sábado, julio 13, 2024
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

OTROS ARTÍCULOS

Urge prevenir el dengue en esta temporada

Con la temporada de lluvias es importante prevenir el dengue que durante los últimos años ha incrementado el número de casos.

El dengue en México desde hace algún tiempo es un problema de salud pública, situación que se agrava con la temporada de lluvias, por lo que es importe el que los gobiernos tomen las medidas preventivas para evitar los contagios.

Y es que en México el aumento de contagios ya es alarmante por ser más de 18 mil, además el dengue está desengrando al Continente con cifras tan altas donde en el 2023 se presentaron 4.1 millones de contagios y 2.049 muertes, de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Según información de la OPS son cerca de 500 millones de personas en América que están actualmente en riesgo de contraer dengue. Son 4 serotipos de dengue (DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DEN-V 4) circulan a lo largo del Continente y en algunos casos circulan simultáneamente.

Además los brotes se encuentran activos en 15 países como Argentina, que se enfrenta a la crisis más letal de su historia y los récord de casos en Bolivia o Brasil.

Cabe destacar que detrás de la emergencia sanitaria se encuentra el aedes aegypti, mosquito muy hábil para que se adapte al ser humano. El pequeño insecto vive en el agua estancada, de preferencia limpia y forma sus criaderos en pozos, macetas o recipientes en los que se queda el agua luego del riego o la lluvia.

Debes saber que el mosquito que se puede reconocer por sus patas blanquinegras, generalmente se ensaña con los adultos mayores y en especial con los niños, casi el 50% de los enfermos de las picaduras tiene menos de 18 años.

mosquito

Debido al cambio climático y el aumento de las temperaturas provoca que cada vez el insecto de adapte más y mejor a nuevos lugares.

El pequeño aedes transmite los llamados arbovirus, el dengue, el zika y la chikungunya. Países como Brasil en lo que va del año ya tiene más de 530.000 casos con 90 personas muertas, los peores datos en 40 años, por lo que probaron una vacuna en la sanidad pública.

Países como Honduras o Colombia están apostando por evitar la picadura con la enfermedad, con el método wolbachia, que consiste en liberar aedes modificados con la bacteria wolbachia, incapaces de transmitir el dengue, para que se reproduzca con la población local y termine por reemplazarla.

Dicha práctica a largo plazo permitió declarar a Australia libre del dengue y también bajar la incidencia a un 77% en Indonesia.

Según el boletín del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud (SSA), estos son los casos de dengue en México hasta el 24 de junio (semana 24):

sistema nacional
Imagen OPS.

Casos de dengue sin datos de alarma: 701 en la semana y 8 mil 679 en lo que va del año.

Casos de dengue con datos de alarma: 536 en la semana y 7 mil 790 en lo que va del año.

Casos de dengue severo: 37 en la semana 24 y 547 en lo que va del año.

Para evitar el dengue.

Eliminar los criaderos es importante fomentar la limpieza y vaciando los recipientes que acumulan agua, como son las llantas, tambos, baldes y macetas donde el mosquito aedes aegypti se puede reproducir.

También es recomendable mantener tapados todos los recipientes donde se acumule agua para el uso doméstico.

Muy importante que mantengan tanques de agua tapados o cubrir de forma adecuada los tanques de agua y cisternas para impedir que los mosquitos depositen sus huevos.

tanques de agua
Imagen OPS

Se tienen que instalar mosquiteros en puertas y ventanas, además de usarlos sobre las camas en especial en las habitaciones donde duermen personas vulnerables como niños y ancianos.

Uso de los repelentes en las partes del cuerpo que se encuentran expuestas, además se deben seguir las indicaciones del producto en lo referente a la frecuencia y forma de aplicar.

Es recomendable que se use ropa de manga larga y pantalones largos, en especial durante el amanecer y el atardecer, momentos en que los mosquitos son más activos.

Tenemos que contar con una educación sobre el dengue conocer la información, además de educar a otros miembros de la comunidad de las medidas de prevención y los síntomas del dengue para hacer más fácil una respuesta ante los posibles casos.

La presencia de los casos de dengue en México está dado por las condiciones sociales y económicas que al paso de los años han cambiado, tales como el crecimiento de las zonas urbanas y costeras.

