martes, abril 16, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Altar de Dolores un acto de fe: Arquidiócesis de Puebla

La colocación del Altar de Dolores es un acto de fe de toda la comunidad católica, afirmó el Padre Francisco González Parra vicepresidente de la Comisión Diocesana de Pastoral Litúrgica de la Arquidiócesis de Puebla.

Explicó que éste altar se coloca este sexto Viernes de Cuaresma, ocho días antes del Viernes Santo para honra y venerar a la madre del cielo que está sufriendo «el calvario que padece su hijo Jesucristo, antes de su crucifixión y muerte».

En entrevista para la Revista Única, el padre González Parra comentó que el Viernes de Dolores es una oportunidad para reencontrarnos y encomendarnos a la Santísima Virgen María que sufrió junto con su hijo Jesucristo su pasión y muerte.

«Este Viernes de Dolores, debemos encomendarnos a nuestra Santísima Virgen de los Dolores, para ser fuertes como ella, pero a la vez ser humildes y obedientes a la voluntad de Dios» refirió.

El padre González Parra comentó que como católicos se puede vivir y acompañar a la Santísima Virgen en su dolor ofreciéndole un ayuno, abstinencia voluntaria, nuestras oraciones, incluso ofrecerle escuchar misa y orar por la necesidades de la iglesia, de los enfermos, de la comunidad.

Comentó que en Puebla, este viernes en diversos templos de la ciudad y del interior del estado, se venera a la Santísima Virgen de los Dolores, colocando el tradicional altar y con procesiones, que salen de los recintos religiosos principalmente por la tarde–noche como acompañamiento en su dolor.

Agregó que aún se acostumbra que en hogares poblanos y algunos negocios se coloca el altar a la Santísima Virgen de los Dolores, donde se colocan siete niveles que significan los siete Dolores que sufrió la Virgen María al conocer que su único hijo Jesús, sería crucificado por la humanidad.

En este altar se caracteriza por tener un fondo morado como señal de luto, y colocar una imagen de la Virgen de los Dolores, de la Virgen de la Soledad o la Dolorosa, que representan el sufrimiento de María.

El altar debe contar con siete niveles que significan el sufrimiento de la Madre de Dios.
En estos niveles se colocan flores, esferas de agua de colores que representan las lágrimas de María.

Es necesario colocar velas o veladoras, flores de cuchilla, y naranjas que significa la amargura de la María por la muerte de su hijo Jesucristo.

El Padre Francisco González Parra comentó que principalmente en los municipios, las familias colocan el tradicional altar de Dolores y a cada visitante le obsequian un vaso con agua de sabores.

Mencionar que en la casa de la cultura de la ciudad de Puebla también se instala este día un altar monumental a la Virgen de los dolores al término de la inauguración que está programada a las 12:00 horas se estará obsequiando también agua de chía y de Jamaica así como dulces típicos de Puebla a los asistentes.

En los templos católicos como el templo de la Soledad y el Templo del Carmen, la Capilla de Dolores se están colocando los altares a la Virgen de los Dolores para su veneración y su admiración.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS