viernes, febrero 23, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Claudia y Olivia, la esperanza del género

Ayer el INE dio una bocanada de esperanza a las mujeres en Puebla y determinó que de las nueve entidades donde se renovará el poder ejecutivo en cinco los partidos tendrán que postular mujer – aplausos, aplausos y más aplausos.

En dos lugares principalmente hubo júbilo y se gritó #TocaGobernadora. No les diré cuáles, pero seguro se imaginarán en dónde.

Así que las piezas están moviéndose y las reinas están tomando el centro del escenario. Las próximas elecciones están a la vista y son nombres femeninos los que resuenan con más fuerza: Claudia y Olivia.

Pero, mientras que su ascenso marca un hito en la representación de género en la política poblana, no todas las manos que mueven las piezas están jugando limpio.

Desde las esferas del poder, el color guinda ya pinta el horizonte poblano. Morena se presenta como el favorito para las elecciones y, las mencionadas mujeres, como sus posibles abanderadas, ya empiezan a perfilarse con aires de gobernadoras. Pero no todos ven con buenos ojos esta tendencia. Hay un grupo no sólo de hombres, sino sorprendentemente también de mujeres, que buscan descalificarlas.

En la sombra de estos ataques, se encuentren mujeres que, por razones diversas atacan a Claudi y a Oli, muchas desde el anonimato y pocas veces de frente.

El camino hacia las elecciones del 2024 parecía prometedor en términos de equidad. Se habían establecido lineamientos claros para prevenir la violencia política de género, para frenar las agresiones y descalificaciones basadas en razones de género.

Se buscaba garantizar un proceso electoral donde las mujeres pudieran competir en un ambiente de respeto y justicia. Pero, dado el contexto y las altas posibilidades de que una candidata de Morena se alce con la victoria, estas mujeres se toparán con las mismas sucias jugadas del pasado.

Se espera que las próximas elecciones estén predominantemente orientadas hacia una representación femenina no sólo en lo local y estatal, sino a nivel nacional. Si este acuerdo llegara a concretarse, no sólo fortalecería el compromiso del país con la igualdad de género, sino que también buscaría corregir el histórico desequilibrio que ha marginado a las mujeres de los espacios de decisión y poder.

No se cuál será el resultado, ni a ciencia cierta lo que pasará con Claudi y Oli, lo que sí sé es que hemos avanzado en la construcción de figuras femeninas y eso no es poca COSA.

La Chica Única
@lachicaunica_

ÚLTIMOS ARTÍCULOS