En años recientes, ha incrementado el hábito llamado vapeo, conocido por el uso de dispositivos, como el cigarro electrónico, quienes lo consumen han visto afectada su salud por las altas dosis de nicotina y otras sustancias químicas que contienen esos productos; por ello, el médico neumólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS Baldomero Zambrano Tobón, llamado a la población hacer conciencia sobre los riesgos y evitar su consumo.

Puntualizó que el cigarro electrónico se ha convertido en una moda entre los consumidores, como un sustituto del tabaco, con la finalidad de convertirlos en un método alternativo.

Informó que una de las características de estos dispositivos es la de evaporizar y calentar sustancias liquidas mediante una resistencia electrónica. Además de contener nicotina, existen otros compuestos orgánicos, oligoelementos, grasas que brindan los distintos sabores, también un aceite derivado de la marihuana, el tetrahidrocanabinol, con efectos psicoactivos y adictivos.

Zambrano Tobón alertó que estos productos contienen elementos químicos, como el glicerol y el etilenglicol, utilizados como compuestos de las baterías y los anticongelantes de los automóviles, y esto convierte en un asunto muy preocupante, porque aunque se ingieran dosis menores, el daño a la salud es inminente.

Subrayó que la adicción a estos dispositivos afecta en mayor medida a los adolescentes y jóvenes, quienes son los que más los adquieren y utilizan. Se pueden presentar afecciones con daño pulmonar crónico irreversible. Así como los siguientes síntomas tos, falta de aire, dolores torácicos, nauseas, vómitos y fiebre.

Debido al incremento en la utilización de estos dispositivos y el hábito del vapeo, la Secretaría de Salud tiene lineamientos de alerta sanitaria a los que el IMSS da puntual seguimiento. El Seguro Social cuenta con un tratamiento especializado para enfermedades de tipo pulmonar.