viernes, junio 14, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Carta a mi hija/o…

Quizá no seré la mejor mamá del mundo, pero te amo…
Quizá he fallado, pero te amo…
Quizá me he equivocado, pero te amo…
Quizá me he enojado muy fuerte contigo, pero te amo…
Quizá no he estado en los momentos más importantes para ti, pero te amo…
Quizá en algún momento no he podido secar tus lágrimas, pero te amo…
Quizá he sido muy exigente contigo, pero te amo…
No me juzgues por haber cometido errores. Algún día lo entenderás…
No te cuestiones ¿por qué siempre te elegí a ti?… crecerás, madurarás y lo descubrirás…
No te sientas culpable si me ves llorar…
Nunca dudes que estoy orgullosa de ti…
No permitas que te hagan daño… Porque mi lucha diaria es formarte para ser fuerte…
Siempre lleva tu cara en alto…nadie merece que agaches tu cabeza (recuérdalo)
Perdón por no haberte cumplido todas las promesas…
Perdón por no darte todo lo que te mereces…
Perdón por equivocarme y en ocasiones haber elegido mal…
Perdón por enojarme a veces sin razón…

Y así pudiera enumerar muchos errores y malas acciones que cometemos las madres porque no hay un instructivo al cual recurramos para atender situaciones fuera de nuestro alcance y evitar que sufras o llores. Nos guiamos por la intuición y la magia de querer hacer siempre lo mejor.
Pero tus risas, los momentos felices (que son muchos), las alegrías, los orgullos, las satisfacciones, los avances, los reconocimientos, tu buena salud, tus besos, tus abrazos, tus regalos, los paseos a tu lado, las complicidades, las conversaciones, son invaluables para mi…
Ten por seguro que cuando tus lágrimas escurren por tus mejillas y tu frente se pone roja por sentimientos tristes, mi corazón sufre y se desgarra; pero cuando ríes, ese mismo corazón se alegra infinitamente y se fortalece para dar más y seguir adelante, se recarga de energía para abrazarte más fuerte.


Gracias por haber nacido de mi…
Hay creencias que los hijos escogen a los padres… y gracias por ello
Me has hecho la mujer más feliz desde que te esperaba y he crecido contigo porque me has enseñado muchas cosas, a ver el mundo de diferente manera, a ser responsable porque en mis manos estaba y está tu vida.
El tiempo ha pasado rápido, has crecido y al ver hacia atrás muchos pensamientos pasan por mi cabeza, desde que estabas en mi vientre y hasta en lo que te has convertido como una persona independiente y con buenos valores.
Entonces me doy cuenta que voy y vamos por el buen camino.


Claro que ha habido piedras, grandes, chicas y medianas en nuestro camino y hasta ahora las hemos esquivado y lo seguiremos haciendo porque vamos de la mano, ese lazo y esa fuerza nadie los romperá.
Habrá altas y bajas en esta vida, pero sé que eres una persona preparada para afrontar cada una de las situaciones. Los valores, principios y el amor en el que has crecido, son la fórmula para estar bien.


Hija/o:
Nunca, nunca, nunca olvides que te amo, que eres el latir de mi corazón, esa perla valiosa que llevo siempre conmigo, que compartimos esa gota de sangre en nuestras venas y ¡nadie, nadie! podrá cortar el vínculo que hay como madre e hija/o.
Siempre sonríe…


Siempre busca tu felicidad y no la de los demás…
Siempre respeta tus valores y aplícalos…
Siempre sé feliz…
¡Gracias por haberme convertido en tu mamá!

ÚLTIMOS ARTÍCULOS