ÉXODO, la última marea

ÉXODO, la última marea

Tras su exitosa participación en HELL (2011), el director Tim Fehlbaum quiso retratar un mundo único en imágenes, por eso Revista Única te cuenta los orígenes de ÉXODO, la última marea.

El origen

El director Tim Fehlbaum quería seguir trabajando con el productor Thomas Wöbke. La película visualmente impactante y atmosféricamente apocalíptica, protagonizada por Hannah Herzsprung, Lars Eidinger y Stipe Erceg, recibió (después de su estreno mundial en el Festival de Cine de Munich en 2011)  el German Film Advancement Award en la categoría de Mejor Director, además de recibir seis nominaciones al Premio del Cine Alemán, incluyendo Mejor Película.

Después de que la euforia que rodeaba a HELL finalmente se calmara, Fehlbaum y Wöbke partieron en busca de otro proyecto cinematográfico para el cineasta.

El director había visto unos años antes WORKINGMAN’S DEATH (2005), un documental filosófico de Michael Glawogger sobre los trabajos más pesados de todo el mundo.

Las contundentes imágenes de los soldadores pakistaníes, que desmantelaban barcos de carga fuera de servicio en un solar, se habían grabado profundamente en su conciencia.

A su vez, la atención de Thomas Wöbke se había centrado en Keiko (2012) de Tomasz Gudzowaty, un impresionante libro de fotografías que mostraba el mundo de los “destazadores de barcos”: esclavos modernos que realizan un trabajo solitario y, a menudo, inhumano, agotador y alejados de sus familias; este ejemplar se lo envió a Fehlbaum. Rápidamente quedó claro que estos «destazadores de barcos» eran un tema que quería examinar con más profundidad. Su mundo extraño y único fue una fuente de inspiración para ÉXODO, la última marea.

Sinopsis

Después de que el Planeta Tierra se vuelve inhabitable para la raza humana, la élite  gobernante se asienta en el Planeta Kepler 209. Al llegar, no todo es bueno: pronto se dan cuenta que la atmósfera de este planeta vuelve estériles a los nuevos habitantes.

Dos generaciones más tarde se pone en marcha el programa Ulises para determinar si la vida puede sobrevivir de nuevo en la Tierra. Se lanza la Misión Ulises II para confirmarlo de cualquier manera.

A su entrada al planeta, la cápsula espacial pierde el control cuando golpea la atmósfera y Blake (NORA ARNEZEDER) es la única astronauta sobreviviente, quien descubre que no está sola. Comenzará una lucha por la supervivencia y Blake deberá tomar decisiones que determinarán el destino de la humanidad.

El desarrollo de ÉXODO, la última marea

Después de HELL, Fehlbaum y Wöbke estaban decididos a abordar el nuevo proyecto a una escala más grande e internacional.

Una cinta hecha en Alemania, pero con aspiraciones mundiales, porque fue realizada en inglés y con actores internacionales. “Después de HELL queríamos mostrar que las historias alemanas podían tener un formato internacional”, explica Thomas Wöbke. Como en el caso de HELL, los dos cineastas intentaron que sus ideas fluyeran mutuamente en un guión.

«Pero no progresamos como habíamos imaginado y descartamos este enfoque”, recuerda el productor, quien había fundado su propia productora con Roland Emmerich como accionista de BerghausWöbke Filmproduktion.

Por suerte conocieron a Mariko Minoguchi, futura cineasta originaria de Munich, que en ese momento estaba estrechamente relacionada con la productora Trimaphilm, dirigida por Philipp Trauer y Trini Götze.

Tim Fehlbaum continuó con el desarrollo del guión junto con Minoguchi. Trauer y Götze se unieron a Wöbke y a su productora BerghausWöbke Filmproduktion. Trauer también se convirtió en productor de ÉXODO, la última marea.

“Me pareció extremadamente atractivo no solo crear un gran proyecto internacional, sino también impulsar una película en inglés, pero hecha en Alemania, con un estándar cinematográfico mundial”, dice Trauer, explicando su motivación.

“Me gustó la idea de que la historia tuviera una protagonista femenina. Y me gustó la combinación de las personas involucradas”.

También podría interesarte:

Tres películas que saldrán de Netflix el 1 de junio

Drake Bell protagonizará una película mexicana