jueves, febrero 29, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Muere José Agustín, escritor que dio rostro a toda una generación

Muere José Agustín, el autor representante de una corriente literaria que irrumpió con irreverencia en la década de 1960, ha muerto este martes a los 79 años en su casa de Cuautla, Morelos.

Un poco de su vida y obra

Nació en la ciudad de Guadalajara, Jalisco el 19 de agosto de 1944, sin embargo el mes siguiente fue registrado en Acapulco, Guerrero.

Estudió letras clásicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, dirección en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos y composición dramática en el Instituto Nacional de Bellas Artes y en la Asociación Nacional de Actores.

Comenzó a publicar en diversos periódicos y revistas en la adolescencia. Fue profesor visitante en la Universidad de Denver, conductor y productor de programas culturales para la radio y la televisión, y ha coordinado varios talleres literarios.

José Agustín fue uno de los fundadores del diario Reforma; y colaborador en los suplementos culturales Confabulario del diario El Universal y La Jornada Semanal de La Jornada.

Como cineasta, José Agustín dirigió un largometraje, Ya sé quién eres / Te he estado observando. Ha escrito varios guiones y colaborado en otros. Actuó en la película De veras me atrapaste, de Gerardo Pardo (1983). También fue traductor de literatura.

Su muerte

José Agustín Ramírez (Guadalajara, Jalisco, 1944) ha muerto este martes a la edad de 79 años a causa de un largo padecimiento por diversas afecciones en su salud, ha confirmado uno de sus hijos, Andrés Rodríguez, al diario La Jornada.

La muerte del escritor ha tenido lugar en su casa de Cuautla, en el Estado de Morelos, a unos 80 kilómetros de Ciudad de México, a donde se trasladó con su familia hace más de 40 años y en donde permanecía en cama rodeado de sus seres queridos.

Su literatura (que inicio cuando apenas tenía 16 años) ha marcado en México un parteaguas que rompió con el canon literario de la época y que irrumpió con fuerza gracias al lenguaje coloquial, tradicional y desenfadado que dio identidad y lugar a miles de jóvenes mexicanos que por primera vez veían en la literatura nacional un espacio en el que se sentían representados.

Su obra, que confluye con la cultura popular de la época, sonorizada por el rock y los autores que más le influenciaban, fue catalogada como parte de lo que luego él mismo trató de definir como la contracultura mexicana.

Ha muerto uno de los autores más representativos de México. Uno de los últimos grandes de la literatura nacional del siglo XX, cuyos libros se pueden encontrar casi en todas las librerías de cualquier tipo en el país.

José Agustín encarnó en vida y obra la naturalidad y la rebeldía de lo que significaba ser joven en la década de los sesenta y setenta en el país. En una época en la que los valores tradicionales heredados por la Revolución Mexicana todavía permeaban sobre los cielos de la moral nacional, él le dio vida a personajes que se cuestionaban su lugar en el mundo, y que lo hacían con las mismas palabras con las que los jóvenes se enfrentaban día a día a una sociedad y a un mundo que se transformaba vertiginosamente.

Su obra ha sido, sin duda, una de las mejores representaciones de lo que hoy se conoce como novela juvenil, hecha por y para los jóvenes de su época, narrada en sus formas y sus matices y con la sinceridad y la naturalidad suficiente para encajar y trascender.

También podría interesarte:

José Revueltas, crítico de la desigualdad

20 de enero de 1913, murió José Guadalupe Posada

ÚLTIMOS ARTÍCULOS