Apariciones de las advocaciones de la virgen María

Aparición de la Virgen María

En este espacio te voy a dar a conocer 11 advocaciones Marianas que se encuentran en el mundo, estas son las siguientes:

1. La Virgen de Kibeho. Es la primera aparición de la Virgen María en África aprobada por la Iglesia. Se apareció en la zona más pobre de Ruanda; Kibeho, el 28 de noviembre de 1981, a 3 videntes y advierte de la matanza que ocurriría pocos años después en Ruanda. A loa videntes los llama a la oración sin descanso, el ayuno, el arrepentimiento, la conversión. Este llamado no sólo fue para África sino para todo el mundo.

2. La Virgen de Caacupé de Paraguay. Esta advocación data del año 1600 cuando un indígena llamado José promete a la Virgen hacerle una imagen de madera si ella lo libra de los mbayá que es una tribu enemiga. Según la leyenda se dice que la Virgen se le apareció y le dijo a José el lugar donde se debe ocultar para permanecer a salvo. José cumple su promesa y esculpe la hermosa imagen que hoy es la patrona del pueblo paraguayo. A ella se le atribuyen innumerables milagros como fue el salvara la ciudad de Caacupé de la gran inundación que dio origen al lago de Ypacaraí.

3. Virgen de Chapi en Perú. Esta es la imagen más venerada del sur de Perú. El Santuario de la Virgen, se encuentra en el alejado e inhóspito valle de Chapi. En el año de 1700 los sacerdotes encargados de establecer una parroquia más cercana a la población, ordenan llevar a la Virgen hacia otro lugar y cuenta la historia que la imagen se hizo tan pesada que fue imposible moverla de aquel lugar. El día primero de mayo de cada año se celebra una peregrinación hacia el Santuario de Chapi.

4. Nuestra Señora de Beauring en Bélgica. Es también conocida como Nuestra Señora del Corazón Dorado, es una imagen que se apareció 33 veces a unos niños belgas entre los años de 1932 y 1933 en la pequeña aldea de Beauring. Las apariciones fueron aprobadas por la Santa Sede en 1949. El mensaje más importante de la Virgen en estas apariciones fue ¿Amas a mi Hijo? Sí exclamó ella ¿Me amas a mí? ¡Oh sí! Entonces, sacrifícate por mí.

5. Virgen de Czestochowa en Polonia. La Virgen Negra de Czestichowa es la reliquia más antigua venerada en Polonia y es uno de sus símbolos nacionales. Se dice que la madera sobre la que está la imagen pertenece a un tablero de la casa de La Sagrada Familia y que había sido pintado por el mismo San Lucas. En la pintura la Virgen señala la atención fuera de ella mostrándonos el camino hacia Jesús y el Niño extiende su mano derecha hacia el espectador en señal de bendición.

6. Virgen de la Salette en Francia. Esta Virgen es otra aparición reconocida de Nuestra Madre a dos pastorcitos del pequeño pueblo de La Salette. En esta aparición la Virgen pide nuevamente oraciones especialmente por los sacerdotes y consagrados alejados de su Hijo.

7. Nuestra Señora de China. Esta imagen se encuentra en el Santuario de She Shan, es el Santuario católico más importante de China y uno de los lugares de mayor peregrinación de Asia. Fue construido por sacerdotes Jesuitas en el año de 1863. Sufrió daños producto de revoluciones y persecuciones católicas, sin embargo, los pobladores de la zona siempre se encomendaban a la Virgen quién los mantenía a salvo.

8. Nuestra Señora de Akita en Japón. Es también conocida como la Fátima de Oriente. La aparición fue aprobada para su veneración por el Obispo en el año de 1988. La imagen se encuentra en la comunidad de las Siervas de la Eucaristía en Akita Japón. La vidente, la hermana sor Agnes fue curada de sordera por la Virgen; en el mes de junio de 1988, el Cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, impartió el juicio definitivo sobre los eventos y mensajes de Akita, juzgándolos confiables y dignos de fe. El Cardenal observó que Akita es una continuación de los mensajes de Fátima.

9. Nuestra Señora de La Vang de Vietnam. La Primera aparición de Nuestra Señora de La Vang data de 1798 en un contexto de persecución católica muy fuerte en ese país. Muchos católicos buscaron refugio en la foresta de La Vang. Por las noches se reunían para rezar el rosario y orar. Una noche fueron visitados por una hermosa Señora con un Niño en brazos. Ella les llevó consuelo y les enseñó a hervir hojas de árboles para usarlas como medicina. Las persecuciones contra los católicos no cesaron y muchas veces el Santuario de la localidad fue destruido. Incluso la que llegó a ser la Basílica de Nuestra Señora de la Vang. En el año 2000 este Santuario fue terminado y bendecido por el Arzobispo Thomas C. Kelly.

10. Nuestra Señora de Soufanieh de Siria. La aparición fue aprobada tanto por la Iglesia católica como por la ortodoxa. La Virgen se apareció a una joven católica de 17 años recién casada que junto a su esposo no eran religiosos, en una ocasión una imagen que tenía la pareja junto a la cama empezó a exhudar aceite tanto que goteo hasta los pies de la cama y de las manos de la vidente Myrna, empezó a caer aceite también. Luego de este suceso se produjeron numerosas apariciones y sanaciones. La Virgen llamó a que seamos instrumentos de unidad por medio de la conversión y el amor. Como fruto de esta aparición sacerdotes católicos, ortodoxos y musulmanes comenzaron a reunirse para rezarle a la Virgen.

11. Nuestra Señora de Velankann en India. Es conocida también como la Lourdes de Oriente. Su historia relata la aparición de la Virgen a un niño hindú que llevaba leche a un señor. La Virgen le pidió leche para su hijo. Cuando el niño llegó tarde a la casa del señor le contó la historia y le pidió disculpas por la falta de leche. El señor al ver que no faltaba dicha leche le pidió al niño que lo llevara al lugar de la aparición de la misma manera, pero no hay registro histórico de las mismas solo la tradición oral y los innumerables milagros en la zona que se le han atribuido. El reconocimiento eclesiástico elevó el Santuario de Nuestra Señora de Velankanni a la categoría de Basílica el 3 de noviembre de 1962. El último milagro atribuido fue en el año 2004 en el maremoto del 26 de diciembre: la Basílica que era visitada por 2000 peregrinos y fue el único edificio que quedó en pie, permitiendo que ninguna de estas personas resultase herida