Trucos para estar bella en un tratamiento oncológico

Trucos para estar bella en un tratamiento oncológico

Algunos consejos para que luzcas bella con la pérdida de cabello

En un tratamiento oncológico ya sea cirugía, radioterapia y quimioterapia; el organismo piel, cabello, y otros; pueden manifestar reacciones adversas. Sin embargo, siempre surgen muchas interrogantes como ¿qué reacciones a este tipo de tratamiento pueden afectar más la imagen estética?, ¿qué se puede hacer para estar bella a pesar de estos tratamientos?.

Consejos de belleza para la pérdida de cabello

Éste suele iniciarse a las dos o tres semanas de la quimioterapia y afecta a la cabeza, vello facial, axilas, brazos, piernas. El cabello se empieza a debilitar y luego se cae a mechones hasta que desaparecen. Con el fin de llevar este cambio lo mejor posible es recomendable lo siguiente:

Tienes que hidratar con cuidado el cabello y el cuero cabelludo.

Compra una peluca lo más parecida posible al aspecto natural, color y estilo de tu cabello. Este debe ajustarse a la medida de la cabeza para no aplicar pegamento ya que la piel estará más delicada y no lo tolerará.

Para conservar su buen estado, se recomienda cepillarla en dirección de las puntas hacia arriba. Luego se debe sumergir en un tazón con agua fría y champú de bebé o para pelucas, se agita suavemente y se remoja por cinco minutos. Se puede acondicionar el cabello con un producto para pelucas o con un acondicionador tradicional. Por último, se exprime la peluca con suavidad sin torcerla y se deja secar al natural. Para finalizar, se recomienda colocar la peluca sobre un objeto alto y delgado, como un pomo de spray de pelo, para que el aire pueda circular.

Rasurar la cabeza cuando la caída sea inminente para evitar ver el pelo crezca de forma desigual y antiestética. A partir de ese momento, se debe proteger el cuero cabelludo aplicando un filtro solar si se lleva la cabeza descubierta para evitar la incidencia de la radicación UVA y a la hora de lavarla, no frotar ni rascar la piel sino más bien aplicar un suave masaje con la yema de los dedos y a continuación hidratarla.

Disimula la pérdida de las cejas maquillándolas con un lápiz fino del mismo tono, a pequeños trazos, que simulen los pelitos.

Usa las pestañas postizas si se presenta su pérdida. Se recomienda que éstas sean delgadas, livianas, cortas y fáciles de pegar. Aplicar con cuidado en la línea natural de las pestañas. Para removerlas, sólo utiliza un desmaquillador.

Consejos de Belleza para la piel

La piel se encuentra muy expuesta durante este tipo de tratamiento, ya que pueden aparecer áreas de gran sequedad, erupciones, descamación, acné, zonas hiperpigmentadas, telangiectasisas y mayor sensibilidad al sol.

En lo que se refiere a la piel se aconseja: efectuar una ducha corta con jabón suave y agua no demasiado caliente. Secar sin frotar. Aplica de forma frecuente lociones corporales emolientes a hidratantes. Evita los desodorantes con alcohol que pueden ser irritantes al igual que el uso de perfumes, colonias y lociones post afeitados con alcohol.

El cuidado facial consistirá en: Limpiar con una leche hipoalergénica muy suave y de fácil aclarado del rostro. Aplaza los tratamientos antiedad, redensificador, peeling, despigmentante, entre otros, hasta después de terminar la quimioterapia. Además protege los labios con bálsamos labiales ya que tienden a resecarse.

El cuidado de las uñas. Ya que estas pueden sufrir varias alteraciones debido al daño de la matriz ungueal, como consecuencia se volverán más frágiles y presentarán problemas de engrosamiento, estrías transversales o longitudinales, cambios de color, de forma o de dirección.

Se recomienda: Llevar las uñas cortas e hidratarlas con mucha frecuencia. No uses laca de uñas para evitar la acción de los componentes del esmalte y del quitaesmalte.

La boca y su cuidado, este tipo de tratamiento afectan, en muchos casos, los dientes, encías, epitelio bucal y glándulas salivares, ya que una vez iniciado, se presentan sequedad, mayor sensibilidad, infecciones, cambios en el gusto, aftas o infecciones.

Debido a ello, se recomienda acudir al odontólogo antes de comenzar el tratamiento para qué realice una limpieza completa con flúor de forma tal que se fortalezca el esmalte dental y disminuya el deterioro de los dientes. Luego, de iniciado, se recomienda: Extremar la higiene bucal cepillando los dientes varias veces al día con un cepillo suave que no dañe las encías y con pasta fluorada. No uses colutorios con alcohol. Bebe agua con frecuencia y enjuaga la boca con ella a menudo.

Puedes tomar caramelos o chicles sin azúcar o sustitutivos salivales para mantenerla húmeda. Toma los alimentos templados o fríos. La mejor opción son aquellos de fácil masticación y poco especiados. Una vez finalizado el tratamiento, el organismo vuelva a su normalidad. En este sentido, se recupera la actividad de los folículos pilosos y comienza a salir el pelo nuevo. Esto ocurre al cabo de uno o dos meses que es lo que tarda el organismo en eliminarlos restos de los fármacos.

Este nuevo cabello puede tener otro aspecto, textura y color diferente al que tenía antes. El primer pelo fino y débil es conveniente rasurarlo para que salga con más fuerza y de manera homogénea. También, se recomienda realizar masajes en el cuero cabelludo los cuales estimulan la circulación hacia los folículos pilosos.

Es importante comprender que, para poder erradicar esta enfermedad del organismo se requiere este tipo de tratamiento agresivo. Es decir, ante todo se debe pensar en la salud, pero sin olvidar el aspecto estético teniendo siempre un buen ánimo el cual ayudará también a sobrellevar y anular esta enfermedad.

Artículo anteriorOfrece Secretaría de Economía apoyo a productores de Calpan para exportar mole
Artículo siguienteLa Virgen de la Merced y los mercedarios en Puebla