Condones, datos curiosos

Condones, datos curiosos

El condón es el método anticonceptivo por excelencia, ya que no solo evita embarazos no deseado sino que además ayuda a impedir el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Esperamos que ya te sepas de pies a cabeza, toda la información sobre este pequeño aditamento que es nuestros principal aliado para tener relacione sexuales placenteras y segura, pero hoy te dejamos estos curiosos datos que podrían sorprenderte.

Son más antiguos de lo que puedas imaginar

Los antiguos egipcios ya utilizaban métodos anticonceptivos para evitar embarazos indeseados, se ponían telas y también partes de animales como el intestino del cerdo. Si damos un salto en el tiempo, en 1920 se inventó el primer preservativo de látex, y desde entonces su diseño apenas ha cambiado a pesar de los avances tecnológicos.

Su porcentaje de uso es muy pequeño

En Europa, el preservativo es un método anticonceptivo muy arraigado, pero a nivel mundial tan solo un 5% de los hombres utiliza condón. Aunque puede variar, ya que las diferencias entre unos países y otros son grandes, este porcentaje es una media. Esto se debe a cuestiones culturales en muchos países y al difícil acceso a ellos en algunas partes del mundo.

Su índice de efectividad es muy alto

No hay nada cien por cien seguro, pero el preservativo tiene los índices más altos de efectividad en lo que a métodos anticonceptivos y contra la transmisión de enfermedades se refiere. Tiene un 97% de efectividad a la hora de evitar posibles embarazos no deseados y un 95% para impedir el contagio de una ETS.

Todo el mundo puede (y debería) utilizarlos

No hay ningún impedimento, tanto médico como científico, que impida el uso del preservativo. Las personas con alergia al látex también pueden utilizarlos, ya que hay condones hechos de otros materiales para aquellos que tengan este problema. Los expertos recomiendan el uso de este anticonceptivo a pesar de que el grado de confianza en la pareja sea alto.

¿Quién compra más preservativos?

El condón es un método anticonceptivo masculino por lo que podemos pensar que la diferencia entre los hombres y mujeres que lo compran es grande. Pues bien, a pesar de que la mayoría de consumidores de este producto sean hombres, el 40% de los condones son comprados por mujeres. Lo cual es significativo ya que si él no tiene, seguramente ella sí.

Dos condones protegen más que uno: Falso

Esto es absolutamente falso, a pesar de lo que la lógica nos pueda decir. El utilizar dos preservativos causará fricción entre ellos lo que aumenta las posibilidades de romperse y por tanto no cumplirán su función. Hay que utilizar siempre un único preservativo, siempre teniendo precaución de no romperlo al abrirlo o al colocarlo.

Los utilizan en el ejército y no para lo que puedas pensar

Debido a su resistencia, los soldados lo utilizan para proteger sus armas de la arena y para guardar agua. En muchos casos también se utilizaban como guantes quirúrgicos y para detener hemorragias.

Importancia del látex

Se ha demostrado que este es el único material capaz de impedir el traspaso del VIH de una persona a otra. Es el arma más efectiva que hay en la actualidad para impedir el contagio de enfermedades de transmisión sexual. ¡Siempre hay que mantener relaciones seguras!

Uso adecuado

El uso adecuado del condón consiste primero en verificar la fecha de vencimiento del empaque, abrir con cuidado el sobre por uno de sus bordes usando los dedos, asegurarse que el reborde del condón quede hacia afuera para poder desenrollarlo.

¿Normales o extragrandes?

Los preservativos normales tienen una anchura de 55 mm de media, aunque varía dependiendo de la marca. Sin embargo los preservativos XL apenas tienen diferencia, el ancho varía hasta 57 mm lo que no resulta muy significativo. Así que si algún hablador te dice que utiliza solo preservativos XL,  como podrás ver ¡no es para tanto!

Esperamos que estos datos te sean de utilidad. Otras de las ventajas del condón son que es fácil de usar y es muy  seguro. Existen muchas variedades con olores, sabores, colores, texturas, no necesita receta médica. No causa molestias (salvo que la persona tenga alergia al látex, lo cual rara vez ocurre).

Con información de enfemenino.

Artículo anterior¿Qué es la felicidad?
Artículo siguienteSin Tonantzin, MORENA pierde Cholula