Porsche creó su propia marca de autos y también fue el inventor del Escarabajo.

La historia de la empresa Porsche comienza en Bohemia, donde nació Ferdinand Porsche el 3 de septiembre de 1875 en Maffersdorf, República Checa como tercer hijo de Anton Porsche y de su esposa, Anna Ehrlic. Cuando se inventó el automóvil, Ferdinand Porsche tenía once años de edad. Estaba particularmente interesado en la electricidad y a los trece años instaló timbres eléctricos en el domicilio de sus padres y añadió la iluminación eléctrica a los dieciséis años.

Tras su periodo de aprendizaje de fontanero en el negocio de su padre, sus habilidades y su interés por la tecnología le llevaron a comenzar su carrera profesional en la Sociedad de Electricidad Bela Egger & Co., en Viena. Poco después del cambio de siglo comenzó a trabajar para Jacob Lohner, proveedor de la corte austriaca. Con su diseño del motor eléctrico al buje de la rueda sorprendió al mundo automovilístico en el Salón de París de 1900, donde presentó un vehículo con propulsión en las cuatro ruedas: el primer coche del mundo con tracción a las cuatro ruedas. Este principio de fabricación fue utilizado por la NASA setenta años más tarde en el diseño del vehículo de exploración lunar todoterreno. Ferdinand Porsche fue también el promotor del primer vehículo híbrido de la historia, un vehículo propulsado por gasolina y electricidad.

En 1906, Ferdinand Porsche, en aquel entonces ya era un hombre casado y padre de una niña, Louise pasó a formar parte de Austro Daimler, en Wiener Neustadt, donde nacería su hijo Ferry tres años más tarde. Durante sus diecisiete años de trabajo en esta gran empresa industrial austriaca, que más tarde lideraría en calidad de director general, desarrolló las primeras limusinas de alto rendimiento con forma aerodinámica, que le llevaron a ganar, siendo él mismo el piloto, el famoso Prince Heinrich Tour.

Mientras estuvo en la empresa, fabricó también camiones y vehículos terrestres para el ejército del emperador, diseñados para viajar tanto por carretera como por rieles ferroviarios; diseñó también motores de aeronaves, por los cuales le fue concedido un doctorado honorífico por la Universidad Técnica de Viena y, tras la Primera Guerra Mundial, construyó el primer vehículo deportivo biplaza, el «Sascha», que obtuvo el primer puesto en la carrera Targa Florio.

En 1923, Ferdinand Porsche se trasladó a Stuttgart para convertirse en director técnico de Daimler, donde se hizo cargo del diseño de los famosos modelos S, SS y SSK, al tiempo que contribuyó también a desarrollar motores para camiones, aeronaves, etc. Cuando finalizó su contrato volvió a Austria, donde comenzó a trabajar como director general de Steyr. En 1931 Porsche comenzó a trabajar de manera independiente y fundó su propia empresa de diseño en Stuttgart.

Así nacería la mítica marca alemana, Porsche, y se sede fue Sturgart, Alemania, pero esta no sería lo mismo sin todo lo logrado por Ferry Porsche, el hijo del fundador Ferdinand Porsche. La creación más reconocida es el Volkswagen Tipo 1, conocido comúnmente como Escarabajo. En sus inicios la fábrica tuvo un equipo de doce especialistas, Porsche desarrolló un motor radial de cinco cilindros refrigerado por aire, creado para los camiones.

Porsche se convirtió en la fábrica número 1 en la construcción de automóviles de carácter internacional. Registraron la patente de la suspensión por barras de torsión, pasando a incorporarse como tecnología puntera. El hijo de Ferdinando, Ferry, adelantó varios proyectos, como la mejora de la dirección del Wanderer de 2 litros, que pasó a usarse en los Auto-Union de carreras y en la línea de Volkswagen.

Fue un gran apoyo para su padre, especialmente en crear relaciones duraderas con los clientes de la compañía. Para el año 1934 la empresa creó un vehículo de carreras de 16 cilindros en línea. Ferry tenia también un gusto por conducir, así que, compitió con el nuevo coche de carreras, hasta que su padre le prohibió seguir ese camino. El 22 de diciembre de 1935, Ferdinand Porsche presentó el segundo vehículo de pruebas, un descapotable con nombre en clave V2. En febrero del 36, los dos primeros modelos de Volkswagen debutaban en la capital alemana.

