Ora arzobispo por la paz y dedica misa a Paola, a sacerdotes jesuitas y civil asesinados

El arzobispo Víctor Sánchez Espinosa hizo oraciones para que regrese la paz al estado y, en general, a todo el país; además, dedicó la misa dominical que encabezó en la Basílica Catedral de Puebla a Paola “N”, quien fue encontrada muerta y con signos de violencia al interior de su casa en la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas, en Angelópolis; y a los dos sacerdotes y al civil asesinados en un templo de la Sierra Tarahumara.

Sánchez Espinosa dedicó un espacio en sus oraciones a Paola, quien tenía 36 años de edad y cuyo cuerpo fue hallado sin vida la mañana martes 21 de junio, luego de ser agredida, de acuerdo con las primeras investigaciones, por su expareja y padre de tres hijos.
Al mismo tiempo, ante el doble asesinato de los sacerdotes de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, Javier Campos y Javier Mora, además del guía turístico Pedro Palma, en el templo de la comunidad de Cerocahui, en el estado de Chihuahua, Sánchez Espinosa lamentó que en medio del clima de violencia que se vive en el país, se hayan presentado los hechos que lastiman a la sociedad.

“Nos unimos en la oración y en el aprecio a la Compañía de Jesús que, ante estos tremendos hechos delictivos que está viviendo nuestro país, han perdido a dos sacerdotes queridos en la Tarahumara”.

Al inicio de la celebración religiosa, Sánchez Espinosa destacó que trató, en algún momento, a los dos sacerdotes jesuitas que dedicaron su vida a apoyar a la población indígena de Chihuahua que enfrenta diversas dificultades.

“En lo personal, los conocí y los traté, el padre Joaquín y el padre Javier, me parece que los sepultan mañana allá en la Tarahumara donde uno estuvo 43 años con los rarámuri y el otro 23 años. Toda una vida dedicada a nuestros hermanos indígenas. Al guía de turistas, Pedro”, resaltó.

En su mensaje a los fieles católicos, Sánchez Espinosa llamó a realizar oraciones para que el clima de paz y tranquilidad regrese a las diferentes comunidades del país ante el aumento de violencia que padece la sociedad.

“Y pidamos a Dios nuestro señor para que reine la paz en nuestra patria, para que reine la paz en nuestras familias, para que reine la paz, el amor, la concordia, en nuestra sociedad”, añadió.

En su mensaje, Sánchez Espinosa expresó su pesar ante la situación complicada que viven las familias, enmarcada por un clima de violencia e inseguridad y recordó las palabras del Papa Francisco para evitar caer en la globalización de la indiferencia.

Artículo anteriorAlumna BUAP gana medalla de plata en luchas asociadas del Campeonato Panamericano de Cadetes
Artículo siguienteUmapada Pal, el científico de la BUAP número uno del país en Ciencias de Materiales