la aristocracia de siglo XIX, fue el mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”.

Las calaveritas literarias son composiciones en verso que buscan reírse tanto de la muerte como los vivos. Estos textos se originaron en los periódicos de oposición y que acompañaban los dibujos de calacas y Catrinas.

Frida Kahlo de igual manera, llegó a incluir a este personaje mexicano en sus obras, como en “Sin Esperanza”.

Posada citaba a la Catrina como: “Hasta en los huesos pero con sombrero francés con sus plumas de avestruz”.

La Catrina surgió como una forma de revolución por el descontento social, pero su popularidad se fue relacionado con el día de muertos y hoy en día es un gran símbolo de la cultura mexicana.

@

Te puede interesar: Las calaveritas de azúcar

25 curiosidades del Día de Muertos

La celebración de Hallowen y sus curiosidades

Artículo anteriorConoce la cuarta generación de Alexa Echo dot
Artículo siguienteTendencias de maquillaje para el resto del año