¡No puede ser que violen, maten y quemen mujeres!

La Chica Única

La crueldad para matar a las mujeres cada día se perfecciona.

Leemos a diario notas donde dice que son mutiladas, aventadas a cisternas, quemadas, violentadas con ácido y cosas de verdadero terror.
Pero nunca falta el implacable “Club de Toby” que se encarga de justificar, culpar a la víctima y enterrar la tragedia.

Los más recientes casos son los de Luz Raquel Padilla, en Jalisco, y Margarita Ceceña, en Morelos, ambas quemadas por personas que permanecen en la impunidad.

En el caso de Luz Raquel nos quieren hacer creer que la culpa es de ella por tener un hijo con autismo y por haber ido a comprar alcohol y un encendedor.

El caso de Margarita Ceceña ha sido casi resuelto: una disputa familiar por ‘Los terrenos de la abuela’

En Puebla hay casos terribles sin resolver o con una justicia a medias o mejor dicho: una falsa justicia.

En enero de este año una mujer policía fue atacada sexualmente por el director de la policía municipal de Tetela de Ocampo, quien resultó ser compadre del presidente municipal, la presidenta del DIF municipal, y también comadre del agresor, le dijo que ella tenía la culpa, que lo provocaba.
Hasta el momento nada pasó.

En 2016 en el municipio de Huauchinango, Yanelli fue violada dos veces.
La primera al tomar un taxi colectivo, que fue abordado también por un par de asaltantes que terminaron violándola y la segunda en represalia por haber denunciado la violación.
Seis años después sigue esperando que la fiscalía le haga justicia.

La indiferencia del estado no solo a este par de casos, sino a decenas es indignante.

En abril de este año, Sandra Elizabeth fue levantada en el municipio de Amozoc y fue hallada muerta en una cisterna, un mes después.

La violencia feminicida es definida en el Diario Oficial de la Federación como “la forma más extrema de violencia hacia las mujeres, producto de la violación de derechos humanos por conductas misóginas e impunidad que pueden culminar en el homicidio”.

En este país todos los días hay una: Yanelli, una Luz Raquel, una Debany, una Sandra Elizabeth…y también un “Club de toby” encargado de decir que las culpables son las mujeres.

Qué tristeza da que los políticos lo vean como un «lucro» cuando pueden encabezar la lucha, pero queda claro que el ‘show’ es primero.

Ya me enojé.
¡No puede ser que violen, maten y quemen mujeres!

La Chica Única
@lachicaunica_

Artículo anteriorEl poker de Andrés Cerón
Artículo siguienteVan Gogh alive en México