sábado, abril 20, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Federico Hegel, filósofo alemán que pensaba en el espíritu absoluto y conciencia de dios

La filosofía de Hegel, es la culminación del idealismo alemán.

Hoy hablaremos de un filosofo alemán, su nombre George Wilhelm Friedrich Hegel o Jorge Guillermo Federico Hegelquien falleció el 14 de noviembre de 1831. Pero nació 27 de agosto de 1770 en la ciudad de Stuttgart en el Ducado de Wurttemberg, en el sudoeste de Alemania, hijo de Georg Ludwig Hegel y Maria Magdalena Louisa Fromm. Su padre era secretario de Karl Eugen, duque de Wurttemberg y su madre era hija de un abogado. Fue criado en una atmósfera de pietismo protestante. Tuvo dos hermanos Christiane Luise y Georg Ludwig, quien murió como oficial en la campaña rusa de Napoleón. Su madre murió de fiebre biliosa cuando él tenía trece años y él y su padre también sufrieron la enfermedad y se salvaron de la muerte.

Comenzó su educación a la edad de tres años en la «Escuela Alemana» e ingresó a la «Escuela Latina» dos años después. Su madre le enseñó gramática latina en casa antes de que él cambiara de escuela, lo que lo puso por delante de su clase. Se unió al Gymnasium «Illustre» a la edad de seis años desde donde completó su educación preparatoria. Durante este período, mostró una excelente capacidad académica y amor por la lectura de filosofía y poesía. Se unió a un seminario protestante (que era parte de la Universidad de Tubinga) a la edad de 18 años porque sus padres querían que se uniera al clero. Aquí se hizo amigo cercano del poeta Friedrich Holderlin y del filósofo Friedrich Wilhelm Joseph Schelling, que eran sus compañeros de cuarto. No les gustaba el ambiente restrictivo del seminario y fueron influenciados por la civilización helénica y la revolución francesa. El joven Hegel estaba más interesado en la filosofía y finalmente no se unió al ministerio.

Después de recibir su certificado teológico del seminario de Tubinga, se convirtió en tutor particular en la casa de una familia aristocrática en Berna. Sin embargo, no se llevaba bien con la familia y tomó un trabajo similar con un comerciante de vinos en Frankfurt. Durante este período, Holderlin ejerció influencia en sus pensamientos, lo que lo llevó a escribir la «Vida de Jesús» y «La positividad de la religión cristiana». También compuso algunos poemas y ensayos sobre religión y filosofía en su tiempo libre. En sus tiempos libres se dedicaba a leer detenidamente las obras de Aristóteles, Descartes, Platón, Spinoza, Kant y Rousseau. Los dos amigos se consagraron con ardor al estudio de las ciencias filosóficas, ilustradas en Alemania por Kant y Fichte. Cinco años asistió Hegel a las clases de la Universidad de Tubinga, y en posesión del título de Doctor en Filosofía aceptó las funciones de preceptor en Suiza y más tarde en Frankfurt. Dueño en los comienzos del presente siglo de una modesta fortuna por muerte de su padre, marchó con su amigo Schelling a la Universidad de Jena, que era entonces el foco principal de la filosofía alemana, y en donde Schelling acababa de anteceder a Fichte.

Gracias a su gran amigo Schelling logró entrar como docente a la Universidad de Jena en el año de 1801, su cargo fue interrumpido, cinco años después, por la irrupción de las fuerzas napoleónicas que propiciaron su clausura. Mientras estuvo en su cargo, Hegel se dedicó también a escribir y plasmar sus concepciones sobre el Estado y la dura situación del Imperio romano germánico en su obra la Constitución de Alemania. En suma, se refirió a la manera en que el sistema político tradicional de Alemania debería afrontar el impacto radical de las guerras revolucionarias francesas. Hegel y Schelling juntos publicaron el Kritische Journal der Philosophie (Tubinga, 1802), revista en la que el primero insertó su estudio De la fe y del saber, que critica los sistemas de Kant, Jacobi y Fichte, los cuales son, a juicio del amigo de Schelling, formas diversas de una Filosofía sumamente subjetiva, o, en otros términos, del sujeto pensante, del yo, Filosofía que considera los objetos sólo con relación a este sujeto, en tanto que Schelling y él, partiendo de la hipótesis de la identidad del pensamiento con lo que es, tendían hacia una Filosofía objetiva.

