sábado, abril 13, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Necesario mejorar condiciones de personas con discapacidad, coinciden Rivera y Ortiz

En un estado donde se estima que más de 940 mil personas viven algún tipo de discapacidad, y que hay alrededor de 126 mil adultos mayores dependientes, abrir espacios de pensamiento colectivo para discutir el rumbo de las acciones entorno a estas realidades es fundamental, por ello, por la activista y exdiputada Luana Amador Vallejo organizó el ‘Diálogo entre especialistas y personas que viven con discapacidad’.


Este diálogo inició con la ponencia de Marco Cubillo, Coordinador del Instituto Transdisciplinario de Rehabilitación del Centro Mexicano Universitario de Ciencias y Humanidades, quien destacó que este un colectivo diverso ya que lo componen niñas, niños, mujeres, adultos mayores, integrantes de la comunidad LGBTQ+, por lo que cada caso es diferente. Destacó que lo importante es visibilizar los problemas de las personas con discapacidad y adultas mayores, así como de las y los cuidadores, presentando sus problemas y posibles soluciones.


En este sentido, Lili Ortiz recordó que desde la primera administración de Eduardo Rivera la atención a personas con discapacidad y adultos mayores fue una prioridad, por ello se creó el Centro Municipal de Equinoterapia y Rehabilitación Integral (CMERI), que cumplió recientemente 10 años de apoyo, acompañamiento y atención a la población con algún trastorno o enfermedad, así como a sus cuidadores, día a día creciendo gracias a las alianzas con hospitales, universidades y empresarios que se sumaron a esta importante labor.
Lalo Rivera resaltó que estos encuentros le permiten escuchar y anotar lo que vive este sector de la sociedad, la charla entre Marco Cubillo y asociaciones civiles brindaron un diagnóstico y vislumbraron soluciones concretas que tomará en cuenta para establecer compromisos en la campaña que se avecina; “yo sí creo que puede haber otro camino en la salud para Puebla”, afirmó.

Entre las asociaciones que se dieron cita estuvieron: Inclusión en Acción, Ilumina Mi Vida, Sumando por el Autismo, Clubes de Servicio de Puebla, Villas Juan Pablo, Valora, Potenciando la Discapacidad, Asociación Deportiva para Ciegos y Débiles Visuales Puebla, Villas Juan Diego, Cinia, Fundación Down, Vida Incluyente, Special Olympics, Topos, Dance On Wheels, Ex Consejo Ciudadano para la Discapacidad, Vida Digna, Personas Con Discapacidad San Andrés Cholula, Residencia Geriátrica Huehuecalli; los Clubes Rotario Puebla Campestre Real, Puebla Oriente y Corporativo; así como estudiantes de diversas universidades.

Las participaciones de las y los miembros de dichas asociaciones

En este encuentro al que fueron invitados Lalo Rivera y Lili Ortiz:
Alex Molina y Moisés Cerezo – deportistas paraolímpicos-  hablaron sobre los esfuerzos y travesías experimentados en búsqueda de apoyos, sobre los problemas de movilidad y discriminación a los que se enfrentan

Socorro Ochoa e Ivonne Montes expusieron lo que viven las niñas y niños con labio y paladar hendido, así como aquellos que requieren terapia de lenguaje necesitan una atención transinstitucional, por lo que es urgente un Centro Estatal para estos pacientes.
María Antonieta Morón destacó que es importante llevar a cabo campañas de sensibilización e información sobre el espectro autista; y Verónica Alvidrez compartió su buena experiencia con el CMERI por lo que sueña que exista un Centro de Autismo Estatal.

Guadalupe González aportó que las tecnologías de asistencia deben estar al alcance ya que actualmente son poco accesibles, y se requiere una correcta prescripción de estas herramientas para el uso correcto según las necesidades del paciente; en tanto, Vanesa Huerta señaló que se debe continuar el mantenimiento del piso podotáctil en las calles del Centro Histórico de Puebla y corregir la señalética en braille para una mejor movilidad de la gente con ceguera.

Por su parte, Carolina O’Farril apuntó que las y los adultos mayores no sólo requieren de un apoyo económico, sino también de un sistema de salud, seguridad en casa y en traslados, además de la capacitación de los familiares que cuidan de ellos, pues el servicio particular de cuidadores es caro para muchas personas de esta edad.

Y Daniel Aquino celebró que existan espacios donde personas con discapacidad y sus familiares puedan en primera voz plantear inquietudes, preocupaciones, dudas y quejas sobre lo que experimentan.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS