domingo, febrero 25, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Kim Jong-un, cosas más absurdas que pasan en Corea del Norte

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, cumplió este lunes 40 años. O al menos eso cree la mayoría de expertos, Hoy te contamos las 10 más absurdas que Kim Jong-un ha prohibido en Corea del Norte.

Lo poco que se sabe de su vida

Nieto del fundador del país, Kim Il Sung, se convirtió en uno de los mandatarios más jóvenes de la historia al asumir el poder en 2011 tras la muerte de su padre, Kim Jong-il.

El tercero de la dinastía Kim, que desde hace más de siete décadas gobierna con mano de hierro bajo un sistema comunista, se ha afianzado desde entonces como una importante figura en la geopolítica tanto en la región del noreste de Asia como a nivel global.

Continuista de la política “songun” de su padre, que prioriza el desarrollo militar, cuenta con un arsenal nuclear que el régimen considera su garantía de supervivencia y trata de usar como moneda de cambio en la diplomacia internacional.

Esto, sumado a su capacidad para fabricar y lanzar cohetes de largo alcance, pone dentro de su rango de ataque atómico a Estados Unidos, país al que considera su principal enemigo y amenaza con frecuencia.

Sus relaciones con Corea del Sur, con el que está en estado técnico de guerra desde 1953, han pasado por fases de tensión y distensión, con gestos de reconciliación pero también frecuentes amenazas y choques militares puntuales que nunca han llegado a escalar seriamente.

Kim ha aprovechado el distanciamiento con Estados Unidos de sus dos aliados en la región, Rusia y China, para mejorar sus vínculos con ellos, especialmente con Moscú, al que según el gobierno ucraniano ha proporcionado armamento pese a las sanciones internacionales.

La Corea del Norte de Kim Jong-un se caracteriza por la pobreza, el hambre y el extremo el hermetismo en torno a toda la información que entra y sale del país.

Ahora si, te dejamos este recuento de las 10 cosas más absurdas que Kim Jong-un ha prohibido en Corea del Norte:

  • Sarcasmo. Una de las medidas más locas impuesta por el líder supremo fue la prohibición del sarcasmo en el país. El gobierno ha prohibido a sus ciudadanos a hacer comentarios sarcásticos acerca de su líder o su régimen totalitario. Esto también incluye criticar al gobierno indirectamente.
  • Hacer fotografías. No es cierto el mito que te meten en la cárcel por hacer fotos. Aunque hay que respetar algunas reglas y se prohíbe tomar fotos en ciertas áreas. A los turistas se les aplicará otra normativa: al final de su viaje, antes de regresar a casa desde Corea del Norte, las fotografías en la cámara de cada turista serán revisadas, y algunas fotos pueden ser borradas si vulneran la seguridad del país
  • Alcohol caro. El costo de una botella de cualquier cosa vale lo que un ciudadano norcoreano gana en una semana. Eso sí, el líder no tiene problemas en consumirlo (dicen que es muy fan del whiskey Johnny Walker). En el país existen dos categorías para ‘clasificar’ el tipo de alcohol: el alcohol de tipo 1, que es exclusivo para el líder; y el de tipo 2, que es para el resto.
  • Dibujos animados. El líder es Fan confeso de ellos. Esto no tendría mayor trascendencia si los dibujos animados extranjeros no estuviesen prohibidos, ya que en el país solo se pueden ver animaciones autorizadas que lo tienen a él como protagonista o que esconden mensajes propagandísticos del régimen.
  • Esquiar. Existe un lujoso complejo para practicar esquí (Masikryong) pero que nadie utiliza salvo su líder. Kim prohíbe las visitas ya que le gusta pasar sus vacaciones privadas allí. El resto del tiempo está vacío.
  • Comida extranjera. Al igual que sucede con el alcohol y por ejemplo las marcas de ropa, Kim prohíbe las importaciones de alimentos extranjeros. La base de la alimentación de los ciudadanos norcoreanos son los fideos y el arroz, pero por supuesto no lo es para su líder supremo. Kim importa sus menús desde todas las partes del mundo.
  • Ver series de televisión. No solo los dibujos, los programas televisivos tienen una censura que alcanza límites insospechados. Es tal el control que en los últimos años el país ha mandado ejecutar públicamente a más de 150 personas por ver series de Corea del Sur (los populares k-dramas) que venden en el mercado negro.
  • Conducir. Solo se puede conducir en el país si se posee un permiso norcoreano, por lo que es algo complicado eso de coger un coche e irse a dar una vuelta. Según las estadísticas, existe un coche por cada mil ciudadanos. Es más, las matrículas están claramente diferenciadas, siendo otorgados unos números y diseños en concreto a quienes pertenezcan a los altos rangos militares del país.
  • Viajar. Salir del país está prohibido (salvo si se posee un permiso especial del gobierno).
  • Navegar por Internet. Al igual que los medios de comunicación, el país norcoreano no tiene acceso a Internet, salvo por el “Internet” aprobado por el gobierno (un sistema denominado Kwangmyong), que solo contiene información aprobada y a favor del régimen. Solo los oficiales de más alto rango tienen autorización para navegar por Internet sin censuras.

También podría interesarte:

Corea del Norte detiene a un soldado estadounidense

ÚLTIMOS ARTÍCULOS