Enviarán barcos de Valsequillo para limpiar cuerpos de agua de Chignahuapan

Los barcos que adquirió el gobierno del Estado en 2018 para la supuesta limpieza del Lago de Valsequillo para erradicar el lirio acuático, no han servido para el propósito para el que fueron adquiridos y para evitar su deterioro, la Secretaria de Medio Amiente, Beatriz Manrique anunció la decisión de llevarlos a la laguna de Chignahuapan.


En octubre de 2018, la administración del entonces gobernador Antonio Gali adquirió por 209 millones de pesos estas embarcaciones para sanear el agua de Valsequillo y que los poblanos pudieran rescatar las aguas y hasta poder nadar en ese lugar, pues buscaban convertirlos en un atractivo turístico.


Sin embargo nunca dieron resultado y las embarcaciones se han mantenido fuera del agua para evitar su oxidación o desmantelamiento por delincuentes, por lo que han estado en resguardo en una bodega.


En dialogo con el presidente municipal de Chignahuapan, Lorenzo Rivera, está de acuerdo en que los bancos puedan ser llevados a la laguna de Almoloya como se conoce en la comunidad y que en los últimos años se ha convertido en un atractivo turístico, pero también presenta problema de lirio.

El traslado de los barcos no es un asunto sencillo, porque costará mucho dinero su traslado, además de que se tiene que adquirir un seguro y otro tanto ponerlos a funcionar.

De activar los barcos y de que puedan ser ocupados en Chignahuapan, tampoco se descarta la posibilidad de hacerlos itinerantes, tomando en cuenta que en Puebla, también esta la Presa de Necaxa y otros lugares donde se podría darle uso para el corte y transformación del lirio que en Valsequillo no se pudo por la densidad enorme que tiene la palga.