Cuando hacemos ejercicio además de bajar de peso, también buscamos tonificar los músculos, y cuando no notamos los resultados inmediatamente podemos recurrir a otro tipo de alternativas; por ejemplo: masajes para tonificar los músculos.

Hace algunos meses cambié la rutina de ejercicio a una de mayor resistencia, precisamente para aumentar masa muscular y eliminar la flacidez; a pesar de que sí vi resultados, me recomendaron masajes para tonificar los músculos y decidí probarlos.

Al igual que el rostro, la piel también va perdiendo elasticidad y colágeno, y ciertos tratamiento ayudan a recuperarlo. El ejercicio ayuda a mantener la piel joven, pero los tejidos pueden romperse si la piel se estira de más, para eso también son los masajes.

Puedes acudir a una clínica especializada, y con la ayuda de un profesional te señalará lo que tu cuerpo necesita por zona. Pero si no tienes tiempo de acudir con un especialista, tú mismo puedes realizarte el masaje para tonificar.

Yo me realicé el automasaje en tres zonas principales:

Abdomen

Recuéstate boca arriba y da ligeros golpecitos con las yemas de los dedos para activar los músculos abdominales. Posteriormente, pellizca ligeramente donde tengas grasa acumulada.

Una de las zonas abdominales en donde más se acumula la grasa es en la parte baja o a los lados del ombligo. Después de pellizcar ligeramente tu piel, realiza movimientos circulares con los dedos pulgares y haciendo presión en la zona. Esto estimula las células grasas.

Piernas

Es una de las zonas en donde más se acumula la grasa y en donde aparece la molesta celulitis, también conocida como piel de naranja.

Debes sentarte boca arriba con las piernas flexionadas y con un poco de aceite hidratante masajea en forma circular las piernas. Esto estimulará la circulación y ayuda a tonificar las piernas.

Brazos

También es una de las zonas del cuerpo que pierde elasticidad fácilmente, pero también puede recuperarla con ejercicios y masajes.

Coloca una mano detrás de tu nuca y con la mano contraria, haz presión en los brazos, sobre todo en la zona de abajo. Al mismo tiempo trata de hacer fuerza en los músculos, pues así se activan y obtendrás mejores resultados.

Yo me realizaba mis masajes después de mi rutina de ejercicio y aplicaba aceite de lavanda que es relajante y también podía ayudarme en caso de presentar algún tipo de lesión.

Después de un mes de hacerlo un hábito, no solamente noté cómo mis músculos se tonificaron, también, mejoró el aspecto de mi piel.

Por lo tanto, los masajes para tonificar los músculos después de hacer ejercicio sí funcionan. Ahora probaré otras técnicas para compartirles mi experiencia más adelante.

Fuente: Salud 180 y MSN