Viviendo en Jena entró Hegel en relaciones con Schiller y Goethe. Por el tiempo en que fue nombrado suplente de Schelling (1806) por el gobierno de Weimar con un sueldo mezquino, comenzaba a encontrar deficiente la filosofía de su antiguo compañero, y pensaba ya en oponerle un nuevo sistema, original por el método, si no alcanzaba a serlo por las ideas. Dio comienzo a su empresa escribiendo la Fenomenología del espíritu, libro que había de servir de introducción a la nueva doctrina, y al que su autor llamaba su viaje de descubrimientos (Bamberg, 1807); la obra debía constituir la primera parte de un nuevo Sistema de la ciencia, titulo que ya había usado Fichte, y que indica que Hegel se preocupaba ante todo del método. Eran aquellos tiempos sobradamente agitados, y no los que pudiera desear para la propaganda de sus ideas un pensador que perseguía fines tan altos. Obligado por las circunstancias trasladóse a Bamberg y entró a formar parte de la redacción de un periódico político; pero su genio era incompatible con el modo de ser del periodismo, y con gusto renunció a dicha profesión para ejercer las funciones de director del Gimnasio de Nurenberg.

Hegel llegó a la ciudad universitaria de Jena en 1801 y aceptó un trabajo como profesor no remunerado. En 1805 fue ascendido al puesto de Profesor Extraordinario, sin sueldo. Durante este período se ganó la vida publicando su libro «La diferencia entre los sistemas de filosofía de Fichte y Schelling» y contribuyendo a la revista «Kritische Journal der Philosophie», que cofundó con Schelling.Sin embargo, la ciudad universitaria de Jena cerró cuando el ejército de Napoleón entró y Hegel se vio obligado a mudarse a Bamberg, donde asumió el trabajo de editor de un periódico. En 1808, fue nombrado director de un gimnasio en Nuremberg, donde trabajó durante ocho años. Introdujo su libro «Fenomenología del espíritu» como parte del programa de estudios y comenzó a trabajar en la «Enciclopedia de la Ciencia Filosófica» durante este período. También publicó su libro «Science of Logic».Se unió a la Universidad de Heidelberg en 1816 como profesor. Publicó su libro, «La Enciclopedia de la Ciencia Filosófica en Esquema» en 1817 como un resumen de sus conferencias para sus estudiantes en la Universidad.

En 1818, asumió una cátedra de filosofía en la Universidad de Berlín, que estaba vacante desde 1814. Desde aquí publicó su libro ‘Filosofía del derecho’ en 1821. Durante este período, sus conferencias atrajeron a estudiantes de toda Alemania y del mundo. Luego fue nombrado Rector de la Universidad en 1829, cuando tenía 59 años. Estaba profundamente preocupado por los disturbios por la reforma en Berlín durante este período.

Cuando inició en la Universidad de Heidelberg Hegel publicó varios artículos en la Revista Crítica de Filosofía. Durante este periodo como profesor trabajó en diversos textos tales como: la Ciencia de la lógica (1816), la Enciclopedia de las ciencias filosóficas (1817) y la Filosofía del derecho. Su pensamiento marcó un hito porque generó una ruptura con el pensamiento kantiano. Hegel aseguraba que la filosofía debía pasar al campo del saber abandonando el del ser, para ser entendida y tratada como una ciencia. Su pensamiento fue difundido bajo el sistema de la dialéctica.

Esta expresa esencialmente que el mundo es una totalidad dinámica: cada cosa llega a ser lo que es en el seno de un continuo devenir, este proceso responde al carácter constitutivamente contradictorio del ser. De esto se desprende la idea que el movimiento esencial del ser es dialéctico. En suma, negatividad es un concepto muy analizado en el sistema hegeliano, porque explica el devenir de cada objeto en su contrario, y la resolución de ellos en una nueva figura que al final del proceso será negada.Un gran aporte de Hegel fue la introducción del concepto de la Dialéctica en la filosofía, ya que fue un sistema capaz de explicar la historia del mundo y el pensamiento. En realidad, este sistema filosófico y el pensamiento de Hegel siempre fue clasificado como complejo. Por este motivo, los estudiosos de Hegel decidieron desmenuzar este sistema dialectico presentándolo en tres etapas: Tesis, Antítesis y Síntesis.

Muchos filósofos modernos realizaron fuertes críticas en contra de la dialéctica por verla muchas veces como un sistema forzado que trataba a toda costa de encajar en la explicación de cualquier aspecto de la historia humana. También fue cuestionado por asegurar que su sistema filosófico estaba estratégicamente direccionado a servir como cobertura para la idolatría del estado; sus obras son un claro ejemplo del uso de su lenguaje como instrumento de control social. A parte de la dialéctica, Hegel mostró una fuerte atracción por la tendencia filosófica del historicismo, postulada por Ranke y Croce. El historicismo sustenta que el desarrollo de la historia está determinado por grandes leyes generales que se cumplen necesariamente, en este sentido, el historiador jugaba un papel de predictor del futuro si lograba determinar la tendencia en el devenir histórico. Por otro lado, el historicismo contenía implicaciones políticas porque era usado para justificar proyectos políticos.

