lunes, julio 15, 2024
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Mascarilla casera perfecta

No gastes tiempo y dinero en el spa. Realiza estas recetas para hacer una mascarilla casera y consiéntete en tu casa.

Mascarilla de plátano.

Los plátanos son un excelente fruta para hacer una mascarilla, tienen un gran ingrediente para la piel: vitamina A, para desvanecer los puntos negros y granos y suavizar la piel, vitamina B para reducir la resequedad, vitamina E para reducir la aparición de arrugas y potasio para hidratar.

Así que esta fruta es una mascarilla perfecta que deja la piel viéndose y sintiéndose más suave.

Preparación:

Tritura un plátano mediano y haz una pasta suave, después aplícala suavemente en cara y cuello. Déjala actuar durante 10 a 20 minutos, después enjuaga con agua fría.

Puedes mezclarlo con ¼ de taza de yogur, 2 cucharadas de miel (un remedio natural para el acné) y un plátano mediano.

Macarilla de vinagre.

Usar vinagre como tónico se remonta a los tiempos de Helena de Troya, y sigue siendo efectivo.

Después de lavar tu cara, mezcla una cucharada de vinagre de manzana con 2 copas de agua como enjuague final para limpiar y tonificar.

También puedes hacer una mascarilla mezclando ¼ de vinagre de manzana con ¼ de taza de agua. Aplica la solución en tu cara y déjala secar.

Mascarilla de leche.

Otro tratamiento tan elegante como en el spa. Mezcla ¼ de taza de leche en polvo con agua suficiente para hacer una pasta.

Cubre tu rostro con la mezcla, deja secar y después enjuaga con agua tibia. Tu piel se sentirá fresca y rejuvenecida.

Mascarilla de avena.

Si buscas algo que te dejará sintiéndote y viéndote mejor ponte una mascarilla de avena.

Combina ½ taza de agua caliente (no hirviendo) y 1/3 de taza de avena. Después de dos o tres minutos, mezcla 2 cucharadas de yogurt, 2 cucharadas de miel y un huevo.

Aplica una capa ligera y déjala actuar de 10 a 15 minutos. Enjuaga con agua tibia.

Mascarilla de mayonesa.

¿Por qué gastar fortunas en cremas cuando puedes hacerte un tratamiento hidratante con la mayonesa del refrigerador?

Coloca la mayonesa en el rostro y déjala 20 minutos. Después retira y enjuaga con agua fría. Tu rostro estará limpio y suave.

Mascarilla de yogur.

No tienes que ir al spa para que te atiendan rápidamente. Para limpiar la piel y reducir los poros, coloca yogur en tu rostro y déjalo actuar 20 minutos.

Para una mascarilla revitalizante, mezcla una cucharada de yogur con el jugo de ¼ de naranja, algo de la pulpa y una cucharada de aloe.

Deja la mezcla en tu rostro por lo menos cinco minutos antes de enjuagar.

Mascarilla de huevo.

Para un apapacho, ve al refrigerador y toma un huevo. Si tienes la piel seca y necesita ser hidratada, separa el huevo y bate la yema.

Las pieles grasosas necesitan claras, a las que se les puede agregar limón o miel. Para piel normal usa el huevo entero.

Aplica el huevo batido, relájate y espera 30 minutos, después enjuaga. Amarás tu rostro fresco.

Mascarilla de yogur de fresas.

Para este tratamiento refrescante, tritura un puñado de fresas con 3 cucharadas de almendras molidas.

Añade 2 cucharadas de yogur natural y mezcla hasta obtener una textura pastosa. Aplícalo en la cara y retira para una piel suave. Si te sobra, déjala en el refrigerador.

Mascarilla de miel.

Para esta mascarilla facial comienza con 2/3 de taza de avena instantánea y caliéntala en ½ taza de agua caliente durante cinco minutos, hasta que se haga una textura espesa.

Mientras esperas, coloca media manzana en cuadros en una licuadora con 2 cucharadas de yogur, 2 cucharadas de miel y un huevo. Mezcla por 45 segundos, después agrega la avena. Mezcla por otros 20 segundos.

Aplica la mezcla y déjala actuar durante 15 minutos para hidratación total.

Con información de Selecciones Reader’s Digest

ÚLTIMOS ARTÍCULOS