sábado, febrero 24, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

El Santo, ícono de la cultura popular mexicana

Rodolfo Guzmán Huerta, mejor conocido como El Santo, nació el 23 de septiembre de 1917 en Tulancingo, Hidalgo. Fue un reconocido luchador y más adelante actor mexicano, el hombre que se convirtió en un ícono mexicano.

También recibió los nombres de El enmascarado, El hombre rojo, El incógnito, Rudy Guzmán, El Demonio Negro e incluso El Murciélago II, apodo que le ocasionó problemas por haber sido utilizado con anterioridad y lo que lo llevó a abandonarlo.

El Santo se ganó el reconocimiento a nivel nacional por su agilidad y manera de luchar. Él no se detuvo en la arena y salió de ella para llevar su personaje al cine de serie B de México, caracterizado por la aparición de luchadores y ficheras. Miles de productos se realizaron también con su imagen.

Un personaje enraizado en la cultura popular mexicana pero que también salió del país para convertirse en uno de los iconos más reconocidos a nivel mundial relacionados con México. El Santo es el superhéroe mexicano por excelencia, uno que nunca abandonó la máscara frente a las multitudes.

El hombre que al llegar a la Ciudad de México se asentó en el barrio de Tepito, falleció el 6 de febrero de 1984 debido a un infarto, a poco tiempo tras haber revelado el rostro que se escondía detrás de la famosa máscara de plata.

La primera vez que luchó como El Santo fue en 1942, luego de que su entrenador Jesús Lomelí sugiriera una pelea en la que todos vistieran de color plateado. Entre los tres nombres sugeridos por el entrenador estaban: El Santo, El Diablo y El Ángel; Rodolfo Guzmán Huerta eligió el primero. Así surgió la mítica figura.

El Santo, junto con Blue Demon y Mil Máscaras, es uno de los más famosos luchadores mexicanos y ha sido referido como una de «las más grandes leyendas del deporte mexicano». Antes de eso él practicó béisbol y fútbol americano y luego se interesó en la lucha. Más tarde aprendió Ju-Jitsu, entonces la lucha clásica.

En la década de 1940, Guzmán se casó con María de los Ángeles Rodríguez Montaño, una unión de la que nacerían diez hijos, sus nombres eran Alejandro, María de los Ángeles, Héctor Rodolfo, Blanca Lilia, Víctor Manuel, Miguel Ángel, Silvia Yolanda, María de Lourdes, Mercedes, y el menor hijo Jorge, quien también se convirtió en un famoso luchador por derecho propio, El Hijo del Santo.

Otro hecho importante en la carrera Santo es que el 19 de abril de 1963, hizo equipo con «Blue Demon» por primera vez.

Se convirtió en el primer luchador en ser parte de una historieta mexicana. A inicios de la década de los 50, el dibujante y editor José Guadalupe Cruz publicó la historieta titulada Santo, el Enmascarado de Plata. Pocos años después, el tiraje de llegó a más de un millón de historietas semanales. Estuvo en circulación hasta la década de los 80.

Su debut en el cine ocurrió en 1958 con las cintas Santo contra el Cerebro del Mal y Santo contra hombres infernales, ambas dirigidas por Joselito Rodríguez y filmadas en territorio cubano. La filmación se realizó durante la revolución cubana, y finalizó un día antes de que ésta finalizara con la entrada de Fidel Castro en La Habana.

El Santo protagonizó más de 50 películas, 52 para ser exactos. A pesar de ser un cine de bajo presupuesto, sus películas fueron éxitos en taquilla. Entre algunas de las más famosas están Santo contra doctor Muerte -rodada en España-, Santo vs. el estrangulador, Santo el Enmascarado de Plata Contra La invasión de los marcianos, Santo contra Capulina y Santo vs. Las Mujeres Vampiro

Las películas protagonizadas por El Enmascarado de Plata no se limitaron a territorio mexicano. Muchas de las cintas fueron llevadas a Europa, donde se veía al género del cine de luchadores como algo novedoso a pesar de las fallas que podía tener. La popularidad de estos filmes llegó también a Marruecos, Líbano, Egipto y Turquía. En este último país el éxito fue enorme e inspiró cintas como Los tres poderosos.

La película El Enmascarado de Plata no fue protagonizada por El Santo, el personaje fue realizado por el luchador conocido como El Médico Asesino.

El Santo nunca dejó ver su rostro en público y nadie logró desenmascararlo. Fue hasta los 80 que reveló una parte de su rostro al quitarse la máscara en el programa “Contrapunto” de Jacobo Zabludovsky.

Existe una caricatura realizada por Cartoon Network sobre El Santo: El Santo Contra Los Clones, lo que muestra el alcance que ha tenido y seguirá teniendo este luchador.

También podría interesarte:

Celebrando la pasión y la tradición en el Día Nacional de la Lucha Libre

ÚLTIMOS ARTÍCULOS