Contaban con una pequeña Oficina de Ingeniería Porsche y la Asociación de la Industria del Automóvil del Reich Alemán, rubricaron un contrato para la construcción de un prototipo Volkswagen. Presentó su “Estudio para la Construcción del Coche del Pueblo Alemán”, la propuesta era crear un coche robusto, compacto y de bajo coste para el usuario. Porsche ganó el concurso de la Asociación de la Industria del automóvil de Alemania por su proyecto del Escarabajo. Gracias a esto en 1938 se empieza a construir la fábrica de Volkswagen en Fallersleben. Un año después el Escarabajo de Porsche se exhibe en el Salón del automóvil de Berlín siendo acogido de manera espectacular. Con la Segunda Guerra Mundial, la fábrica se dedica al diseño de tanques y jeeps.

En una ocasión en el año de 1948, Ferry salió a buscar el automóvil que siempre había soñado, no lo encontró y decidió construirlo. Ferry se muestra así como un hombre inquieto, visionario y un emprendedor impresionante. Así, bajo su dirección se sentaron las bases de lo comenzaría a ser una de las fábricas de automóviles más exclusivas de la historia.

Lo más complicado para la familia Porsche resultaría mantener el precio de venta que tenían que era de 999 reichsmarks o marcos alemanes de esa época; fue construido sin frenos hidráulicos, y trabajaron en la distancia entre ejes para que cuatro personas disfrutaran de un viaje confortable. Además, el diseño era apto para que el vehículo pudiera circular por pistas de campo y estrechas carreteras. Con las consecuencias negativas de la Segunda Guerra Mundial se limitó la fabricación de motores porque todo estaba destinado a la industria automovilística armamentística. Aunque, fabricaron un deportivo de 1.5 litros denominado Type 114. También adelantaron algunas maquinarias para el campo.

Así padre e hijo son detenidos por los servicios secretos franceses en Baden-Baden. La marca de carros fue juzgada luego que se difundiera la información que durante la confrontación bélica la compañía trabajó en el diseñó del carro de combate Tiger y otros vehículos militares para el régimen nazi. Como consecuencia, Porsche y su hijo fueron juzgados por crímenes de guerra en 1945. Pero por su avanzada edad fue absuelto, pero primero su hijo debió pagar una fianza. Ferry, siguió dedicándose a la maquinaria agrícola. En 1946, sin haber dejado de lado su ilusión de construir coches de carreras, a Ferry le encargan la creación del coche Gran Premio Type 360 y el biplaza de motor central Type 370.

Para 1947, Ferry Porsche comenzó a fabricar un auto deportivo utilizando los componentes de Volkswagenm, se trata del VW-Sport. En cuanto a la creación del Porsche 911, debemos decir que fue responsabilidad de Butzi Porsche, hijo de Ferry, cuyas formas básicas han perdurado hasta la actualidad, por ejemplo: se ha utilizado en el 911 hasta la generación 997. En el desarrollo del motor también intervino Ferdinand Piëch Porsche, el ingeniero que creó el Audi Quattro y que llegó a ser presidente del grupo Volkswagen.

El primer deportivo que sale de esta aún pequeña compañía es el Porsche 356, seguido del Porsche 911. Durante cinco décadas Ferry dirigió con gran éxito esta factoría alemana, bajo unos estándares y detalles de diseño y tecnología, aplicables hoy en día a cualquiera de sus modelos, haciéndole como el principal fabricante de vehículos deportivos del mundo.

Ferdinand fue miembro del Partido Nacionalista Alemán y de la SS, en el año de 1937, Adolfo Hitler le concedió el Premio Nacional Alemán de las Artes y las Ciencias, una de las condecoraciones menos frecuentes del Tercer Reich. El Dr. Porsche es considerado uno de los genios del diseño automotor. Es de mencionar que Ferdinand Porsche fue contratado también por VW como consultor, y recibió regalías por cada «Escarabajo» producido, lo que proporcionó notables ingresos a la familia, dado el éxito del modelo.

A finales de 1950, sufrió un accidente cerebrovascular, del cual no se recuperaría, y moriría semanas más tarde, el 30 de enero de 1951, a los 75 años. Fue enterrado bajo el rito católico en la capilla particular de la familia Porsche, en la localidad de Zell am See. En el año de 1999, de manera póstuma fue nombrado el Ingeniero Automovilística del Siglo XX.

Con información de Porsche Holding, Historia-Biografía y Wikipedia