Una noche con Alejandro Meneses… Letras, música y anécdotas

“Una noche con Alejandro Meneses. Letras, música y anécdotas”, es la reunión de amistades, talleristas y lectores a realizarse este sábado 23 de julio para celebrar la vida y obra del escritor poblano-tlaxcalteca.

La celebración será en la librería y cafetería Profética, a las 19:00 horas, para reunir las letras publicadas en libros y canciones del autor de “Ángela y los ciegos”, “Tan lejos tan cerca” y “Días extraños”, además de artículos publicados en diarios, suplementos culturales y revistas.

Participarán las escritoras y amigas por muchos años, de Alejandro, Judith Castañeda y Beatriz Meyer. La primera presentará un video con la obra del escritor que falleció el 2 de julio del 2005, a los 45 años de edad.

También hablarán de Meneses el poeta y periodista Mariano Morales así como Juan Polanco y Patricia Suárez, melómanos, lectores y amigos del protagonista de la noche.

Parte especial del evento, será la intervención musical de los guitarristas Chucho Romero y Luis Benítez, quienes hicieron composiciones dedicadas a Alejandro, a quien los unió las letras y la música.

Además, un amigo y “mentor literario”, como él lo considera y que ha musicalizado letras de Meneses, es Carlos Arellano, canta autor que ha publicado algunos de esos temas en sus distintas producciones como “El baile de las cosas” y “Velas”, esta última recientemente publicada.

Arellano cerrará la velada entre las y los seguidores de Meneses de quien la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) creó una colección de publicaciones bajo su nombre, con la intención de promover a las y los escritores jóvenes de Puebla.

La invitación está hecha para el público en general este sábado 23 de julio, a las 19:00 horas, en la cafetería y librería Profética, ubicada en 3 sur 701, en el Centro Histórico de nuestra ciudad de Puebla.

Se seguirán medidas de seguridad sanitarias.

Artículo anteriorPresenta Riestra punto de acuerdo para que IMSS brinde mantenimiento a hospitales
Artículo siguienteMundo Tlatlehui, le copia a Tony Gali