Deseo al extremo, por qué tengo tantas ganas de hacer el amor

Deseo al extremo, por qué tengo tantas ganas de hacer el amor

Deseo al extremo ¿Por qué tengo tantas ganas de hacer el amor? Para descubrir esto, Revista Única te comparte este artículo de Psicología-Online en donde responden a la pregunta de «Por qué siento tanto deseo de hacer el amor«.

El deseo sexual es entendido como la emoción o el impulso de tener un encuentro íntimo como otra u otras personas, y también con nosotros mismos.

Este tipo de deseo nos lleva a querer mantener relaciones sexuales y afectivas, a buscar el placer y a compartir con otra u otras personas.

Por otra parte, el deseo sexual puede estar promovido por la atracción o el enamoramiento. Gracias al deseo sexual es posible perpetrar la sexualidad humana.

Por qué tengo tantos deseos sexuales

El deseo sexual depende de muchos factores, uno de ellos es la edad; y es que existen franjas en el desarrollo de nuestra vida en las cuales, por distintos motivos, puede incrementar el deseo sexual.

Un ejemplo claro de esto es la etapa de la adolescencia, cuando empezamos a descubrir nuestro propio cuerpo, la sexualidad y el placer individual y compartido.

Otro de los factores que está relacionado con tu situación personal es el hecho de tener pareja o que incluso convivas con ella, ya que esto genera momentos de intimidad que fomentan el deseo sexual.

También los cambios hormonales pueden influir en el aumento del deseo sexual.

Por otra parte, la salud mental es otro factor asociado. Puesto que, si nos sentimos seguros de nosotros mismos, nos queremos y aceptamos, nos sentiremos más propicios a mantener relaciones sexuales, lo cual, aviva el deseo sexual.

Qué siente un hombre cuando desea a una mujer (y viceversa)

El deseo sexual puede experimentarse y manifestarse de diferente forma dependiendo de cada persona. Es decir, se puede vivir con mayor o menor intensidad y puede ser más latente en un momento u otro de nuestra vida.

El deseo sexual puede surgir al pensar, imaginar, ver o estar en contacto con alguien, e incluso puede aparecer sin motivo aparente.

El deseo sexual se caracteriza por sentirnos con una gran carga de energía y excitación. A nivel fisiológico, aumenta el ritmo cardíaco y se acelera la respiración.

Esto puede ir acompañado de la erección del pene, del clítoris o de los pezones, aumentando el tamaño de los pechos y los genitales.

Esto además puede ir acompañado de la producción de fluidos de la vagina.

Por otra parte, estas reacciones del deseo sexual, tanto físicas como psicológicas, son diferentes entre hombres y mujeres. A nivel físico, se pueden apreciar las diferencias ya que, en función de nuestro sexo, contamos con unos genitales u otros.

A nivel psicológico, los hombres suelen excitarse más que las mujeres sin razón aparente, llegando a tener más fantasías sexuales.

Del mismo modo, los hombres tienden a priorizar las relaciones sexuales más que las mujeres.

Sin embargo, a diferencia de los hombres, a las mujeres no le es suficiente con que alguien les atraiga sexualmente para despertar completamente el deseo sexual, sino que necesitan cierta conexión emocional.

Cuándo las mujeres y los hombres tienen más ganas de hacer el amor

Las ganas de hacer el amor dependen de cómo nos encontremos anímicamente.

Por eso, si te preguntas «Por qué siento tanto deseo de hacer el amor», las respuestas pueden ser varias según el nivel de atracción que nos genere la otra persona, de la confianza y de la comodidad que sintamos con el otro y del ambiente donde nos encontremos.

Existen estudios que apuntan diferencias entre hombres y mujeres sobre cuando tienen más ganas de sexo.

Estas diferencias se encuadran en diferentes momentos debido a los mecanismos biológicos vinculados a cada sexo. En el caso de los hombres, el momento más propicio es por las mañanas, ya que sus hormonas sexuales se encuentran en su pico más alto.

Sin embargo, en este momento del día las mujeres suelen tener más alta la melatonina u hormonas del sueño.

Por ello, las mujeres tienen más ganas de hacer el amor en la franja horaria de la noche, puesto que, es en ese momento cuando las mujeres alcanzan el pico de cortisol, hormonas que estimulan el deseo sexual.

Cómo calmar el deseo de hacer el amor

Si te preguntas «Cómo quitar el deseo de hacer el amor», en primer lugar, hay que entender que el deseo sexual es un sentimiento normal y saludable, el cual podemos decidir satisfacer o no de manera individual (masturbación) o conjunta (relaciones sexuales).

Ahora bien, no podemos anularlo o hacer que desaparezca. Una vez entendido esto, podemos llevar a cabo ciertas acciones que pueden ayudarnos a reducir el deseo sexual:

  • Hacer deporte.
  • Ocupar el tiempo con otras actividades.
  • Evitar exponerse a estímulos excitantes.
  • No consumir drogas.

Este artículo es meramente informativo, ya que Psicología-Online no tiene la facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

También podría interesarte:

Revitaliza el sexo con 5 bebidas estimulantes del deseo

Consecuencias de dejar de tener sexo durante mucho tiempo

Mito: los hombres siempre tienen ganas de sexo

Artículo anterior¿Se le cae a AMLO el teflón?
Artículo siguienteExpresa presidente de Junta de Gobierno del Congreso interés por convertirse en mandatario de Puebla