Hegel se valió de este sistema para explicar toda la historia de la filosofía, de la ciencia, del arte, de la política y de la religión, pero muchos críticos modernos señalan que Hegel a menudo pasaba por alto las realidades de la historia. Karl Popper, en La sociedad abierta y sus enemigos, enjuicia que el sistema de Hegel constituye una justificación sutil del gobierno de Federico Guillermo III. En el pensamiento de Hegel podemos analizar su ferviente idea de la superioridad europea sobre las demás culturas del mundo. Para él, la Historia Universal nace en Asia, y culmina en Europa. Como argumento menciona la Reforma Protestante en Alemania, la Revolución francesa y la Ilustración como los eventos que han demostrado la más alta cultura. Además, se presentó como defensor absoluto del “Espíritu germánico”, que, acompañado del cristianismo, sería para él lo más evolucionado de la humanidad.

Vida personal y legado. Hegel estaba muy apegado a su hermana, y más tarde ella desarrolló celos maníacos de su esposa cuando se casó con Marie Helena Susanna von Tucher a la edad de 40 años. Tuvieron dos hijos, Karl Friedrich Wilhelm e Immanuel Thomas Christian, quien más tarde se convirtió en un erudito como su padre. Su hermana, Christiane, se suicidó ahogándose poco después de su muerte. También tuvo un hijo ilegítimo llamado Ludwig Fischer, quien se unió a la casa de Hegel a la edad de 10 años, cuando su madre murió. Murió mientras servía con el ejército holandés en Batavia.

Hegel murió el 14 de noviembre de 1831 debido al cólera y una complicación gastrointestinal, en Berlín, Alemania. En el momento de su muerte, era uno de los filósofos más destacados de Alemania. Sus puntos de vista fueron muy respetados y dividieron a sus seguidores en intérpretes conservadores de derecha de su trabajo y seguidores de izquierda que se movieron hacia una posición atea. Las notas de sus alumnos sobre la filosofía de la estética, la religión y la historia entregadas por él fueron publicadas después de su muerte como una importante obra de filosofía.

Confiesan sus mismos admiradores que Hegel, así en la cátedra como en la conversación, carecía de aquella facilidad y abundancia de expresión que ostentan a menudo los hombres de mediano talento y que dan brillo al genio. Por esto mismo, para explicarse la resonancia que hallaron sus doctrinas, preciso es reconocer que en su filosofía y en su manera de presentarla había alguna cosa de gran poder que cautivaba los espíritus. «El que una vez, dice Gans, había tomado el gusto a la profundidad y solidez de sus lecciones, era atraído más y más por cada una y retenido para siempre, como en un círculo mágico, por la fuerza de sus razonamientos y la originalidad de sus inspiraciones del momento…»

Cualquiera que sea el juicio que su doctrina merezca, no podrá negarse que Hegel realizó «el encargo más atrevido que se ha tentado hacer por la moderna especulación: explicar el grande enigma del espíritu humano y del Universo.» Era Hegel, sin disputa, un hombre de genio no común, una privilegiada inteligencia, y en sus obras abundan las apreciaciones ingeniosas, las ideas justas y nuevas sobre una multitud de materias. Aun conservaba todo el vigor físico de sus mejores años cuando el cólera le arrebató la vida. Su cadáver fue sepultado al lado de los restos de Fichte.

IDEAS FILOSOFICAS:

• Hegel, acogió con simpatía la etapa girondina de la revolución francesa (republicanos moderados), pero no así a los jacobinos, a los partidarios de Marat, D antón y Robespierre.

• La filosofía de Hegel, es la culminación del idealismo alemán de fines del siglo XVIII y comienzo del XIX, que con ella alcanza su cima más alta.

• Hegel resuelve el problema fundamental de la filosofía, partiendo del idealismo objetivo. (Sistema filosófico que considera como fuente primera del mundo, la conciencia impersonal, la cual existe objetivamente, como idea absoluta, razón universal, espíritu universal, etc. Separa la conciencia del hombre de la naturaleza, la convierte en algo absoluto, la deidifica. Considera el mundo material, como un producto de la actividad de una conciencia supra humana, tal como el otro ser del espíritu). El fundamento de todos los fenómenos de la naturaleza y de la sociedad, es el espíritu universal. Según Hegel, el espíritu universal es lo primario, es eterno; la naturaleza es lo secundario y derivado respecto del espíritu. Hegel lo denomina también idea absoluta, espíritu absoluto y conciencia de dios. Hegel presta atención singular a los problemas de la dialéctica del Concepto o del Pensar. Partiendo de Kant, Fichte y Schilling, crea su propio método dialéctico, que es una de las más grandes realizaciones, de la filosofía de principios del siglo XIX.

• Hegel, fue el primero en representarse el mundo como un proceso de movimiento universal, de desarrollo, desde los escalones inferiores, hasta los superiores, cuya fuente de movimiento son las contradicciones inherentes a todos los fenómenos.

Hegel, con su método dialéctico, ejerció una influencia sustancial, en el pensamiento filosófico posterior a él.

Historia y Biografía, E torre de Babel, The famous people y Filosofía

ÚLTIMOS ARTÍCULOS