Crecer de manera sostenida, el reto del gobierno

La encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado correspondiente al mes de mayo de 2022, publicada por el Banco de México, señala tres tendencias: la perspectiva de una inflación que podría ser alta respecto a la meta oficial, un crecimiento que quizá no alcanzaría las expectativas oficiales y un tipo de cambio estable. Respecto a la inflación, las expectativas de inflación general y subyacente para los cierres de 2022 y 2023 aumentaron con relación a la encuesta de abril. Así, para 2022 la expectativa en cuanto a la inflación general es de 6.81% y para 2023 de 4.34%. Para la inflación subyacente (que es la que considera precios con menores fluctuaciones) es de 6.38% en 2022 y de 4.14% para 2023.


La expectativa inflacionaria de largo plazo se ha incrementado y quizá no será sino hasta 2024 cuando veamos cifras cercanas al 3.5%, es decir, en línea con la meta del Banco de México.


Las expectativas de crecimiento del PIB real para 2022 se mantuvieron en niveles similares a los del mes anterior. Para 2022 la expectativa es un crecimiento de 1.8% y para 2023 de 2.0%.


Con estas cifras será difícil tener un cierre sexenal de crecimiento anual que en promedio llegue al 4%, como lo ofreció el presidente en junio de 2018 ante empresarios de la Confederación de Cámaras Industriales. Con una tasa de crecimiento anual del 4%, la economía en seis años sería 26.5% más grande a finales de 2024, en comparación con la de 2018. Este panorama no sucederá y será diametralmente opuesto.


En efecto, se estima que en el sexenio de Carlos Salinas México tuvo un crecimiento acumulado de 25.9% y con Ernesto Zedillo se alcanzó un 22.2%, no obstante la crisis del tequila. Las cifras como las que resumimos varían, aunque el Fondo Monetario Internacional prevé que la economía mexicana crezca un 2% este año y que en 2023 vuelva al tamaño que tenía en diciembre de 2018.


Con los resultados hasta ahora obtenidos a mayo de 2022, BBVA Research estima por ejemplo que entre 2019-2024 México tendrá un crecimiento acumulado de apenas 1.6%, pero las proyecciones están por abajo del crecimiento logrado con Felipe Calderón que fue de 12.5% acumulado.


Por lo que hace a las expectativas sobre el nivel del tipo de cambio del peso frente al dólar estadounidense para los cierres de 2022 y 2023, estas disminuyeron con relación al mes previo. Así, para 2022 el cierre está en 21 pesos por dólar y para 2023 en 21.50 por dólar.

Mi correo ricardocaballerodelarosa@gmail.com