Además del desarrollo de puertos industriales, con el consecuente incremento de los grupos poblacionales en zonas propicias de desarrollo del vector; el aumento de artículos manufacturados, en su mayoría desechables como: botellas, frascos, llantas, latas, etc., que son lugares donde se da la rápida reproducción del insecto.

Hay que destacar que en tres décadas, la producción de botellas desechables creció 4.4 veces y 6.2 veces las llantas, es por esto que se considera que el dengue se ha agravado debido a la ausencia de políticas ambientales.

Es tal la magnitud del problema que cuentan con notificación epidemiológica a fin de realizar una vigilancia y control de la enfermedad. Sin embargo el cuadro clínico frecuentemente se confunde con otras infecciones virales y para detectarlo se necesita de una prueba de laboratorio.

Muchos sectores de la población piensan que el cuadro clásico de dengue es automedicable y por tanto no amerita de la atención médica y se puede manejar en casa, y es conocida como «trancazo», «quebradora» o «quebrantahuesos».

Por todo esto es que en México hay un subregistro de la enfermedad. Se sabe que la notificación de los casos obliga a instrumentar medidas de detección, para controlar la transmisión.

En décadas anteriores se instrumentó un programa sanitario con movilización de personal técnico, que verificaba las descacharrización a fin de eliminar los reservorios del mosquito.

Es más se llegaba a aplicar larvicida en los domicilios para liberarlos de los criaderos, lo que reducía al mínimo la participación de la comunidad, dejando la responsabilidad de la higiene de la vivienda al sector salud.

La comunidad actualmente no considera una necesidad apremiante el control al vector y por consecuencia al dengue, porque le da da una mayor importancia a otras necesidades y padecimientos como los crónicos-degenerativos.

También por muchos años la enfermería de la salud pública desarrollo actividades de educación para la salud en el tema de la erradicación de los reservorios y la aplicación de mosquiteros en las viviendas, proporcionando información sobre los datos del padecimientos en las comunidades y las familias.

enfermeria
Imagen OPS.

Pero desafortunadamente en la actualidad esto ya no pasa. Sin embargo el aumento de casos se vuelve apremiante retomar estas acciones, además de la capacitación y actualización del personal de salud, tanto en el manejo de datos clínicos, pruebas de laboratorio y notificación.

Se requiere de promover la participación de la comunidad como una estrategia de control en la localidades de riesgo y en la realización de campañas de limpieza y descacharrización de viviendas.

En la actualidad solo se cuenta con la Guía para la participación comunitaria para la prevención y control del dengue, que se denomina Guía-patio-limpio, por parte de la Secretaría de Salud, que es de fácil acceso para la población.

Los síntomas del dengue.

Por lo general los síntomas de la enfermedad aparecen entre el 4 y 10 día después de ser picado por el mosquito infectado y pueden incluir:

  • Fiebre alta repentina; esta a menudo es superior a los 40°C.
  • Dolor de cabeza intenso por lo general localizado detrás de los ojos.
  • Otro es el dolor en las articulaciones y músculos al que se le conoce como «fiebre rompehuesos».
  • La erupción cutánea esta puede aparecer 2-5 días después del inicio de la fiebre.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor abdominal.
  • Fatiga y debilidad intensa.
  • Sangrado leve esto se puede presentar en zonas como las encías o nariz y aparición de hematomas con facilidad.

Para los casos severos que se conocen como dengue grave o dengue hemorrágico se puede presentar:

  • Dolor abdominal severo y continuo.
  • Vómitos persistentes.
  • Hemorragias como sangrado por la nariz o las encías, vómito con sangre o heces negras.
  • Dificultad para respirar.
  • Fatiga extrema y agitación.

La presencia de alguno de estos síntomas en especial si se agrava es importante buscar la atención médica de forma inmediata.

Imagen portada Pixabay

Te puede interesar:

Aumenta 273% los casos de dengue en el estado de Puebla

Llama Puebla a reforzar prevención de la Hepatitis B y C

Integrarán Comandos Municipales de Salud para prevenir dengue en Puebla

ÚLTIMOS ARTÍCULOS