Uno de los objetivos del gobierno federal está cimentado alrededor del desarrollo y sus implicaciones favorables que en la distribución del ingreso podría tener para contribuir a aliviar las desigualdades y sus efectos, como la pobreza, la marginación social y la inequidad regional. Empero, el nulo crecimiento de la economía nacional ha impedido avanzar en esta dirección.

En efecto, según datos del INEGI, el indicador global de la actividad económica (IGAE) del mes de noviembre del año pasado, que en el corto plazo ofrece una perspectiva de la evolución del sector real de la economía, en su comparación anual registró una caída real de -0.8%. Por grandes grupos de actividades, las primarias disminuyeron -2.4%, las secundarias retrocedieron -1.7% y las terciarias lo hicieron en -0.3% respecto al mes de noviembre de 2018.

En su comparación mensual el IGAE de noviembre registró un ligero aumentó 0.1% en términos reales respecto al mes de octubre de 2019. Por grandes grupos de actividades, las secundarias crecieron 0.8%, pero las primarias descendieron -2% y las terciarias no presentaron variación.

Un sector que registra una franca crisis es el de la construcción. Con cifras dadas a conocer por el INEGI, el valor de la producción de las empresas constructoras reportó cifras negativas durante noviembre de 2019, al registrar una caída de -9% a tasa anual, con lo que acumuló 17 meses consecutivos con esa tendencia.

El total del personal ocupado en la industria disminuyó -0.6% en comparación con el mismo periodo del año pasado, las remuneraciones medias reales pagadas se redujeron -2.6% y las horas trabajadas -0.3%.

El valor de la producción de empresas del subsector de edificación se redujo -8.3%, la construcción de obras de ingeniería civil cayó -5.1% y los trabajos especializados para dicho sector reportaron -15.2% entre enero y noviembre de 2019.

En su comparativo mensual y con base en cifras desestacionalizadas, el valor de la producción de empresas de la construcción retrocedió -0.6% en términos reales en comparación con el mes inmediato anterior. A tasa mensual registró 10 meses consecutivos a la baja durante el año pasado, aunque la mayor caída se registró en febrero cuando mostró una disminución de -2.5%.

El personal ocupado total disminuyó -0.1% y las horas trabajadas cayeron -0.2%. Mientras que las remuneraciones medias reales aumentaron 0.1% en noviembre del año pasado frente al mes inmediato anterior, con series ajustadas por estacionalidad.