sábado, abril 20, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

José Revueltas, crítico de la desigualdad

José Revueltas, fue un escritor y crítico de su tiempo que, en un mundo de terribles desigualdades, nunca optó por el silencio.

José Revueltas fue un escritor, guionista, activista y crítico político que se mantuvo reacio a aceptar las desigualdades e injusticias que sufrían los más vulnerables.

Infancia de José Revueltas

José Maximiliano Revueltas Sánchez, mejor conocido como José Revueltas, nació el 20 de noviembre de 1914 en Durango. Sus padres fueron don José Revueltas Gutiérrez y doña Romana Sánchez.

En Durango, don José creó una tienda de abarrotes. Se trataba de “El Naranjo“. Este negocio se convirtió en uno de los más prósperos del lugar. Gracias a ello, la familia –la cual llegó a estar conformada por un total de doce hijos–, pudo desenvolverse con cierta holgura económica.

Sin embargo, doña Romana y don José no querían que sus hijos fuesen comerciantes sino artistas. Por lo mismo, les transmitieron el amor por los libros.

Entre ellos tenemos a Silvestre, Fermín, Rosaura y, por supuesto, a José. El primero se convirtió en un gran músico y compositor. Fermín destacó como dibujante, pintor y, además, se considera el iniciador del movimiento muralista mexicano. Por otra parte, Rosaura sobresalió como actriz, bailarina y escritora. Y, finalmente, José como escritor y activista político.

Adolescencia problemática

Para 1920, parte de la familia Revueltas-Sánchez se trasladó a la Ciudad de México. Don José abrió un nuevo negocio con el mismo nombre de “El Naranjo” en La Merced. Además, decidió que sus hijos estudiaran en el Colegio Alemán.

El hecho de estudiar en un lugar privilegiado marcó definitivamente a José. Esto debido a que el colegio colindaba con las calles sucias y peligrosas de la colonia Doctores. Fue así como Revueltas observó dos mundos completamente distintos que direccionaron el rumbo de su vida y de su escritura.

Tres años después de la llegada de los Revueltas a la Ciudad de México, don José sufrió fallas renales y murió. Esto cambio la situación económica de la familia y marco el rumbo de José.

A partir de ese momento, se involucró en un ambiente que ya no lo abandonaría. Revueltas se convirtió en un testigo directo de la vida de prostitutas, padrotes, comerciantes y curanderos.

Cuando tenía tan solo 13 años, Revueltas decidió abandonar la escuela. El joven había encontrado refugio en la Biblioteca Nacional. Ahí conoció textos de vital importancia para su desarrollo intelectual y creativo. Algunos de ellos fueron el Manifiesto Comunista y textos de Dostoievsky.

Sin embargo, doña Romana creía que su hijo andaba en malos pasos. Por ello lo metió a trabajar en una ferretería. Ahí, Revueltas conoció a alguien que marcaría su vida. Se trataba de un joven apodado Trotsky. Este reunía a los trabajadores y les hablaba de sus derechos y sobre el comunismo.

El inicio de un interminable ir y venir de la cárcel

A partir de ese momento, Revueltas hizo todo lo que pudo para ingresar al Partido Comunista Mexicano (PCM). Y en 1929, vivió su primer encuentro con la cárcel, ya que después de que asistiera a un evento organizado por el Partido en el Zócalo de la CDMX. El joven José izó una bandera roja en el asta principal y por eso fue detenido.

Revueltas, celebró sus 15 años en la correccional. Sin embargo, quedó libre bajo fianza seis meses después. Aunque, este sería solo el principio de una vida acompañada de continuos encarcelamientos.

A pesar del entusiasmo y compromiso del joven, era un año difícil para el Partido. En esa década, todos los miembros debían moverse entre la clandestinidad y las sombras pues el presidente Pascual Ortiz Rubio lo había declarado ilegal.

De esta manera, en 1932, José Revueltas fue detenido por repartir panfletos de su partido. Él, junto con varios de sus camaradas, fue llevado a una prisión de máxima seguridad en las Islas Marías. No obstante, no duró mucho prisionero pues aún era menor de edad.

El asedio y el final del genio creativo

Después de salir de prisión, el PCM lo envió a Moscú. Sin embargo, durante su estancia recibió una carta de su madre en la que le contaba que Fermín había muerto. Revueltas regresó a México con profundo pesar, pero no abandonó su causa y se dedicó a difundir entre los jóvenes el comunismo.

También dio clases en la Secundaria Nocturna para Obreros número 9. Y, en ese lugar, conoció a Olivia Peralta, su primera esposa.

Ya en 1938, Revueltas publicó su primer cuento Foreing Club. Para el mes de junio, empezó a colaborar en el periódico El Popular. De esta manera, había iniciado su larga y prodigiosa trayectoria literaria. Esta abarcó, más allá de cuentos, novelas y de obras de teatro, guiones de cine.

Cabe destacar que, una de las participaciones más importantes que tuvo José Revueltas fue durante el movimiento mexicano de 1968. Se involucró de manera activa en marchas, asambleas, conferencias, etcétera.

Sin embargo, después de la masacre de Tlatelolco, Revueltas fue perseguido e inculpado como el autor intelectual del movimiento. Tuvo que huir y esconderse hasta que fue detenido después de dar una conferencia en Ciudad Universitaria.

Cumplió una condena de dos años y salió de prisión bajo palabra. No obstante, ya estaba enfermo. A partir de entonces, se dedicó a dar clases de cine, conferencias, entrevistas y, por supuesto, a seguir escribiendo.

Finalmente, José Revueltas falleció el 14 de abril de 1976. Poco tiempo después, recibió un homenaje en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Se cuenta que, en ese momento, el escritor Juan de la Cabada pidió a los asistentes que no guardaran un minuto de silencio sino uno de aplausos. Esto en homenaje a alguien que nunca encontró una opción en el silencio.

Selección de obra de José Revueltas

Obras de teatro

Doña lágrimas, (1941)

Israel, (1947)

Nos esperan en abril, (1956)

Cuentos

Dios en la tierra, (1944)

Dormir en tierra, (1961)

Novelas

El luto humano, (1943)

Los días terrenales, (1949)

En algún valle de lágrimas, (1957)

Los motivos de Caín, (1958)

El apando, (1969)

Guiones

Tierra y libertad, (escrito en 1955)

Los albañiles, (1984)

El apando, (escrito en 1973 junto con José Agustín)

Zapata, guion cinematográfico, (1955)

También podría interesarte:

José Revueltas, escritor y crítico político

2 de octubre ¡No se olvida! te dejamos estos datos

ÚLTIMOS ARTÍCULOS