martes, abril 23, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Ascenso

¿Qué levanta mi desaliñada alma?
El nuevo misterio milenario
en cuyo centro los cielos
corrigen la montura de los vientos
y los sexos se abren sus corolas.

Los cantos sin pústulas ni amigos
dueños de la seducción de mariposas
y de sus encantos y vaivenes
con los que enloquecen las ballenas
que lanzan sus penas para ahogarlas.

Las oraciones de las noches
que danzan los linderos divinos
para tocar pulmones de arcángeles
y llevarlos a la cueva de las diosas
donde cavarán sus glúteos.

Los respiros agitados y desesperados
de los amantes que lastiman la calma
y hunden filosas navajas estigmatizadas
a cada costado que agoniza de placer
y cubre el diapasón de los cuerpos.

El oxígeno consumido por el fuego
que alza el calor de querubines
y narra con su vivencia humilde
la claridad amaestrada del rostro
en su divinidad hecha doncella.

La negrura que come estrellas
y alimenta de la nada las creencias
que son pliegos desteñidos de la infancia
donde las sonrisas de esos niños
recrean a fragmentos la puerta del sol.

Aquellas ansias de poseer tu cuerpo
en sediento espasmo acostumbrado
al arte de conquistar el aire de abanico
que lanzas con pupilas dilatadas
cuando el universal camina tu mirada.

Mi correo es ricardocaballerodelarosa@gmail.com

ÚLTIMOS ARTÍCULOS